El irresistible e infinito atractivo de los “bikini shows” para las televisiones de todo el mundo

Justo después de Semana Santa y en el inicio del segundo trimestre de 2021, Atresmedia lanzaba ‘Love Island’ (Boomerang TV), un “nuevo” formato que mezcla el reality con el dating show y que presenta elementos muy similares a ‘La isla de las tentaciones’ (Cuarzo Producciones).

La nueva apuesta de Atresmedia para atraer al público joven recoge el testigo del programa de Telecinco, cuya tercera edición terminó con el mes de marzo y presentó unos datos de audiencia en directo envidiables: la más vista hasta el momento con una media de 3,1 millones de espectadores y una cuota media de pantalla del 26,5 por ciento. Sin pasar por alto el gran calado entre el público de 16 a 34 años: 51,1 por ciento de share.

too hot to handle
‘Too Hot to Handle’, original de Netflix, se ha titulado ‘Jugando con fuego’ en España.

Un éxito global

Con esos datos en España y teniendo en cuenta la trayectoria de éxito internacional de ambos formatos, Atresmedia no podía negarse a tener su propio “bikini show”, como algunas personas de la industria televisiva llaman a este tipo de programas: chicos y chicas jóvenes con buen cuerpo que se pasan el día en bañador y en busca del amor, aislados en una villa de lujo, “perseguidos” por las cámaras y, desde luego, sin recelos a la hora de someterse al escarnio público que siempre conllevan estos espectáculos televisivos. Aunque suene increíble, más de 8.000 jóvenes se presentaron al casting de la primera edición de ‘Love Island’ en España.

Por sorprendente que parezca, los dos formatos que han llegado a la televisión en abierto de España tienen casi dos décadas de existencia: ‘Tempation Island’ data de 2001, fue emitido por FOX en Estados Unidos y hoy en día cuenta con 50 temporadas producidas en 18 territorios de Europa, América y Oceanía. Banijay se ocupa de su distribución. Por su parte, ‘Love Island’ se emitió por primera vez en 2005 en ITV2 de Reino Unido y revivió en 2015. Distribuido por ITV Studios, ha sido adaptado en 20 países. Con estos datos queda claramente demostrado el potencial de negocio a largo plazo que tiene el desarrollo de formatos televisivos.

- Publicidad -

El resurgir de estos formatos y, además, de una manera tan global, podría explicarse porque son programas que apelan “al amor y a las relaciones personales”, según comenta para Audiovisual451 Javier Martínez, profesional especializado en el desarrollo de formatos con vocación internacional. “Estamos ante un idioma común, universal, el amor y las relaciones personales son lo que mueve al ser humano y lo que le lleva a vivir infinitas emociones y experiencias, sean buenas o malas. Puede parecer algo básico, pero engancha. Además, las relaciones personales pueden ir por caminos distintos, infinitos, y por eso los dating shows parecen infinitos, al igual que los reality shows.”

Porque, si uno se da una vuelta por los catálogos de las distribuidoras internacionales o echa un vistazo a la típica selección de Fresh TV Formats, pronto se dará cuenta de que el mundo de los “bikini shows” es muy amplio. Según datos que Audiovisual451 ha obtenido gracias a Teleformat, observatorio internacional de GECA sobre tendencias y formatos televisivos, existen otras propuestas como ‘Ex on the Beach’, en el que los concursantes ven cómo sus ex parejas empiezan a desembarcar en el programa; ‘Paradise Hotel’, en el que los espectadores influyan en las eliminaciones a través de las redes sociales; ‘Are You the One?’, donde el algoritmo juega un papel esencial para formar parejas; ‘Undressed’, menos multitudinario, dado que dos personas acudirán a una cita a ciegas en ropa interior; o ‘Jersey Shore’ de MTV, que hasta tuvo su adaptación española con ‘Gandía Shore’. Por su puesto, la franquicia ‘The Bachelor’ no puede obviarse, después de 25 temporadas en ABC de Estados Unidos y de haberse convertido en un fenómeno en Japón a través de Amazon Prime Video.

la isla de las tentaciones
Mónica Naranjo presentó la primera edición de ‘La isla de las tentaciones’ en Telecinco.

