Antonio Vitorino presenta a la UE sus recomendaciones sobre la copia privada

El proceso de mediación relativa a la copia privada y a los impuestos de reprografía ha concluido con la presentación de las recomendaciones del mediador, Antonio Vitorino, al Comisario europeo de Mercado Interior, Michel Barnier. António Vitorino, ex comisario europeo de Justicia e Interior, al que Barnier encargó esta tarea , recomienda dos acciones principales.

usb-dvd-canon-digitalEn primer lugar, Vitorino propone fomentar la relevancia de las licencias y los acuerdos contractuales, como la mejor manera de garantizar que los titulares de derechos estén debidamente remunerados por sus esfuerzos creativos e inversiones. Además, recomienda medidas dirigidas a la conciliación de diferentes sistemas impositivos nacionales en el mercado único europeo.

La primera parte de las recomendaciones de Vitorino se refiere a nuevos modelos de negocio y a la necesidad de aclarar que las copias autorizadas realizadas por los usuarios a título privado no causan ningún daño que requiera remuneración adicional en forma de gravámenes. La segunda parte de las recomendaciones se centra en cómo mejorar el funcionamiento de los sistemas impositivos de cada país con el fin de conciliar la libre circulación de mercancías y servicios en el mercado único en la UE.

Las principales recomendaciones son: Recaudar los gravámenes de las transacciones transfronterizas en el Estado miembro en el que reside el cliente final; Cambiar la obligación de pago de los gravámenes por parte de los fabricantes e importadores a los minoristas, que los sistemas de tarifas se simplifiquen y que los fabricantes e importadores esten obligados a informar a las sociedades de gestión sobre sus transacciones con bienes sujetos a un gravamen o, alternativamente, establecer esquemas previos de exención para aquellos operadores que no deberían, en principio, asumir cierta responsabilidad; En el campo de la reprografía, poner más énfasis en gravar a los operadores, en lugar del hardware; los gravámenes deben estar perfectamente claros y accesibles para el consumidor final; Garantizar una mayor coherencia en relación con el proceso de establecimiento de tasas, en particular mediante la definición de «daño» (causado a los titulares de derechos por las copias hechas en virtud de la excepción de copia privada y reprografía) de manera uniforme en toda la UE y por la simplificación del marco procesal en el que se fijan los gravámenes, lo que garantiza su objetividad y asegurar la observancia de estrictos plazos.

- Publicidad -

António Vitorino comentó: «Llegué a mis recomendaciones tras el examen exhaustivo de todos los argumentos presentados por las partes interesadas en el proceso de mediación, así como en la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea con el objetivo de facilitar y hacer avanzar los debates futuros, tanto como sea posible. En mi  opinión, el objetivo final debe ser doble: fomentar los acuerdos que permiten a los creadores a ser remunerados directamente y conciliar las divergencias existentes en los sistemas impositivos nacionales y los principios del mercado interior. También estoy convencido de que los sistemas de gravámenes debe ser transparentes, comprensibles y deben tener en cuenta a los consumidores y los operadores afectados por igual».

El Comisario Europeo, Michel Barnier, apuntó: «Estoy muy agradecido a António Vitorino por haber aceptado esta misión difícil que ha llevado a cabo de manera fluida y constructiva. Sus recomendaciones constituyen una contribución esencial para el progreso en este asunto y en la iniciativa de Mercado Único Digital puesto en marcha en diciembre. Nuestro objetivo es lograr un buen funcionamiento del mercado único digital y permitir nuevos modelos de negocio para satisfacer las cambiantes expectativas y preferencias del consumidor. Me aseguraré de que las recomendaciones António Vitorino se tienen en cuenta en las medidas que deben adoptarse en relación a la copia privada y los impuestos de reprografía y en particular en la revisión en curso de los derechos de autor de la UE»

Antecedentes

Los titulares de derechos tienen el derecho exclusivo de autorizar o prohibir la reproducción de sus obras (por ejemplo, libros, música, películas) y de otros objetos (por ejemplo, fonogramas, emisiones). De conformidad con la Directiva 29/2001/EC Estados miembros podrán establecer excepciones a este derecho. La copia privada y la reprografía son dos de estas excepciones.

Los titulares de derechos deben recibir una compensación justa cuando su obra u otras prestaciones protegidas, se copia en virtud de estas excepciones. Los Estados miembros suelen prever una compensación equitativa por la imposición de gravámenes sobre los bienes que se utilizan normalmente para producir o almacenar copias (como DVDs, equipos de grabación, reproductores de MP3, fotocopiadoras, etc.) En 2010, la cantidad total de impuestos copia privada recogido en la UE ascendió a más de  600 millones de euros.

Existen diferencias significativas entre los sistemas de los Estados miembros, en particular con respecto a los productos sujetos a un gravamen y al nivel de los impuestos. Estas diferencias afectan el buen funcionamiento del mercado único europeo. Por ejemplo, en 2010 un disco DVD estaba sujetaoa un gravamen de 1,00  euro en Francia,  0,48 euros en Dinamarca; 0,0139 euros en Alemania, el 2,5% del precio de venta en Polonia y un 6% del precio de importación en Lituania. En el mismo año, un reproductor de MP3-estaba sujeto a un gravamen de 1,00 hasta 20,00 euros (dependiendo de la capacidad) en Francia, no se aplicaba gravamen en Dinamarca,  5,00 eruos en Alemania, el 3% del precio de venta en Polonia y  0.43 hasta 11.58 eruos (dependiendo de la capacidad) en Lituania.

Un teléfono móvil con una memoria interna de 32 GB estaba sujeto a un gravamen de 36,00 euros en Alemania (siempre que estuviera equipado con una pantalla táctil),  18.00 euros en Hungría, 10,00 euros en Francia, 4.34 euros en Lituania, 0,9 euros en Italia y el 0,5% de su precio de venta en Rumania.

En su Comunicación de 24 de mayo de 2011, sobre un mercado único para la propiedad intelectual, la Comisión Europea detectó en  la copia privada y los impuestos de la reprografía como las áreas que requieren acciones adicionales. En noviembre de 2011, el Comisario de Mercado Interior y Servicios, Michel Barnier, encargó a António Vitorino, antiguo Comisario de Justicia y Asuntos de Interior, la tarea de presidir un diálogo entre las partes en materia de impuestos.

En abril de 2012,Vitorino anunció sus objetivos e invitó a los interesados ​​a enviar contribuciones escritas. El diálogo entre los interesados ​​que siguió a la participación de todas las partes interesadas que representan a los consumidores, titulares de derechos, las sociedades de gestión colectiva, la industria de las TIC y las PYME. El diálogo terminó en el otoño pasado.

 
-Publicidad-

1 COMENTARIO