Sergi Vilanova: “‘Adú’ tenía que ser como un trabajo de un fotoperiodista”

Sergi Vilanova Claudín AEC, director de fotografía de ‘Adú’

Sergi Vilanova Claudín nació en 1978 en el Principado de Andorra. En 2000 se licenció en la Escuela de Cine ESCAC de Barcelona. Ese mismo año también completó un semestre en Ngee Ann Polytechnic en Singapur. Rodó su película de graduación en Tailandia y pasó unos meses en el sudeste asiático.

Sergi Vilanova Claudín AEC es otro de los nominados al Goya a la mejor dirección de fotografía por ‘Adú’, el filme de Salvador Calvo que ha logrado el mayor número de candidaturas este año. El director de fotografía ha participado anteriormente en títulos como ‘Diecisiete’ (2018) de Daniel Sánchez Arévalo; ‘The Visitor’ (2017) de Sebastian Godwin; ‘El Aviso’ (2017) de Daniel Calparsoro; ‘Las Leyes de la Termodinámica’ (2016) de Mateo Gil; ‘Plan de Fuga’ (2015) de Iñaki Dorronsoro;  ‘Mine’ (2014), de Fabio Guaglione y Fabio Resinaro, y ‘María y yo’ (2010) de Félix Fernández de Castro.

Sergi Vilanova y Salvador Calvo, en el rodaje de ‘Adú’. Foto fija: Manolo Pavón

Con ‘Adú’, este miembro también de la Asociación Española de Directoras y Directores de Fotografía (AEC) ha conseguido su primera nominación al Goya, un trabajo que ha tratado de explicar a Audiovisual451 en esta entrevista.

Audiovisual451: Es curioso que aún estemos hablando de ‘Adú’ después de tanto tiempo…
Sergi Vilanova Claudín AEC: “Estaba haciendo esfuerzos el otro día y yo creo que rodé ‘Adú’ a principios de 2019. Hace dos años… Dos años ya, ¡cómo pasa el tiempo! El año 2020 me ha roto el ritmo de rodajes”.

- Publicidad -

A451: ¿Cómo se plantea un rodaje con condiciones tan cambiantes?

S.V: “Es cierto que era un reto importante. Creo que fueron unas siete semanas de rodaje, lo que es poco para una película como ésta. En Benín fueron como unas cuatro semanas y el resto en España. Efectivamente la luz cambia mucho. La parte que recrea Marruecos está rodada en Murcia, hay partes en Melilla y parte en Madrid. Me costó mucho más unificar esa luz de Melilla con la de Madrid, que con Benín, porque no tuvimos que rodar nada en España que tuviera que representar ese país o Camerún o Senegal como es en la película. Excepto alguna escena de playa que rodamos también en Murcia”.

A451: ¿Cómo planteaste la fotografía del filme?

S.V: “Básicamente mi planteamiento general con la fotografía de ‘Adú’, como hago siempre con cualquier película, es buscar la gramática visual de la película que en este caso mi conclusión es que tenía que ser como un trabajo de un fotoperiodista. Junto al director Salvador Calvo, también vi varias películas de una temática parecida pero ninguna nos acabó de convencer a nivel visual, películas como ‘El jardinero fiel’, por ejemplo. Sin embargo encontré referencias en fotografías de autores como Steve McCurry o Sebastião Salgado, aunque en este último caso sus fotos sean en blanco y negro. Estas referencias no las tomé a nivel literal pero sí a nivel de intención, me parecían que funcionaban. Salgado tiene un libro titulado ‘Migraciones’ que es todo un estudio sobre los movimientos migratorios en el mundo y me sirvió de inspiración”.

A451: Entonces el tono documental estuvo muy presente…

S.V: “Se trataba de plasmar esto en imágenes, en una película que iba a tener una parte que sin ser documental había que lidiar con lo que nos ofreciera el terreno, para juntar la parte más ficcionada con esta otra”.

A451: ¿Cómo fue rodar con Salvador Calvo en África?

S.V: “Salva (Calvo) es un director muy preciso y meticuloso al que le gusta controlar muy bien cada escena. En un país como Benín esto no es sencillo, es maravilloso por sus paisajes pero puede ser muy complicado para rodar. Hacer que todo fuera un único ser, fue le reto más complicado”.

A451: Habrá muchas carencias técnicas allí ¿Cómo gestionaste el equipo?

