Comienza el rodaje de la coproducción internacional ‘Yuli’, dirigida por Iciar Bollain y que cuenta con el apoyo de BBC Films

Comienza el rodaje de ‘Yuli’, la nueva película de Iciar Bollain, nuevamente con guión de Paul Laverty. El rodaje tendrá ocho semanas de duración de las cuales seis se llevarán a cabo en la isla de Cuba, una en España y otra en Londres. Con un presupuesto de 2,6 millones de euros, la película obtuvo algo más de un millón de euros en el primer procedimiento de ayudas generales del ICAA de este año.

La película narra la vida del bailarín cubano Carlos Acosta, leyenda de la danza y primer bailarín negro en interpretar algunos de los papeles más famosos del ballet, originariamente escritos para blancos, en compañías como el Houston Ballet o Royal Ballet de Londres donde ha sido primer bailarín durante más de 15 años.

Producen Juan Gordon (Morena Films) y Andrea Calderwood (Potboiler Productions), en coproducción con Galápagos Media, Hijo de Ogún A.I.E. (España), Producciones de la 5TA Avenida e ICAIC (Cuba), Match Factory Productions (Alemania) y Mandarin Production (Francia). ‘Yuli’ cuenta además con la participación de BBC Films, Movistar +, y con el apoyo de Eurimages, ICAA, FFA y Berlin Medienfund. The Match Factory serán los encargados de las ventas internacionales de la película y eOne Films será la distribuidora en España.

‘Yuli’ es un viaje temporal a través de la vida de Carlos Acosta, desde su dura infancia hasta su madurez, etapa que será protagonizada por el propio bailarín que, pese a su éxito y reconocimiento internacional, nunca olvidó sus orígenes. Alberto Iglesias será el encargado de componer la banda sonora del nuevo proyecto de Iciar Bollain. Álex Catalán será el director de fotografía de la película.

“Cuando Paul me propuso hacer una historia sobre la figura del bailarín cubano Carlos Acosta, Yuli, no lo dudé. Su autobiografía, “No Way Home”, en la que se inspira la película, es el relato fascinante de un chaval mulato, gamberro y callejero, que contra todo pronóstico e incluso contra su propia voluntad al inicio, termina siendo uno de los mayores bailarines del mundo”, comenta la directora.

‘Yuli’ es el apodo de Carlos Acosta. Su padre Pedro le llama así porque le considera el hijo de Ogún, un dios africano, un luchador. Sin embargo, desde pequeño, Yuli siempre ha huido de cualquier tipo de disciplina y educación. Las calles de una Habana empobrecida y abandonada son su aula particular. Su padre en cambio no piensa lo mismo, sabe que su hijo tiene un talento natural para la danza y por eso le obliga a asistir a la Escuela Nacional de Cuba. Pese a sus repetidas escapadas y su indisciplina inicial, Yuli acaba siendo cautivado por el mundo del baile, y así, desde pequeño comenzará a forjar su leyenda, llegando a ser el primer bailarín negro que logrará interpretar algunos de los papeles más famosos del ballet, originariamente escritos para blancos, en compañías como el Houston Ballet o Royal Ballet de Londres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.