Entre los lanzamientos más recientes se encuentran dos formatos originales de Netflix a los que se sumará próximamente ‘Amor con fianza’, un nuevo “bikini show” presentado por Mónica Naranjo (quien ya se ocupó de la primera edición de ‘La isla de las tentaciones’) y con producción de Fremantle. La plataforma ha lanzado ‘Love is Blind’, de los creadores de ‘Casados a primera vista’, y ‘Too Hot to Handle’ (‘Jugando con fuego’ en España). En éste último, producido por Talkback de Fremantle, los concursantes renunciarán a practicar sexo entre ellos y a masturbarse para llevarse el premio en metálico. Isabel Durán, profesional española experta en creación de formatos para el mercado internacional, comenta en exclusiva para este artículo: “Los creadores de ‘Too Hot to Handle’, Laura Gibson y Charlie Bennett, se inspiraron en un capítulo de la sitcom ‘Seinfield’ en el que todos los personajes hacen una apuesta para ver quién de ellos aguanta más sin sexo. Todos pierden. A partir de esta idea nace ‘Too Hot to Handle’ y en un pitch de 5 minutos escasos, cuando ni siquiera el formato estaba totalmente desarrollado, Netflix decide entrar y lo compra. Es una de las ideas que más rápido se han vendido en la historia de la televisión, y una buena demostración de lo importante que es tener desde el principio un concepto potente.” Quizá, y sólo quizá, el componente “sexo” también jugara un papel crucial para dar luz verde al show… (léase esta frase con toda su ironía).

Javier Martínez añade que “‘Too Hot to Handle’ de Netflix me ha llamado la atención porque parte de un concepto superficial y lleva a los concursantes a experimentar emociones que seguramente no han tenido antes, creo que pueden salir enriquecidos a nivel personal. Son personas que no le dan importancia al compromiso y el programa les hace ver que existe la amistad, por ejemplo, relaciones más profundas y más allá del sexo. Creo que es un interesante experimento social.”

Narrativa de ficción
Los responsables del programa de ITV2 están seguros de que este acercamiento menos purista al género del reality show ha sido una de las claves del éxito.

Además de los concursantes de buen ver, uno de los pilares de este tipo de formatos es “el empaquetado final”, como indica Gloria Saló, directora de Consultoría de Producción y Contenidos de GECA. “El entorno paradisíaco, sea en el Caribe, en Canarias o en Mallorca, y las imágenes que eso proporciona, como las playas, el agua cristalina… la música, la edición, todo está milimetrado para ser un producto escapista y adictivo” asegura Saló. A esto hay que añadir una narrativa más propia de la ficción con el objetivo de crear personajes, tramas, intrigas, giros que mantengan enganchados al espectador. Según comenta Isabel Durán, los responsables de ‘Love Island’ en el canal británico ITV2 no ocultan que intervienen de manera deliberada en el programa: “A diferencia de ‘Gran Hermano’, donde productores y guionistas hablan lo justo con los concursantes a través del confesionario, en la versión británica de ‘Love Island’ presumen de tener el mejor equipo de edición de guion de Inglaterra especializado en reality shows, ellos practican lo que se llama “perfilar” a un concursante, es decir, inducen a alguien a que haga algo contándole algo, es una intervención más bien psicológica, sutil, es un tipo de técnica que está muy bien retratada en la serie de ficción ‘Unreal’. También se conoce en el mundo anglosajón como “the hand of the producer” (la mano del productor).” Los responsables del programa de ITV2 están seguros de que este acercamiento menos purista al género del reality show ha sido una de las claves del éxito.

Rentables, a pesar de todo

La rentabilidad es una de las claves para que televisiones de todo el mundo se suban al carro de los “bikini shows”. “Yo hablaría más bien de que son formatos costosos pero no caros porque terminan siendo rentables: llenan muchas horas de programación, tienen repercusión en redes sociales, también en otros programas del canal, generan muchos GRPs de cara a los anunciantes…” comenta Javier Martínez.

En el caso de ‘Love Island’, Neox ha seguido el esquema de programación de ITV2 de hiperdistribución y multidistribución, con un programa diario de 60 minutos a las 21.00 horas de domingo a jueves, y una fuerte estrategia transmedia, incluyendo un especial cada viernes disponible sólo en ATRESplayer Premium. Isabel Durán añade que “según el director comercial de ‘Love Island’, el programa ha sido muy lucrativo para ITV porque fueron capaces de sacar productos paralelos, como un disco con las canciones que sonaban en el programa. También se podía comprar la ropa que llevaban los concursantes a través de una app; e incluso lanzaron un videojuego al estilo de ‘Los Sims’ para crear tu avatar y jugar como en el programa. El director de estrategia digital de ITV aseguró que algunos fans del programa decían que ‘Love Island’ era una religión, más allá de un programa de TV…” Hasta el punto de que el podcast que pusieron en marcha para responder a la demanda de noticias sobre el programa que ITV detectó a primera hora de la mañana en Internet se convirtió en el más escuchado de Reino Unido mientras ‘Love Island’ estaba en antena. “El equipo de contenido digital está ofreciendo información de manera constante a los productores del programa” indica Isabel Durán.

