Isaki Lacuesta rueda la coproducción de España y Francia ‘Un año, una noche’, sobre el atentado de la sala Bataclán

Comienza el rodaje de ‘Un año, una noche’, la nueva película dirigida por Isaki Lacuesta y basada en el libro “Paz, amor y Death metal”, de Ramón González, superviviente del atentado terrorista en la sala de conciertos Bataclán de París.

El rodaje de la película, que se inició el pasado 8 de febrero en Barcelona, se desarrollará durante cuatro semanas en diversas localidades catalanas y posteriormente se trasladará a París, donde rodarán otras tres semanas.

Un año una noche

‘Un año, una noche’ es una coproducción internacional de Mr Fields and Friends, Bambú producciones, La termita Films y Noodles production (Francia), con la participación de TVE, Movistar+, TVC, con el apoyo de ICAA, ICEC y Eurimages y la distribución de BTeam Pictures. La película cuenta con un presupuesto superior a los tres millones de euros y recibió 1,2 millones de euros, el importe máximo, en la convocatoria de ayudas generales del ICAA del año 2020.

- Publicidad -

El guion es de Fran Araújo, Isa Campo e Isaki Lacuesta. Por su parte Irina Lubtchansky (‘Un hombre fiel’, ‘Los fantasmas de Ismael’, ‘Tres recuerdos de mi juventud’) se encarga de la fotografía y Sergi Díez y Fernando Franco del montaje. La banda sonora será compuesta por Raül Refree.

“Desde que me hice con los derechos del libro de Ramón González supe que solo podría dirigir la película alguien con la sensibilidad de Isaki Lacuesta. ‘Un año, una noche’ es nuestra primera colaboración juntos y está siendo un viaje fascinante. Estoy seguro qué la mezcla entre el talento de Isaki y nuestra experiencia comercial puede darnos muchas alegrías a todos”, confiesa el productor Ramón Campos.

Para narrar esta emotiva historia de amor y superación, las productoras han apostado por un reparto internacional encabezado por Nahuel Pérez (‘El profesor de persa’), Noémi Merlant (‘Retrato de una mujer en llamas’), Quim Gutiérrez (‘Ventajas de viajar en tren’) y Alba Guilera (‘Trauma’), que interpretan a las dos parejas protagonistas. A través de ellos, se darán a conocer los cuestionamientos éticos, relaciones personales y traumas a los que deben hacer frente, un año después del trágico atentado. Completan el repartp del film la actriz Natalia de Molina (‘Las niñas’) y el cantante C. Tangana, que debuta como actor.

“Sus vivencias reales, íntimas, a flor de piel, nos enseñaron que la experiencia del atentado en primera persona era muy distinta a lo que podíamos imaginar sin haberla vivido, muy distante de lo que nos habían transmitido los medios de comunicación. Así, esta película retrata los efectos de la tragedia alternando en paralelo la noche del atentado y todo el año siguiente; siempre a escala humana, desde la perspectiva de estas dos personas concretas. Buscamos que el espectador sienta y piense lo mismo que Céline y Ramón, lo mismo que nosotros cuando nos contaron su historia: promover la empatía del espectador con esta vivencia y su capacidad de repensar unos acontecimientos determinantes para la comprensión del mundo actual”, comenta el director.

un año una noche

SINOPSIS

‘Un año, una noche’ es la historia de Ramón y Céline, una joven pareja que asiste al concierto de Bataclan la noche del 13 de noviembre de 2015. Durante el asalto terrorista Céline y Ramón logran llegar por separado al camerino de los músicos y se refugian allí durante horas hasta su liberación. Consiguen salvarse, pero al salir ya no son los mismos. Y no saben si podrán volver a serlo.

Esa noche que cada uno vivió de manera diferente deja una profunda huella en sus vidas y les carga con una identidad inesperada de víctimas que cada cual sobrelleva como puede. Céline con una huida hacia delante, rechazándola, aferrándose a su vida previa y Ramón con un volver repetidamente a ese instante, para atraparlo y soportarlo y enfrentarse a una pregunta clave: ¿cómo quiere vivir en adelante? En el año posterior al atentado, la pareja intenta resincronizarse, volver a estar conectados como antes de aquello que nunca deberían haber vivido.

-Publicidad-