Cinesa se reinventa para seguir ofreciendo sus salas de cine a los espectadores

La anulación de los grandes estrenos cinematográficos previstos para el último trimestre de este 2020 ha llevado a Cinesa a apostar por iniciativas que proporcionen a los espectadores nuevas fórmulas de consumo cinematográfico. En este sentido, la compañía líder en exhibición cinematográfica en España, con casi 500 pantallas, ha lanzado en las últimas semanas diversos servicios que suponen una reinvención de la experiencia en cine, tanto en lo que se refiere a la tipología de contenidos ofrecidos como a la forma en la que se disfruta de ellos.

Una de estas iniciativas es la apuesta por la programación de ciclos temáticos, con películas muy aclamadas en el momento de su estreno y con las que Cinesa quiere complementar su cartelera para satisfacer los gustos de todos sus espectadores. Así, la compañía tiene actualmente en marcha seis ciclos temáticos: Supermartes Marvel, Musicales Cinesa, Ciclo familiar, Comedia española, Terror y Zombies. Además, Cinesa escucha a sus clientes y lanza en diciembre un nuevo pack especialmente solicitado en sus redes sociales… Dedicado a los fans más incondicionales de Harry Potter, llega a las pantallas de algunos cines Cinesa en Madrid y Barcelona el Ciclo Harry Potter, con todas las películas de la famosa saga mágica.

cinesa

Otra de las novedades de la compañía ha sido el lanzamiento del “Pack Reservado”, un servicio que permite que clientes particulares reserven una sala en exclusiva para celebrar un cumpleaños, una reunión familiar o de amigos o cualquier otro tipo de evento privado, con la posibilidad de customizar el encuentro. La reserva del espacio, disponible tanto para salas del circuito Cinesa como salas LUXE, incluye la proyección de una película del catálogo de la compañía, la entrada y un menú de palomitas y bebida por asistente hasta 20 personas, ampliable según petición.

Además, la compañía ha extendido recientemente este servicio haciendo posible la celebración de eventos más allá del cine, como organizar una tarde de gaming entre amigos. De esta forma, los clientes pueden alquilar las salas de Cinesa para competir en el videojuego que elijan en una experiencia exclusiva de la mejor calidad: pantalla XXL, máxima nitidez en la imagen y sonido envolvente.

A todo esto se añade la puesta en marcha de la propia plataforma Ecommerce de la exhibidora, una página web a través de la que sus clientes pueden adquirir cupones a precios reducidos. Comprando a través de este servicio (http://shop.cinesa.es/), los clientes reciben un código que pueden canjear después por entradas de cine, escogiendo la sala, la película y la sesión que prefieran.

Reinvención también en sus eventos para empresas

Además de acoger las habituales proyecciones cinematográficas, las salas de Cinesa han sido durante mucho tiempo el lugar escogido por empresas de ámbitos muy distintos para la realización de sus eventos corporativos: desde pases privados para clientes VIP o empleados, presentaciones o congresos, hasta convenciones internas, cursos de formación e incluso ruedas de prensa.

La nueva realidad derivada de la situación de alerta sanitaria en la que estamos inmersos ha llevado a la compañía a reinventarse también en este aspecto, adaptando sus instalaciones no solo en materia de seguridad sino también en lo que se refiere a modalidad de evento. Las instalaciones de la compañía pueden ser de mucha utilidad para aquellas empresas que habitualmente llevaban a cabo sus encuentros en espacios más pequeños, como es el caso por ejemplo de una escuela o universidad. En este sentido, Cinesa ha adaptado sus servicios para ofrecerles apoyo y cubrir las necesidades de espacio que presenta esta nueva situación, asegurando siempre la distancia requerida para proteger la seguridad de los asistentes.

La compañía ha tenido en cuenta también las dificultades de desplazamiento actuales, que inciden directamente en el nivel de asistencia a este tipo de encuentros corporativos. Para ello, Cinesa ha abierto sus salas al mundo del streaming para que personas ubicadas en espacios distintos puedan seguir el evento que tiene lugar en el cine, algo que es especialmente útil sobre todo para empresas con sede en varias ciudades o países.

Además, Cinesa ha adaptado también sus servicios complementarios a las nuevas necesidades. Un ejemplo de ellos es el nuevo “picnic en sala”, un pack de comida y bebida que sustituye al tradicional catering tipo buffet y garantiza que los asistentes a un evento o convención puedan tomar algo de la forma más segura.

