El juez desestima el recurso de Mediaset: la creación del holding MFE-MediaForEurope sigue paralizada

La creación de MFE-MediaForEurope, operador de televisión paneuropeo liderado por Mediaset, sigue paralizada después de que el Juzgado de lo Mercantil nº 2 de Madrid haya desestimado la solicitud de Mediaset España para levantar las medidas cautelares acordadas por el mismo órgano judicial el pasado mes de octubre.

Un año de idas y venidas

Desde junio de 2019 Mediaset Italia viene intentando adquirir su filial española para crear MFE-MediaForEurope, holding paneuropeo que tendrá sede en Holanda y en el que también entrará la alemana Prosieben Sat.1, dado que Mediaset Italia es dueña de un 24,9 por ciento.

mediaset españa
Junta extraordinaria de Mediaset España de octubre de 2019.

El grupo francés Vivendi, propietaria del 28,8 % de Mediaset Italia, presentó a los pocos meses una demanda en España con el fin de paralizar la adquisición. Y el juzgado madrileño decidió aceptar la demanda y paralizar de manera cautelar la fusión de las dos Mediaset.

El grupo italiano contraatacó el pasado mes de febrero, cuando Mediaset España celebró una junta en la que se modificaron aspectos formales en el proceso de fusión. Sin embargo, los cambios no convencieron al juez.

Según comenta en comunicado de prensa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, “en un amplio auto de 44 páginas, el juez se ratifica en su primera resolución, mantiene la suspensión y manifiesta literalmente su “perplejidad por un giro tan radical en los planteamientos de Mediaset España, quizás solo explicables por el pragmatismo del que deben hacer gala frecuentemente los empresarios en sus negocios y por el ánimo de lograr sacar adelante la fusión”.”

Y añade que el magistrado considera que la fusión de las dos Mediaset “parece apuntar a un cuadro global en el que estas modificaciones estructurales (integración de la sociedad española y la italiana para trasladar la nueva compañía a Holanda) parecen estar dirigidas simultáneamente a blindar el poder de Fininvest (accionista italiano) y a debilitar el de Vivendi, que quedará diluida en el plano de los derechos políticos y sin posibilidad alguna de ejercer unos elementales derechos como accionista”. Fininvest es el grupo financiero italiano perteneciente a la familia Berlusconi y propietario del 38,2 por ciento de Mediaset.

Ahora, tras las modificaciones llevadas a cabo por la Junta General Extraordinaria de Mediaset España del pasado 5 de febrero de 2020, el juez entiende que “no cabe duda que la manifestación de ‘abusividad’ relativa a las cláusulas estatutarias ‘anti-Vivendi’ ha quedado en gran medida solventada”. Y subraya: “En un hipotético escenario en que se hubiera tratado del único elemento en que Vivendi hubiera basado su alegato de ‘abusividad’, tras las profundas modificaciones estatutarias realizadas, la petición de alzamiento de las medidas hubiera resultado posiblemente estimada por este juzgador.”

En este sentido, el mantenimiento de las denominadas “acciones de lealtad” ha resultado clave para no alzar la suspensión. Así, el magistrado se expresa textualmente en la resolución: “Las modificaciones acordadas por la Junta General Extraordinaria de Accionistas celebrada el pasado 5 de febrero de 2020 abordan y desactivan la posible abusividad de algunos de los términos en que está planteada la Fusión pero no de todos; nos referimos concretamente a las acciones especiales de voto, voto de lealtad o acciones de voto plural. Así lo reconoce la propia Mediaset España en el Informe Complementario al denominado Acuerdo de Regularización menciona que el mismo provoca ‘la remoción de los motivos de impugnación más relevantes’”.

Además, el auto señala que “existen indicios suficientes para entender que se han podido cometer diferentes infracciones de ley en la adopción de los acuerdos adoptados por la Junta General Extraordinaria de Accionistas de Mediaset España Comunicación, S.A. celebrada el 5 de febrero de 2020.” Pese a ello, el juez no acredita el “periculum in mora (peligro por la demora procesal); razón por la cual hemos decidido desestimar la medida cautelar de anotación preventiva de la demanda como de publicación en el BORME [Boletín Oficial del Registro Mercantil]”.

Por otro lado, el magistrado rechaza también la demanda que Vivendi presentó de nuevo para paralizar la fusión después de que se modificaran algunos aspectos en la junta de accionistas de Mediaset España del 4 de febrero.

Mediaset asegura que “Vivendi ha causado un grave daño al posible desarrollo del sistema europeo de televisión” y que volverá a presentar nuevas condiciones para la operación MFE-MediaForEurope “tan pronto como sea posible”.

Comunicado de Mediaset España del 30 de julio de 2020

“La suspensión del proceso de fusión ratificada hoy por el Tribunal de Madrid causa un grave perjuicio tanto a Mediaset como a su filial española Mediaset España, así como a los accionistas de las dos compañías y a la totalidad del sistema europeo de televisión.

No obstante, dado que el nacimiento de un nuevo operador televisivo paneuropeo es objetivamente cada vez más indispensable en vista del nuevo contexto económico, Mediaset presentará de nuevo lo antes posible las nuevas condiciones para la operación MFE-MEDIAFOREUROPE.

Resulta obvio que la iniciativa de Vivendi de bloquear la unión de importantes operadores televisivos internacionales era puramente instrumental. Iniciativa que ni siquiera se detuvo ante la situación generada por el estado de emergencia sanitaria, que ha afectado gravemente, entre otras, a la industria europea de la televisión, y ante la cual el proyecto MFE-MEDIAFOREUROPE podía haber constituido un importante impulso de reactivación.

Sin embargo, se ha perdido un tiempo precioso ante la secuencia de recursos e impugnaciones iniciados por Vivendi tras su toma de participación hostil en Mediaset en diciembre de 2016. Una vía de actuación que, según reconoce incluso la última sentencia del Tribunal de Milán (28 de mayo de 2020), ha respondido al interés competitivo de Vivendi, dirigido a bloquear el proyecto europeo de Mediaset, cuya lógica empresarial ha sido también reconocida por el Tribunal de Milán.

Existe un hecho que demuestra claramente que las acciones legales emprendidas por Vivendi en España constituyeron únicamente una maniobra para ganar tiempo: la decisión de Vivendi de adquirir in extremis tan solo el 1 % de las acciones de Mediaset España; adquisición que se produjo después de publicado el proyecto de fusión, para inmediatamente después proceder a su impugnación. ¿A qué responde que una empresa entre en el capital de otra si no está de acuerdo con su estrategia?

Se trata de un gesto irracional que se suma, en Italia, a la renuncia del grupo francés a ejercitar su derecho de separación en vista de su total desacuerdo sobre la constitución de MFE-MEDIAFOREUROPE. El Tribunal de Milán también subrayó que el grupo francés estaba en condiciones de ejercer el derecho de separación; protección a la que Vivendi decidió renunciar con el único fin de obstaculizar la hoja de ruta de Mediaset y, entretanto, intentar beneficiarse del perjuicio causado.

Sin embargo, este plan de Vivendi no tendrá éxito, dado que la necesidad de una unión televisiva europea ha pasado a ser incluso más urgente debido a la crisis de mercado provocada por la COVID-19. Mediaset continuará su proyecto de desarrollo internacional, cuyos detalles volverá a presentar pronto, con una nueva estructura que garantice los indispensables beneficios sectoriales y asegure un gobierno corporativo sólido y definido, a lo que se suma el objetivo de evitar los obstáculos y caprichos de toda persona que solo esté interesada en maniobras financieras instrumentales.”

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.