Colombia, un socio natural para la coproducción con España

Publicado por

EGEDA y Casa de América celebraron el pasado viernes en Madrid una nueva sesión de Encuentros Informativos Audiovisuales Iberoamericanos, con Colombia como país protagonista.

proimagenes-colombiaRecién llegados del Festival de San Sebastián, Claudia Triana de Vargas, directora de Proimágenes Colombia, y los productores Jorge Botero y Diego Ramírez, comentaron los pasos que el país latinoamericano está dando para fortalecer cada vez más su industria cinematográfica.

Cuando todo el mundo mira hacia Colombia y su proceso de paz, y ‘El abrazo de la serpiente’ de Ciro Guerra ha pisado los Oscar y triunfado en los Platino, el país tira de coproducción para poder sacar adelante la mayoría de las películas. Han sido 36 los largometrajes colombianos que han visto la luz en 2015, una cifra en aumento con respecto a cosechas anteriores y en consonancia con el número de complejos cinematográficos que inundan Colombia: 200 en 2015 (eran 141 en 2009) y 935 pantallas (todas digitalizadas) para 48 millones de habitantes, aunque sólo el 58 por ciento tiene acceso a las salas.

Sin embargo, el mayor reto de la industria cinematográfica de Colombia es llegar al espectador. Al igual que sucede en otros países americanos, el poder de Hollywood es inmenso y hacerse hueco en la cartelera resulta una tarea bien difícil: las películas colombianas llevaron a poco más de 3,4 millones de espectadores nacionales a las salas en 2015, con ‘Alias Maria’ y ‘Anna’ como las películas más vistas. “El cine colombiano es visto como un subgénero por los propios colombianos” comentó Jorge Botero, productor de ‘La playa D.C.’ de Juan Andrés Arango o ‘Gente de bien’ de Franco Lolli. Botero aseguró que el cine colombiano dejó hacer mucho tiempo de hablar exclusivamente de narcotraficantes y denunció la impaciencia de los distribuidores, “creo que necesitamos del boca a boca y eso requiere más tiempo en cartelera que dos semanas”. Puso como ejemplo ‘El abrazo de la serpiente’, que logró 110.000 espectadores y un relanzamiento tras llegar a la nominación al Oscar que le otorgó otros 300.000 espectadores. En España la película de Ciro Guerra, que es una coproducción de Colombia, Argentina y Venezuela, consiguió 16.000 espectadores.

Por su parte, Diego Ramírez, productor nacido en Cali, recordó la experiencia de coproducción con España en ‘Ciudad Delirio’, dirigida por Chus Gutiérrez. “Coproducir con España es algo orgánico” comentó, mientras aseguró que está gestionando actualmente tres proyectos de largometraje en coproducción y otros tantos de televisión. Ramírez, encargado de cintas como ‘Perro come perro’ o ‘Todos tus muertos’, ambas de Carlos Moreno, habló de la necesidad de promocionar las películas a través de iniciativas como los Premios Macondo, otorgados por la Academia de Cine Colombiana, creada hace siete años. Además, lejos de la imagen de corrupción que se tiene de Colombia y de otros países iberoamericanos, el productor quiso señalar que “nuestro sistema cinematográfico no está corrupto, todo se hace por encima de la mesa”.

'Anna', coproducción de Colombia y Francia.

‘Anna’, coproducción de Colombia y Francia.

Ramírez, que quedó encantado con su paso por San Sebastián por el buen ambiente de negocios que se respira, también aseguró que Colombia lleva entre 10 y 14 años de aprendizaje sobre el cine y que ya está lista para hablar de tú a tú con otros países. En 2015 fueron tres las películas colombianas seleccionadas para Cannes y este año también han sido tres las cintas participantes en Toronto. Sin embargo, los tres profesionales reconocieron que falta en Colombia un público educado que comprenda la importancia de que el cine nacional participe en festivales internacionales.

La directora de Proimágenes Colombia destacó el diálogo permanente entre la industria y el gobierno para establecer mecanismos de financiación del cine y habló de las dos líneas que mantiene el fondo, creado en 1998. Actualmente, el gobierno está intentando involucrar a varios ministerios para impulsar el cine.

Además, habló de la importancia de iniciativas como Ibermedia, cuya próxima resolución se conocerá en noviembre, y de los acuerdos bilaterales que Colombia mantiene con Francia y Canadá. “España es el país con el que más coproduce Colombia” señaló Claudia Triana. ‘Órbita 9’ será uno de los próximos frutos de esta relación.

Al igual que sucede en España, la involucración de las televisiones en el cine es cada vez mayor y más relevante, sobre todo en términos de promoción. No existe ninguna obligatoriedad legal para invertir en cine, pero gracias a un incentivo tributario, cadenas como RCN y Caracol Televisión están participando como inversores y como máquinas de promoción del cine colombiano. La privada RCN viene entrando en unos 30-40 largometrajes, mientras que Caracol va aumentando la cifra, sobre todo tras éxitos como ‘El abrazo de la serpiente’. Además, la televisión pública tiene dos convocatorias para series y documentales y está apostando por proyectos de animación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.