APAIB, ACIB y CLAB exigen la continuidad de Mallorca Film Commission, mientras Mallorca Plató da sus primeros pasos

-Publicidad-

La Asociación de Productoras de las Islas Baleares (APAIB), la Asociación de Cineastas de Baleares (ACIB) y el Clúster Audiovisual de Baleares (CLAB) han elaborado un comunicado denunciando el nuevo golpe que el sector audiovisual de las Islas va a recibir, tras el anuncio de la desaparición de la Mallorca Film Commission (MFC), que hasta la fecha dirigia Pedro Barbadillo.

En el comunicado las tres asociaciones critican la decisión política de este cierre: “Una vez más, nuestros políticos ensalzan el sector como un sector de futuro para esta Comunidad, y que puede ayudar a romper el monocultivo del sector hotelero, y por el contrario, sólo dan pasos en sentido contrario”.

El comunicado de las tres asociaciones dice así: No sabemos si es fruto de casualidad o es que se trata de un plan preconcebido, dada la reiteración con que las Administraciones de las Islas Baleares dinamitan regularmente lo que queda en pie del sector. El caso es que el Consejo Insular de Mallorca está a punto de propinar un nuevo golpe mortal al audiovisual con el anuncio del cierre de la Mallorca Film Commission (MFC). De no haber rectificación, a finales de este mes de noviembre se liquidará la única plataforma de apoyo al cine en Baleares, que ha sido polo de atracción para numerosas filmaciones que se han hecho en Mallorca en los últimos dos años.

La Mallorca Film Commission, puesta en marcha ahora justo hace dos años, nacía de un compromiso entre la iniciativa pública y privada, del seno de la ya extinta Fundación Mallorca Turismo. Su objetivo era claro: conseguir que producciones internacionales se interesaran por Mallorca como plató de sus películas. De esta manera profesionales y empresas del sector del audiovisual, pero también otros como el turístico, tenían la oportunidad de beneficiarse de la cercanía de estas producciones que de otra manera no hubieran fijado su mirada en nuestra isla.

-Publicidad-

La Mallorca Film Commission heredaba, pues, el planteamiento y los objetivos de la Baleares Film Commission, sorprendentemente desaparecida. Y decimos sorprendentemente por que esta situación de dejadez iba en contra de la generación de riqueza y al mismo tiempo de promoción de la imagen de Baleares hacia el exterior.

La irregularidad en el funcionamiento de la Mallorca Film Commission durante los últimos tiempos, los recortes de presupuesto, los impagos a producciones ya pactadas, y la disminución de las actividades patrocinadas por la MFC, no hacían vislumbrar ningún buen augurio. Lamentablemente la situación se confirma con el anuncio del cierre de este ente dependiente del Consell de Mallorca, una noticia que contribuye aún más a la aniquilación del sector audiovisual en Baleares.

Una mala noticia que se suma a la inacción del propio Consejo de Mallorca para resolver la injusticia provocada por el concurso de acreedores en la Radio Televisión de Mallorca, que ha dejado un puñado de empresas con las facturas de trabajos realizados por cobrar.

Una noticia calamitosa que se suma al dramático y drástico retroceso del presupuesto de IB3 desde 2009 a día de hoy. Una noticia catastrófica que se suma al incumplimiento reiterado del Gobierno de los compromisos con el Clúster Audiovisual de Baleares, que llena de incertidumbre la viabilidad de este ente.

Una noticia funesta que se suma a la lentitud del Gobierno para impulsar la Ley del Sector Audiovisual de Baleares, ya redactada y pendiente de remisión al Parlamento para su aprobación.

Por todo ello la Asociación de Productoras de las Islas Baleares (APAIB), la Asociación de Cineastas de Baleares (ACIB) y el Clúster Audiovisual de Baleares (CLAB) exigimos al Consejo de Mallorca la continuidad de la Mallorca Film Commission, y que la labor de este ente se mantenga vinculada al impulso directo de las Administraciones Públicas.

El sector audiovisual está harto de enterrar empresas y sacrificar trabajadores. Creemos firmemente que el cierre de la Mallorca Film Commission impedirá que Mallorca vuelva a ser polo de atracción para nuevos proyectos cinematográficos, con la pérdida consecuente de puestos de trabajo y de posicionamiento de la isla como plató natural para producciones audiovisuales, ya sean de ficción, de no ficción o publicitarias. Habrán terminado también las golosas fotos con Halle Berry, Tom Hanks o Harvey Keitel. Si no se da marcha atrás al cierre de la MFC se habrá dado otro ipaso hacia el exterminio del que un día fue un sector dinámico de la economía de las Islas Baleares: el audiovisual.

Ante esta situación, varias organizaciones, empresas y profesionales fueron convocados por Pedro Barbadillo, hasta ahora director de la MFC, para anunciar que la MFC ya no cuenta con el paraguas de la Fundación Mallorca Turismo del Consell, y que se debe crear un nuevo ente, cuya denominación podría ser Mallorca Plató, si los allí congregados creían necesarios los servicios que ofrecía la MFC. Barbadillo argumentó que el Consell se ha comprometido a garantizar durante los 4 próximos años la cantidad de 80.000 euros.

-Publicidad-

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.