Así se hizo ‘Blue & Malone. Casos imposibles’, cortometraje de animación nominado al Goya

El cortometraje ‘Blue & Malone. Casos Imposibles’ es uno de los seleccionados para alzarse con el Premio Goya a Mejor Cortometraje de Animación en la 35ª edición de los premios del cine español.

Mientras llega la fecha mágica del 6 de marzo, día en que se celebrará la ceremonia de entrega, parte del equipo de ‘Blue & Malone. Casos Imposibles’, dirigido por Abraham López Guerrero y producido por ESDIP Animation Studio, El Viaje Imposible PC, Salon Indien Films y Wise Blue Studios, comenta con Audiovisual451 cómo se hizo la pieza que mezcla animación e imagen real.

‘Blue & Malone. Casos Imposibles’ cuenta con el apoyo de Comunidad de Madrid, ICAA y Movistar+.

La historia

Los espectadores verán de nuevo a Berta (Aura Garrido), la misma niña de la primera aventura, pero veinte años después. Berta es ahora una periodista agobiada por las responsabilidades del mundo adulto que vuelve al teatro que visitaba con su abuela siendo niña. Berta acude al patio de butacas la noche antes de que derriben el edificio. Lo que no sabe es que dos detectives, sus amigos imaginarios de la infancia ya olvidados, Mortando Malone y Big Blue Cat, le van a ayudar a resolver un caso imposible: recuperar sus ganas de soñar a través de un “desadultizador”, un botón mágico que muchas personas querrían pulsar para volver a ver el mundo con los ojos de un niño.

Una preparación milimetrada

‘Blue & Malone. Casos Imposibles’ combina en un mismo plano personajes de animación con Aura Garrido, la actriz conocida por sus papeles en ‘El Ministerio del Tiempo’ o ‘Stockholm’. Y esta ha sido la principal complicación a la que se ha enfrentado el equipo técnico del cortometraje. Como comenta Manuel Carbajo, director de producción, “combinar imagen real y animación en un cortometraje no se ha hecho tantas veces, es algo que se aplica más a largometrajes. Además, buscábamos un acabado de los planos muy cinematográfico.”

A pesar de que algunos expertos les aseguraban que jamás conseguirían sus objetivos, “con tesón, voluntad y trabajo duro, todo salió adelante” indica Carbajo. Una de las claves para que las secuencias cuadraran ha estado en la previsualización de todo el cortometraje por ordenador, “como si fuera una primera versión. Esto nos ayudó muchísimo a entendernos con el equipo de imagen real, incluso facilitó que Aura Garrido se metiera en situación cuando rodamos nueve días en el Teatro Diéguez de Colmenar de Oreja.”

Blue & Malone rodaje

Según añade Emilio Luján, productor ejecutivo desde ESDIP Animation Studio, “teníamos todos los planos, con sus encuadres, con sus movimientos, con la acción de Aura, todo, todo. Pudimos hacerlo porque los compromisos de Aura obligaron a retrasar el rodaje. Eso nos dio un tiempo extra de preparación que nos permitió resolver el rodaje en una semana. Creo que llegamos a rodar 20 planos diarios.”

Además de la previsualización, el equipo fabricó unos muñecos a escala 1:1 para que Aura Garrido pudiera ensayar la escena con ellos y conectar con ellos, por ejemplo, dirigir las miradas de la manera más exacta posible, algo que era muy importante. “Como el personaje de Gato es enorme, recreamos sólo la cabeza, pero en el caso del perro Mortando lo fabricamos entero” desvela Carbajo.

Para el rodaje en imagen real, ‘Blue & Malone. Casos imposibles’ contó con Salon Indien Films de Pablo de la Chica, quien asegura que el proceso fue “un reto y un aprendizaje continuo.” La producción se completó con otro día de rodaje en exteriores en la Plaza de Ópera de Madrid y con una sesión en un estudio de chroma. Jorge Medina, supervisor de CGI y VFX, detalla que para la integración de personajes colaboraron con MR Factory, compañía madrileña que cuenta con sets de rodaje 3D, tracking de cámaras en tiempo real, realización virtual, etc. “Al estilo de cómo se ha rodado ‘The Mandalorian’, la serie de Disney+” comenta Medina. Para Emilio Luján, “lo que MR Factory nos aportó es impagable. Tienen un plató de 500 metros cuadrados en el que podíamos grabar a Aura y ver la integración con nuestros escenarios en tiempo real.”

