Apoyo de los ministros de Justicia a la propuesta de la Comisión de fijar nuevas normas de protección de datos

Publicado por

Los ministros de justicia de los estados miembros de la UE, reunidos en el Consejo de Justicia, han fijado un planteamiento global acerca de la propuesta la Comisión sobre el Reglamento general de protección de datos. Unas normas de protección de datos armonizadas y modernas contribuirán a una Europa preparada para la era digital y representan un avance hacia el mercado único digital de la UE. Las negociaciones tripartitas con el Parlamento y el Consejo darán comienzo en el mes de junio. El propósito común es alcanzar un acuerdo definitivo a finales de 2015.

comisión-europeaAndrus Ansip, vicepresidente responsable del mercado único digital, ha declarado: “Me anima este avance hacia unas normas de protección de datos mejoradas y armonizadas. La protección de datos es un aspecto central del mercado único digital y aporta una base sólida para ayudar a Europa a aprovechar mejor servicios digitales innovadores como los macrodatos y la computación en nube”.

Vĕra Jourová, comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, ha declarado: “Hoy hemos dado un gran paso hacia una Europa apta para la era digital. Los ciudadanos y las empresas merecen unas normas sobre protección de datos modernas que sigan el ritmo de la evolución tecnológica más reciente. Unos altos niveles de protección de datos reforzarán la confianza de los consumidores en los servicios digitales y las empresas se beneficiarán de un único conjunto de normas en los 28 países. Estoy convencida de que podremos alcanzar un acuerdo definitivo con el Parlamento Europeo y el Consejo antes de finales de año”.

El objetivo de la reforma de la protección de datos puesta en marcha por la Comisión en 2012 (IP/12/46) es permitir a los ciudadanos controlar mejor sus datos personales. Al mismo tiempo, unas normas modernizadas facilitarán que las empresas saquen el máximo aprovechamiento de las oportunidades del mercado único digital gracias a la reducción de la burocracia y a una mayor confianza de los consumidores. Una normativa más rigurosa y coherente en materia de protección de datos aumentará la seguridad jurídica y práctica para los ciudadanos, las empresas y las autoridades públicas.

En marzo de 2014, el Parlamento Europeo respaldó la propuesta de la Comisión de reformar la protección de datos (véase MEMO/14/186). El Consejo Europeo ha pedido que se adopte la reforma de la protección de datos en 2015.
La actual orientación general sobre el Reglamento general de protección de datos incluye un acuerdo sobre lo siguiente:

Un continente, una ley: el Reglamento establecerá un único conjunto de normas en materia de protección de datos válido en toda la UE. Las empresas se ajustarán a una ley, no a 28, lo que les supondrá un ahorro de casi 2.300 millones de euros al año. Además, las nuevas normas beneficiarán especialmente a las pymes, al reducir la burocracia para ellas. Se eliminarán los requisitos administrativos innecesarios, como los de notificación para las empresas. Tan solo esta medida les ahorrará 130 millones de euros al año.

Derechos adicionales y reforzados: el derecho al olvido se verá consolidado. Cuando los ciudadanos ya no deseen que se traten sus datos y no existan motivos legítimos para conservarlos, el responsable del tratamiento los suprimirá, a menos que se pueda demostrar que siguen siendo necesarios o pertinentes. Los ciudadanos también estarán mejor informados de si sus datos han sido pirateados. El derecho a la portabilidad de datos facilitará a los usuarios la transferencia de datos personales entre proveedores de servicios.

Normas europeas en territorio europeo: las empresas con sede fuera de Europa tendrán que aplicar las mismas normas cuando ofrezcan servicios en la UE.

Mayores poderes de las autoridades nacionales independientes de protección de datos: estas se reforzarán para hacer cumplir las normas de manera eficaz y tendrán la potestad de multar a las empresas que quebranten las normas de protección de datos de la UE, lo que puede representar multas de hasta un millón de euros o un 2 % del volumen de negocios anual total de una empresa.

La «ventanilla única»: las normas establecerán una «ventanilla única» para las empresas y los ciudadanos, de forma que las empresas tendrán como interlocutora a una sola autoridad de control, no a 28, lo que les simplificará y abaratará operar en toda la UE. Las personas solo tendrán que tratar con la autoridad nacional de protección de datos y en su propia lengua, aun cuando sus datos personales se traten fuera de su país de origen.
(Para más detalles, véase MEMO).

La primera reunión a tres bandas entre la Comisión, el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE se celebrará el 24 de junio con la participación de la comisaria Jourová. Las tres instituciones tienen previsto acordar una hoja de ruta para ultimar la reforma en 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.