S.V: “En África sí hay países con una cultura de la producción audiovisual muy importante, como puede ser Kenia o Nigeria. De hecho Nigeria es una de las industrias más importantes del mundo en este sentido, pero esto no ocurre en Benín, donde hay muchas carencias. Casi todo el equipo humano vino de España, también un jefe de eléctricos y un maquinista. Todo el material de cámara también lo llevamos de España, porque allí no hay nada. En ese rodaje africano, la parte del material de luz y maquinista, como travellings, lo trajimos de Nigeria y también el equipo de eléctricos. El jefe de eléctricos y el maquinista tuvieron que ir a Lagos, en Nigeria, para chequear todo este material”.

A451: ¿Todo desde España?

S.V: “Algunas otras cosas que sabía que no iba a encontrar en África también las llevé desde España, como los leds que usamos que son muy livianos y ofrecen muy buen rendimiento”.

rodaje adu

A451: ¿Qué equipamiento se utilizó?

S.V: “Rodamos en África con dos cámaras Alexa Mini, por un tema de tamaño y peso. En España, con una Alexa SXT y otra Alexa Mini, en Raw y Open Gate. En el apartado de lentes usamos las Leicas Summilux-C, como juego principal y luego Zooms Angenieux Optimo 24-290mm y 28-76mm. Es un material que suelo utilizar”.

A451: ¿Siempre con dos cámaras?

S.V: “En rodaje usábamos dos cámaras y sobre todo en África lo que tratamos es que el equipo fuera lo más polivalente posible. Juanjo Sánchez era el operador de cámara, que es buenísimo y yo llevaba una segunda cámara. A veces, esta segunda cámara tenía que hacer las veces de segunda unidad, para rodar planos de aviones en el aeropuerto, por ejemplo, paisajes africanos…. En ese momento el foquista se iba por su cuenta y hacía de operador de segunda unidad. Por eso llevamos los zooms, para que la primera unidad no se quedase sin ópticas. Todo este equipamiento de cámara y ópticas vino en un barco, un mes o dos antes del rodaje”.

A451: ¿Y cómo te enfrentas en postproducción al material rodado en sitios tan distintos?

S.V: “Como cada vez tenemos que rodar en menos tiempo, gana más peso la parte de postproducción. En mi caso yo tengo la suerte de contar con Quique Cañadas, que es un gran colorista. Con la experiencia y el tiempo uno ya sabe hasta dónde puede llegar en el etalonaje. Dicho esto, mi intención es hacer todo lo que pueda en cámara, pero hoy es imposible. Y más en cosas como la parte africana de ‘Adú’, cuando lo que piensas es en salvar el día, porque hay muchos imponderables. Efectivamente, hay un gran trabajo de etalonaje sobre todo para igualar muchas cosas. Hay que tener en cuenta que rodamos en África tropical, un clima muy húmedo y con el sol siempre arriba, muy cenital, mientras que la parte de España se rodó en invierno, con una luz muy bonita, un sol más bajo, más contraste… La parte de la frontera que rodamos en Madrid y también cosas en Melilla, sigo notando que falta en contraste de la imagen. Hay otras secuencias que los exteriores son de África y los interiores de Madrid y a nivel de textura e imagen intentas que sea lo más parecido”.

A451: ¿Cuánto dedicaste al etalonaje?

S.V: “A la corrección de color dedicamos tres semanas, también muy rápido, así es mi vida, (ríe). Siempre me proponen para esto dos semanas y yo lucho por la tercera semana, porque me gusta matizar mucho”.

rodaje adu

A451: ¿Has quedado contento con todo el resultado final?

S.V: “Sí, estoy muy contento con el resultado final de la película y con la nominación al Goya, que es la primera. Es una recompensa en un año tan complicado como este. Fue un rodaje muy duro, también en lo físico. En la parte española hacía mucho frío y hay secuencias en el agua muy complejas. En Benín estuvimos cuatro semanas, una preparando y tres rodando y para nosotros es un clima muy extremo con mucho calor y humedad”.

A451: ¿Aguantaron bien los equipos en esas condiciones?

S.V: “Los equipos aguantaron bien, el equipo de cámara cuidó muy bien todo el material para que no hubiese problemas, rodamos en condiciones de mucho polvo y mucho barro”.

A451: ¿Cómo ha sido 2020 a nivel laboral?

S.V: “Estos últimos meses he rodado muy poco. He hecho publicidad, se cayó una película que tenía prevista. Está todo muy raro. Todo está bastante parado. Sigo rodando publicidad y hablando para rodajes de cara al verano. Veremos”.

A451: Y encima no podrás disfrutar de tu primera nominación plenamente…

S.V: “Es una pena no poder celebrarlo con el equipo como en otras ocasiones, pero estaría muy bien ganar”.

-Publicidad-