“Yo hablaría más bien de que son formatos costosos pero no caros porque terminan siendo rentables: llenan muchas horas de programación, tienen repercusión en redes sociales, también en otros programas del canal, generan muchos GRPs de cara a los anunciantes…” comenta Javier Martínez.
Love Island España 2021
Concursantes de la primera edición de ‘Love Island’ en España.

En el caso de la versión española de ‘Love Island’, Atresmedia ha desarrollado la propia app del programa para que el público influya en la evolución del concurso, lo que convierte al espectador en partícipe activo y cómplice de las historias de amor o desamor. También ha lanzado una tienda online con productos playeros y ha publicado los perfiles de los concursantes en la app de citas Tinder.

Un fenómeno entre el público joven

Tanto ‘La isla de las tentaciones’ como ‘Love Island’ han invadido las redes sociales, “y yo creo que ahí reside en buena parte su éxito entre el público joven” comenta Gloria Saló. “En las redes sociales hay, sobre todo, gente joven, todo lo que pasa en el programa se comenta constantemente en Internet, hay vídeo virales cada semana, y ese es otro de los motivos por los que la audiencia en directo es tan elevada, porque sus fans no quieren estar fuera de la conversación de lo que está pasando” añade. ‘La isla de las tentaciones’ se ha acercado a los 2,5 millones de comentarios en redes sociales, y ha sido tendencia en cada gala y debate emitidos.

Identificación y curiosidad serían los dos principales motivos por los que la audiencia joven se engancha a estos programas, según Javier Martínez.

Para Javier Martínez, los jóvenes se sienten especialmente seducidos “porque, probablemente, conectan con su propia realidad cuando ven este tipo de programas, hay un componente de identificación. Hay que pensar que ese público que ahora tiene entre 16 y 34 años tiene un concepto del amor menos romántico, más libre, más abierto, seguramente con menos compromiso. Por otro lado, otros se asomarán al programa por pura curiosidad, precisamente porque sus vidas son distintas a lo que se ve en televisión.” Los concursantes de ‘Love Island’ en España tienen una media de 26 años.

Según datos aportados por GECA, la audiencia española de estos formatos es más bien femenina pero con una presencia destacable del público masculino. “El grupo de 13 a 24 años es el de mayor aceptación, seguido por el de 25-44″ comenta Gloria Saló. Y en cuanto a los parámetros de nivel socio-económico y geográfico, todos los targets están muy igualados, “únicamente la clase social más acomodada se muestra más ajena a estos programas.”

Margen para la innovación

Ante la abundancia de dating y reality shows y teniendo en cuenta que muchas veces para el espectador medio todos los programas parecen iguales, cabe preguntarse si hay margen para la innovación en estos géneros. Tal y como dice Saló, “no está todo inventado en televisión, estoy segura de que existen elementos disruptores que se pueden añadir a estos formatos tanto a nivel tecnológico como a nivel narrativo, sólo con la entrada de las plataformas de streaming en este género o con el formato de vídeo vertical hay mucho que explorar.”

Javier Martínez: “Creo que muchos formatos desarrollados hace años saldrán del cajón y se les dará una vuelta ahora, aprovechando la transformación del sector audiovisual y tecnológico.”

Para Javier Martínez, “por supuesto que hay sitio para la innovación, piensa, por ejemplo, en la aplicación que puede tener la Inteligencia Artificial sobre los formatos televisivos. También en que la narrativa cambia cuando produces para una plataforma de streaming que va a ofrecerlo bajo demanda. Cambia la forma de consumirlo y cambia la forma en que los guionistas presentan la historia. También influye la línea editorial de estos nuevos operadores. Creo que muchos formatos desarrollados hace años saldrán del cajón y se les dará una vuelta ahora, aprovechando la transformación del sector audiovisual y tecnológico.”

Martínez pone como ejemplo ’12 Dates of Christmas’, “no se puede considerar un “bikini show” pero es una buena muestra de cómo se puede seguir innovando en los dating shows. Es un formato original de HBO Max, en éllos concursantes se van a un castillo en Austria y tienen doce citas para encontrar a una pareja que llevarán a cenar con su familia por Navidad. Además del cambio de localización y de que es temporal, dado que se estrenó por Acción de Gracias y el objetivo es la Navidad, introduce un concursante homosexual.” ’12 Dates of Christmas’ ya ha confirmado su segunda edición. Se trata de un formato que ha contado con Sam Dean (‘Love is Blind’) como showrunner de su primera temporada, a partir de un concepto de Michael Beilinson.

-Publicidad-