‘Blue & Malone’ habla de la fuerza de la infancia, del paso a la madurez, de reconectar con la imaginación y los sueños.
La animación 3D y los efectos visuales

Para la animación, ‘Blue & Malone. Casos Imposibles’ contó con un equipo de unas 150 personas. Carbajo asegura que “uno de los retos de la producción fue la coordinación de más de 30 animadores que llegaron a trabajar de manera simultánea, y no todos estaban juntos, trabajamos mucho en remoto. Incluso algunos estaban en otro país ¡o en otro continente! Por eso, era importante coordinarse, gracias a herramientas como Shotgun lo logramos, también ampliamos el equipo de producción hasta ser cuatro personas para seguir el día a día. Entre Raquel Nieto, la line producer, y yo, como director de producción, estábamos pendientes de todo.”

*Atención, curiosidad: “Originalmente, Gato no hablaba. Fue José Luis García, el actor que le da voz, quien propuso que sí hablara, pero solo una palabra. Nos pareció muy buena idea, así que grabó todas las voces diciendo “blue”. En mil tonos y de mil maneras distintas. Luego procesamos esos audios para que sonaran los rugidos que oís en la película” desvela Emilio Luján.

Blue and Malone animacion

Los personajes de Gato, que es pelo en un 85 por ciento, y Mortando están generados por ordenador. “Hemos utilizado técnicas de generación de pelo y su simulación, así como simulación de ropa. Queríamos cuidar especialmente el apartado de la iluminación 3D acercándonos lo máximo posible a la iluminación real en el set de rodaje para lo cual utilizamos técnicas de HDRI para una mejor integración de 3D en la imagen real” añade Medina. La expresividad de los ojos es otro aspectos que se ha ciudado mucho.

Para los efectos visuales de ‘Blue & Malone. Casos Imposibles’, la producción intentó utilizar “las últimas técnicas que hay en el mercado, desde escáneres 3D, complejos de sets reales como fue el del propio set de rodaje, el Teatro Diéguez en Colmenar de Oreja construido a mediados del siglo XIX, tracking de cámaras que es la digitalización de movimiento de cámaras reales en cámaras virtuales 3D, fotogrametrías de diferentes objetos de atrezzo, etc.”

El supervisor de CGI y VFX también comenta que “hubo ciertas dificultades en cuanto a la cantidad de material a procesar en las granjas de render, pero en el terreno de los VFX, lo más complicado podrían ser transiciones de escenarios reales a escenarios 3D y ciertos planos que incluían fusionar escenario real con parte generada en 3D. Y cómo no, toda la parte técnica de simulación en 3D en todos los planos que incluyen a los personajes, que por otro lado, no hubiera sido posible sin la dedicación de todo el equipo. Lo cierto es que durante la producción de este corto nada ha sido fácil. Este corto no tiene nada que envidiar a muchas producciones cinematográficas con más medios y presupuesto y creo que el resultado es bastante notable.”

Aura Garrido
Aura Garrido en el photocall del cortometraje de animación ‘Blue & Malone: Casos imposibles’.
Un paso adelante

ESDIP Animation Studio es la productora que nace de la escuela de arte ESDIP, de ahí que en torno al 30 por ciento del equipo han sido alumnos o antiguos alumnos de ESDIP, “para ellos ha sido también una gran oportunidad de aprendizaje. Para nosotros, ha sido viento fresco, es importante estar cerca del talento emergente” comenta Carbajo.

Para Emilio Luján, ‘Blue & Malone’ ha sido “la puesta de largo” de ESDIP Animation Studio. “Es un paso adelante lógico que hay que dar cuando ya te sientes demasiado cómodo en un sitio. Empieza a apetecerte crecer, hacer cosas arriesgadas, sentir ese estrés que no te deja dormir bien… ya me entendéis. Notas que quieres hacer cosas un poco más grandes y necesitas preparar el terreno para hacerlo. Y a ser posible, para hacerlo sin descalabrarte” añade Luján.

Un universo más grande

Con 10 premios internacionales y más de 50 selecciones en festivales de cine y animación de todo el mundo, ‘Blue & Malone. Casos Imposibles’ ya cuenta con el proyecto de serie ‘Los Casos Imposibles de Blue & Malone’ y el guion del largometraje ‘El Viaje Imposible’, escrito por Fabrice Ziolkowsky (‘El secreto de Kells’), dos producciones desarrolladas dentro de un universo de nuevos personajes y escenarios que ha salido de la cabeza de Abraham López Guerrero.

blue y malone

-Publicidad-