‘Birdman’ – estreno en cines 9 de enero

Publicado por
Alejandro G. Iñárritu firme candidato a los Óscar.

Riggan Thomson (Michael Keaton) espera que encabezando una nueva y ambiciosa obra en Broadway logrará, entre otras cosas, dar nueva vida a su moribunda carrera. En muchos sentidos es un iniciativa profundamente insensata, pero el antiguo superhéroe del cine tiene grandes esperanzas de que este ardid creativo le legitimará como artista y demostrará a todos –incluido él mismo– que es algo más que una vieja gloria de Hollywood.

BirdmanAl aproximarse la noche de estreno de la obra, el actor principal de Riggan resulta herido en un insólito accidente durante los ensayos y tiene que ser sustituido rápidamente. A sugerencia de la primera actriz, Lesley (Naomi Watts), y ante la insistencia de su mejor amigo y productor, Jake (Zach Galifianakis), Riggan contrata de mala gana a Mike Shiner (Edward Norton), un elemento peligroso que garantiza la venta de entradas y una elogiosa crítica de la obra. Mientras se apresta a debutar en escena, Riggan debe vérselas con su novia y coprotagonista, Laura (Andrea Riseborough); con su hija, recién salida de un tratamiento de rehabilitación, y con su ayudante personal, Sam (Emma Stone), así como con su ex esposa, Sylvia (Amy Ryan), que aparece de vez en cuando para dejarse ver, con la intención de estabilizar la situación.

Riggan es profundamente humano”, afirma el director, Alejandro G. Iñárritu. “Yo lo vi como una especie de don Quijote, cuyo humor nace de la disparidad y permanente desacoplamiento de sus elevadas ambiciones y la innoble realidad que lo rodea. Básicamente, es la historia de todos nosotros”.

Me gustan los personajes que tienen defectos, que son dubitativos, que se mueven a fuerza de dudas y contradicciones …lo que incluye a todos los que conozco. Las decisiones de Riggan han sido erróneas y ello ha afectado a las personas de su entorno. A lo largo de toda su vida, Riggan ha confundido el amor y la admiración. Y cuando se ha dado cuenta de la escasa importancia de la segunda, ha tenido que empezar a aprender, con dolor, cómo amarse a sí mismo y a los demás”.

“La obra que Riggan monta en el histórico Teatro St. James se basa en el relato breve de Raymond Carver, ‘De qué hablamos cuando hablamos de amor‘, y, naturalmente, la insegura búsqueda del amor y la aceptación es un hilo entretejido a lo largo de todo “Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)”; comenta el realizador: “Desde la adolescencia he sido un gran admirador de Raymond Carver y este relato es un clásico. Lo elegí para Birdman porque, en realidad, era una malísima idea. Quiero decir que siempre trato de pensar como el personaje; y que alguien como Riggan, que es ajeno al teatro, monte una obra basada en un relato breve de Raymond Carver representa un y desafío descomunal resulta casi absurdo. Yo necesitaba disponer de una obra que se desarrollara en paralelo a la acción, y había una increíble coincidencia en lo relativo a los temas de este relato breve. Y Riggan, buscando que le admiren y tratando de comprender de dónde proviene esa admiración. Yo quería jugar con la idea de que él estuviera tratando de proyectar algunos de los elementos de la obra sobre su propia vida en Nueva York.

Mucho antes de su rodaje, la película fue concebida, su guión escrito y pretendió ser una experiencia vital ininterrunpida. “Desde la primera página del guión, yo supe que quería que estuviera viva y así lograr que el público experimentase una verdadera perspectiva del principal personaje de forma radical. Esto representaba para mí y para todas las personas involucradas un enfoque completamente nuevo; de modo que el reto empezó desde el guión, llegando hasta los últimos fotogramas de la postproducción”, dice Iñárritu.

Birdman_Inarritu

La naturaleza extensa, intuitiva e ininterrumpida de estas tomas, conseguida mediante la Steadicam y cámaras de mano, supuso que la iluminación no se realizara con el tradicional equipo cinematográfico. Los movimientos de los personajes y el diálogo estaban precisamente sincronizados con el movimiento de la cámara. En consecuencia, tenía menos de plató de película y más del teatro en el que se desarrolla gran parte de la acción.

Como el trabajo de cámara era tan específico, Iñárritu insistió en ensayos exhaustivos con todos los actores. “Ellos tenían que entender realmente lo que yo estaba haciendo: cada movimiento, cada paso, cada giro del rostro habían sido previamente decididos y meticulosamente coreografiados. Nada era improvisado; era un estudio de sincronización con la precisión de un reloj”, explica Iñárritu.

Cada día fue rodado como una sola escena. Se rueda en continuidad. Habitualmente, se logran cinco tomas aquí, doce allí, primeros planos… son muchas las opciones para confeccionar una actuación. Aquí no había nada de eso. Actuábamos sin red. Sólo disponíamos de un intento. Y todo ello tenía que encajar y cada actor tenía que hacerlo bien”, dice el protagonista, Michael Keaton.

Los realizadores también optaron por rodar la película fundamentalmente en el orden en el que se desarrolla el argumento, algo inhabitual en cualquier producción pero especialmente ambicioso en una fotografiada de forma tan específica con un calendario de rodaje tan breve. “La continuidad era esencial para el proceso de Alejandro, así como para examinar la trayectoria interior de Riggan; era un apoyo para la película. Cada día Michael hizo un trabajo impagable determinando el tono y el ritmo adecuados para la transformación de su personaje; estuvo verdaderamente asombroso”, afirma el productor Jim Skotchdopole.

La producción rodó gran parte de la película en el auténtico teatro de Broadway, el St. James, de la calle 44, en el corazón de Times Square. El St. James tiene una dilatada trayectoria. Construido en el lugar ocupado por el original Sardi’s Restaurant, se inauguró en 1927 y muchas producciones notables han sido estrenadas ahí; entre ellas, ‘Native Son’, ‘Oklahoma’, ‘El rey y yo’, y, más recientemente,‘Gypsy’ y ‘American Idiot’.

Dirección: Alejandro González Iñárritu.

Año: 2014, Estados Unidos.

Reparto: Michael Keaton, Naomi Watts, Edward Norton, Emma Stone, Amy Ryan, Zach Galifianakis.

Producción: Alejandro González Iñárritu, John Lesher y Arnon Milchan.

Distribución: Hispano Fox Film.

Estreno: 9 de enero de 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.