Carmen Córdoba debuta con ‘Roberto’, cortometraje de animación preseleccionado para los Goya

‘Roberto’, la opera prima de Carmen Córdoba, es uno de los diez cortometrajes de animación preseleccionados para los Goya 2021. Será el próximo 11 de enero cuando sepa si pasa o no a la lista de nominados.

Lo consiga o no, para la alumna de PepeSchoolLand el viaje que está siendo ‘Roberto’ ya es todo un premio. El cortometraje de nueve minutos ha sido su proyecto soñado, una terapia personal y una auténtica lección de producción de animación. Córdoba firma el guion, hace la producción y se encarga de dirigirlo. ‘Roberto’ cuenta con el apoyo de la Consejería de Cultura y Turismo de Comunidad de Madrid y con financiación del ICAA.

Roberto cortometraje
Fotograma de ‘Roberto’.

‘Roberto’, que se estrenó el pasado 24 de agosto en el Festival de Astorga y está siendo distribuido por Shorts Distribution, acumula más de 30 premios y más de 75 selecciones en festivales nacionales e internacionales, incluidos Spark Animation (Canadá) y Foyle Film Festival (Reino Unido), certámenesque califican para los premios Oscar de Hollywood.

Sinopsis de ‘Roberto’

15 años han pasado y Roberto sigue enamorado de su vecina, aunque ella prefiere esconderse avergonzada de su cuerpo. Con su arte y una vieja cuerda de tender como única forma de comunicación, Roberto tiene un plan para conseguir que su amada se enfrente a sus monstruos de una vez por todas.

En entrevista con Audiovisual451, Carmen Córdoba, artífice de ‘Roberto’, comenta el origen de la obra que recibió el Premio del Público al mejor corto nacional de Animación en Weird 2020.

Audiovisual451: Carmen, ¿cuál es el origen de ‘Roberto’?

Carmen Córdoba: “Hace unos diez años, cuando yo tenía veintipocos años, surgió en mi la idea de ‘Roberto’, en un principio muy distinta al resultado final. Yo acudía regularmente a un hospital de Madrid para un tratamiento y veía a menudo a un chico que llamaba la atención porque era enorme y se podía notar que estaba siguiendo alguna medicación, seguramente calmantes. Recuerdo que, cuando él entraba en la sala, todos le mirábamos, incluso con cierto recelo. Al cabo de los días me di cuenta de que le conocía, era el hermano mayor de mi mejor amiga de la infancia. Era una persona muy bondadosa y yo sabía que había tenido una vida muy dura.

Esta situación me hizo en la típica frase de “la belleza está en el interior”, algo me hizo clic y durante un tiempo ‘Roberto’ se centraba en un personaje protagonista que era un chico gordito y desnudo.”

A451: Siendo ingeniera informática, ¿cómo te pasas a la animación?

Carmen CórdobaC.C.: “Desde pequeña me ha encantado la animación, pero inicialmente estudié Ingeniería Informática. En paralelo, escribía cómics, la narrativa siempre me ha gustado, escribí el cómic de ‘Roberto’ pero no lo presenté nunca porque tenía claro que algún día se convertiría en cortometraje de animación. Hice un curso de animación 3D en CICE los fines de semana, me di cuenta de lo que conlleva un cortometraje y definitivamente dejé todo y entré en PepeSchoolLand para aprender más animación y hacer ‘Roberto’.

Daniel Martínez Lara, el director de PepeSchoolLand, me ofreció quedarme en la escuela una vez terminé el curso y he de decir que ha sido muy importante para hacer realidad ‘Roberto’, él me ayudó con el guion y la historia, me ayudó a encontrar la idea del pintor.”

A451: ¿Te has encargado tú misma del guion?

C.C.: “El cortometraje incluye vivencias personales mías, hacer ‘Roberto’ ha sido un proceso para mi, no puedo dar detalles porque haría un spoiler enorme sobre el giro final. Pero insisto en lo importante que ha sido para mi tratar esta vivencia personal en el cortometraje y de una manera muy determinada que no suele ser la habitual.”

A451: ‘Roberto’ es tu primera obra y, como suele suceder, te ha llevado un tiempo, ¿no es así?

C.C.: “En este 2020 se han cumplido siete años de que decidí dejar el trabajo, terminé el curso en PepeSchoolLand y empecé a dedicarme cien por cien al cortometraje. No tenía financiación y opté por una producción colaborativa, lo que ralentizó el proceso, podría decirse que perdí dos años. La animación requiere mucha dedicación y las personas que estaban participando sólo podían trabajar en ‘Roberto’ en sus ratos libres. Finalmente, pude meter dinero y en un año y medio hemos tenido listo el corto, ha sido un año y medio real en cuanto a producción. Al ser mi primer proyecto verás que he pecado y he cometido muchos errores, a la vez he aprendido mucho. PepeSchoolLand ha sido fundamental también para montar el equipo, un 80 por ciento de las personas que han participado han estudiado en la escuela.”

A451: Háblamos sobre la técnica de animación y las herramientas que habéis utilizado.