Desde que empezara a retomar la actividad de sus cines a principios de junio, Cinesa implementó todas las medidas necesarias para garantizar la creación de un entorno completamente seguro en todos y cada uno de sus complejos cinematográficos, siempre siguiendo las indicaciones del Ministerio de Sanidad. Estas medidas incluyen la aplicación de protocolos para asegurar la distancia social, como la restricción del aforo de cada sesión y la garantía de butacas libres entre espectadores, la aplicación de medidas que favorecen un circuito con el mínimo contacto y el refuerzo de los sistemas de limpieza, más intensos y frecuentes.

En cuestiones de programación y horarios, las sesiones se redistribuyeron con el fin de evitar coincidencias de flujos de entrada y salida de espectadores, favoreciendo de esta forma la distancia social en zonas comunes. En lo que se refiere a la zona de bar, los productos habituales – palomitas de maíz, bebidas… – se complementaron con una gama de artículos preenvasados. Cinesa en todo momento cumple además con las normativas estatales y autonómicas, por lo que la venta y consumo de productos de alimentación ha sido anulada en algunos cines.

cinesa luxe sala

En lo que se refiere al pago, se animó a todos los clientes a minimizar el contacto en el proceso, tanto en la compra de entradas como de productos de restauración, favoreciendo la compra online y el uso de contactless. Incluso los productos de bar son comprables online, lo cual es algo innovador en el mercado español de la exhibición cinematográfica.

Estas medidas se han ido revisando siempre en cumplimiento de las normativas generales y autonómicas dictaminadas por las autoridades competentes, adaptándolas para que se ajustaran 100% a la realidad de cada momento en cada zona donde la compañía tiene presencia.

La implantación de todas y cada una de estas medidas ha hecho posible que hasta el momento no se haya detectado ningún brote en ninguna de las instalaciones de la exhibidora. De hecho, en esta misma línea y tal y como demuestran los datos presentados recientemente por el Ministerio de Sanidad, en los cines no se habría producido ningún brote en los cuatro meses que lleva abierto el sector al público, lo que demuestra la seguridad de las salas cinematográficas y minimiza la probabilidad de contagio en estos espacios.

Según los datos presentados recientemente por el Ministerio de Sanidad desglosando la incidencia del Covid-19 por sectores, en las actividades culturales solo se ha producido un brote de los 8.488 detectados y no se tiene constancia que ese brote se haya producido en una sala cine, por tanto, en los cines no se habría producido ningún brote tras más de cuatro meses que lleva el sector abierto al público.

Según dicho informe, la incidencia del Covid-19 en las actividades culturales es marginal, habiéndose producido tan solo un 0,01% de los brotes en espacios culturales, lo que supone que se han producido menos casos y brotes que en todos los demás ámbitos sociales como la hostelería, actividades deportivas, ocio nocturno, etc.

'Vengadores: Infinity War'
‘Vengadores: Infinity War’

La nula incidencia del Covid-19 en los cines, según los datos de Sanidad, ha demostrado la seguridad de las salas gracias, principalmente, a dos puntos. Por un lado, la propia naturaleza de la actividad de ir a un cine supone de por si una baja interacción social ya que es una actividad que se realiza mayoritariamente con personas convivientes sin entablar necesariamente relación con otros individuos. Además, es una actividad que se realiza en silencio, limitando la emisión de aerosoles. Por otro lado, la implantación de un estricto protocolo de seguridad con medidas ya conocidas como la obligatoriedad del uso de la mascarilla, salvo en los momentos puntuales de ingesta de alimentos, la separación de los espectadores, dispensadores de gel hidroalcohólico a disposición del público y los trabajadores y el incremento de la frecuencia de limpieza entre otros.

Junto a estas medidas, los óptimos sistemas de ventilación y renovación de aire de las salas de cine han jugado un papel fundamental a la hora de minimizar el riesgo. La suma de todas las actuaciones llevadas a cabo para incrementar la seguridad en los cines (volumen de ventilación, mascarilla, distancia social en la sala y la desinfección de las butacas después de la sesión) hace que la probabilidad de contagio en una sala de cine sea mínima, sin apenas variación por retirar la mascarilla de forma puntual y limitada para comer y beber en la sala, tal y como avalan los resultados de incidencia del Covid-19 del Ministerio de Sanidad.

 

-Publicidad-