Como crear una estrategia de éxito para los vídeos de deportes

Por Albert Lai, CTO de Soluciones de Medios y Broadcast de Brightcove

El deporte, quizás más que cualquier otro tipo de contenidos, nace y se alimenta de emociones. Va mucho más allá de disfrutar de un equipo o de un jugador, y aunque sus éxitos se midan en puntos, victorias y promociones, el deporte se define a sí mismo por las emociones que puede crear, habitualmente en cuestión de segundos, así como por los momentos y ocasiones de las que compone. Aquellos que vieron a Usain Bolt conseguir el doble oro en Londres 2012, por ejemplo, no solo recuerdan ese momento, sino que recuerdan dónde y con quién estaban.

futbolista-hPero el éxito de los vídeos deportivos está lejos de ser automático. Cuando los editores piensan en deportes en el contexto del vídeo, deben ser conscientes de las oportunidades de conectar con los usuarios y crear una experiencia que combina la espontaneidad de la noticia, la estructura dramática de la narrativa audiovisual y el sustrato para que los fans se deleiten con glorias pasadas.

Estadísticas y marcadores

El vídeo puede ofrecer contexto para cualquier tipo de estadísticas en tiempo real. Durante un acontecimiento deportivo, aunque es común destacar las grandes jugadas, los momentos en los que no se anota son tanto o más eficaces para entender las idas y venidas de un partido, un equipo o un jugador.

Es incluso más importante que la mera sincronización de la imagen con los datos a tiempo real la posibilidad de utilizar el vídeo para crear un contexto permitiendo a los consumidores no sólo ver estadísticas, sino investigar a través del vídeo.

Es más, el deporte es el camino hacia otras experiencias interactivas. Los juegos basados en estadísticas deportivas enganchan a millones de participantes, y el vídeo puede jugar un papel vital en aumentar esta experiencia, haciéndola pasar de una experiencia de datos a una de vídeo.

Compartir y socializar

El deporte es una actividad social que permite participar, asistir o ver. El vídeo puede tener un papel importante más allá del momento de ver el partido en sí; ya sea ofrecido a través de un canal personal (por correo o texto) o a través de una red social (Facebook o Twitter), el deporte tiene vida más allá del momento, mejorando el valor de la repetición.

Para los clubes y las ligas, el vídeo puede convertirse en una poderosa forma de fidelizar a los fans. Por ejemplo, puede servir de medio perfecto para anunciar ofertas que atraigan a los espectadores, o como medio para generar potentes contenidos generados por el usuario que fortalezcan la base de aficionados.

Espontaneidad

Los editores necesitan asegurar que todas sus experiencias de video, desde las que van del ordenador de sobremesa a las de TVs conectadas, se adaptan al deseo del espectador de descubrir contenidos. El contenido deportivo es único al aunar un consumo en directo, en diferido y grabado. También puede verse desde la perspectiva de las ligas, los equipos, los jugadores y los aficionados, y está totalmente unido a los datos. Los editores tiene, pues, la oportunidad de optimizar el descubrimiento y la promoción para aumentar el vínculo con el usuario y la monetización del contenido.

Historias

El deporte se nutre de emociones y esa es la razón por la que el vídeo, como medio único para contar historias y crear vínculos emocionales, tiene un papel clave a la hora de intensificar la experiencia de cada victoria, derrota o empate. El contenido informativo puede ser pasajero, con un valor tanto por inmediatez como por generar un archivo histórico. Pero el valor del contenido deportivo es que un momento deportivo puede ser visto una y otra vez, y puede seguir desencadenando el mismo nivel de dramatismo con cada visionado.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.