C.C.: “Hemos realizado ‘Roberto’ en software libre, en Blender. Técnicamente ha sido un desafío porque en plena producción Blender publicó una actualización y decidimos acogernos a ella porque merecía la pena porque pulverizamos los tiempo de render. Yo misma en mi casa he renderizado ‘Roberto’ al completo a medida que íbamos cerrando planos. La parte de animación 2D estaba integrada con Grease Pencil y eso también nos empujó a decidirnos a cambiarnos a la nueva versión de Blender.”

“Quizá el render ha sido el reto tecnológico más grande.”

A451: ¿Cuáles han sido los principales retos de ‘Roberto’?

C.C.: “Para mi el objetivo de ‘Roberto’ es la historia. Así que todo ha estado al servicio de la historia. Por ejemplo, en el diseño de personajes busqué ojos de botón con textura plana que no exigiera una animación compleja. Lo mismo pasa con la propia animación, puede definirse de contenida, muy centrada en las miradas y en las emociones. Quizá el render ha sido el reto tecnológico más grande, desde el principio quería una estética más pictórica pero me costaba encontrar a una persona que manejara el render en Blender. Así que, el primer tráiler salió con un 3D tradicional, prácticamente había renunciado a mis aspiraciones, pero a última hora conocí a un estudiante de PepeSchoolLand ideal para el render en Blender. En cuanto le hablé del corto se embarcó y pasó unos cuatro meses haciendo I+D para conseguir el look que yo quería. Creo que el resultado ha sido buenísimo.”

A451: ‘Roberto’ lleva acumulados 28 premios y más de 70 selecciones en festivales nacionales e internacionales. ¿Cómo está siendo la participación en certámenes en un año de pandemia, sin apenas eventos físicos?

C.C.: “He sido madre de mellizos hace menos de dos años y probablemente esté agradeciendo la ausencia de festivales físicos [risas]. Dicho esto, estamos muy agradecidos a los festivales por el esfuerzo que están haciendo para celebrar sus ediciones este año de manera virtual y también para celebrar sus ediciones físicas con todas las medidas de seguridad. Recuerdo que, cuando terminamos el corto, hablé con mi distribuidor, Ismael Martín de Shorts Distribution, porque no sabía muy bien a dónde podríamos presentarlo.

Es cierto que probablemente ‘Roberto’ esté siendo visto por más personas a través de las plataformas virtuales de los festivales, pero a la vez nos falta ese contacto con el público, nos llegan los premios, lo cual es alucinante, y eso es un reflejo de que el corto está gustando. Pero no podemos ver la reacción del público in situ y charlar con los espectadores, he podido ir a muy pocos festivales, todas las impresiones están siendo muy positivas. Estamos comprobando que la historia está llegando como queríamos y que además se entiende, que era una de nuestras preocupaciones.

Bueno, de hecho, hace poco que hemos hecho un visionado online de la versión definitiva con todos los miembros del equipo. Estábamos esperando a hacerlo todos juntos en una sala pero ante la imposibilidad lo hemos hecho virtualmente.”

Roberto
Fotograma de ‘Roberto’.

A451: ¿Qué supondría para ti ser candidata al Goya?

C.C.: “Es un año buenísimo en cuanto a cortometrajes de animación. Sería un honor y un lujo llegar a la nominación con otros profesionales y títulos de nivel. A nivel personal, me encantaría estar nominada por el equipo, siento cierta responsabilidad con ellos porque todo lo que han dado, sería una especie de compensación. Y por otro lado, ‘Roberto’ ganaría muchísima visibilidad y es lo más importante, estar nominado te permite llegar a un público más amplio y ese es nuestro principal objetivo.”

“Estoy preparando otro cortometraje en animación 2D, estoy trabajando en el desarrollo visual, tengo el guion prácticamente cerrado, es una historia sobre la maternidad, la vida y la muerte.”

A451: ¿En qué estás trabajando ahora?

C.C.: “Además de seguir de cerca la distribución de ‘Roberto’, estoy preparando otro cortometraje en animación 2D, estoy trabajando en el desarrollo visual, tengo el guion prácticamente cerrado, es una historia sobre la maternidad, la vida y la muerte. El objetivo es llegar a tiempo para presentarlo a Next Lab.”

A451: ¿Qué te gustaría que mejorara en la industria española de la animación?

C.C.: “Por un lado, me gustaría que el público nos viera de una manera más amplia, en el sentido de que muchas personas piensan que la animación es un género y que además está reservado al público infantil. Creo que la industria también tiene la responsabilidad de producir títulos que se salgan de estos “carteles”, ya hay ejemplos, mira ‘Josep’, no es precisamente para los más pequeños.

Por otro lado, me encantaría que la industria española de la animación fuera ganando solidez. Eso permitiría que los profesionales pudiéramos desarrollar nuestra carrera en España, sin tener que viajar y establecernos allí donde haya un proyecto y un puesto de trabajo para nosotros. Quizá para una persona que veintitantos que está empezando sí sea atractivo cambiar de ciudad o de país, pero, por ejemplo, en mi caso busco estabilidad, ya tengo una familia.

Y cómo no, encontrar financiación es complicadísimo, yo he conseguido subvenciones y he de decir que no ha sido un camino sencillo, lo mejor es contar con un productor que sepa a qué puertas llamar.”

-Publicidad-