‘Tarda oberta’, primera víctima de una CCMA con serios problemas de viabilidad

La reclamación de 167 millones de euros que Hacienda ha planteado a la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) va a afectar directamente a la programación de TV3, según ha comentado su director, Vicent Sanchís.

Vador Lladó y Ruth Jiménez presentan ‘Tarda oberta’ en TV3.

Así, a finales de enero terminarán las emisiones del magacín vespertino ‘Tarda oberta’, producido por Mediapro y en marcha desde septiembre de 2017. Según el directivo, las cancelaciones podrían continuar, siempre basadas en una cuestión de falta de presupuesto. Los programas producidos por compañías externas serían los primeros en caer y los cambios más sustanciales se dejarían notar especialmente desde marzo y abril de 2018.

La Agencia Estatal de Administración Tributaria del Ministerio de Hacienda reclama el pago de los importes por deducción del IVA de 2015, 2016 y 2017 a la CCMA. La cifra asciende a 167,4 millones de euros y según Sanchís, sólo una aportación extraordinaria del gobierno catalán podría solucionar la situación. Además, Hacienda ha paralizado el pago a la CCMA del IVA aún pendiente de retorno de parte de 2016 y, también, del importe correspondiente al ejercicio 2017. La suma de estas actuaciones entre el 2015 y el 2017 supone un impacto global negativo de 147 millones de euros.

Por si fuera poco, la modificación de la Ley del IVA, publicada en el BOE de 9 de noviembre de 2017, con un nuevo criterio para la aplicación de este impuesto, conllevará, para el 2018 y en adelante, un nuevo impacto negativo anual que sería de 20,4 millones de euros para la CCMA.

Según datos de la propia Corporació, en los últimos años se ha puesto en marcha un plan de viabilidad para ceñirse a la realidad presupuestaria. Este plan ha supuesto reducción de estructuras directivas, de plantilla, de sueldos y de inversión en contenidos. Aún así, TV3, el principal canal de CCMA, ha sido líder de audiencia en 2017 en Cataluña por octavo año consecutivo.

“Con este esfuerzo colectivo, la CCMA ha pasado de gestionar con 457,5 millones de euros en 2010 a hacerlo con 302,4 millones en 2017, lo que ha supuesto una reducción del 34 % de los recursos disponibles” informaba la Corporació el pasado mes de noviembre, mes en el que ya alertaba de la dificultad seguir siendo un ente viable.

PROA, federación de productores audiovisuales, alertó en varias ocasiones durante 2017 sobre “la situación crítica” de TV3 e incluso presentó hace ahora un año un Manifiesto en el que reclamaban una televisión pública catalana “competitiva”.

La devolución del IVA fue uno de los temas más preocupantes para la FORTA en 2017 y todo indica que en el nuevo año la situación económica seguirá siendo un foco de desesperación para las televisiones autonómicas. En mayo de 2017, Carmen Amores, directora general de Radio Televisión Castilla-La Mancha y por aquel entonces presidenta de FORTA, comentó que la negativa del Ministerio de Hacienda a devolver el IVA a las televisiones autonómicas les estaba llevando a una “asfixia económica” que puede abocarles a su “liquidación”. La Agencia Tributaria considera que las televisiones autonómicas, igual que otros organismos públicos, tienen una actividad de naturaleza “dual”, de servicio público y comercial, y no pueden deducirse el IVA que reciben por la subvención pública.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.