¿Cómo podemos llevar la modernidad a la coproducción de ficción?

- Publicidad -

Ella Turner de K7 Media habla en este artículo para Audiovisual451 sobre el estado de la coproducción internacional de ficción y su tendencia hacia historias de época basadas en hechos reales, con el fin de proponer nuevas ideas ante el desafío de narrar historias contemporáneas. 

- Publicidad -

El pasado mes de junio, Ella Turner, de la consultora televisiva K7 Media, viajó a Pamplona para acudir a Conecta FICTION. El foro está diseñado para fomentar la conexión entre compañías de Europa y Latinoamérica, con la meta de impulsar la coproducción de ficción entre países. Obviamente, la conversación durante el evento giró en torno al estado actual de la coproducción y en torno a los desafíos que todavía hay que superar.

Conecta FICTION 3 en Baluarte.

El estado de la cuestión

La mayor preocupación de los creadores de todo el mundo es cómo hacer frente a los poderosos SVODs. La presión se siente sobre todo en contenidos scripted, donde los canales locales tienen dificultades para competir contra los enormes presupuestos de plataformas como Netflix y Amazon y para ir a la par de los valores de producción que puede lograr este tipo de plataformas.

La coproducción tiene un rol importante en este punto: canales locales de diferentes países trabajan juntos y suman sus presupuestos para combatir contra las plataformas. En 2018 France Télévisions, Rai y ZDF anunciaron La Alianza, con el fin de coproducir contenidos de alta calidad y con variedad de géneros. Mientras tanto, se ha forjado un acuerdo similar entre BBC Studios y ZDF este año para coproducir “contenido de talla mundial”.

¿Por qué hay una tendencia hacia dramas de época?

Los creadores parecen estar de acuerdo en que lo más importante para que una coproducción tenga sentido es que sea natural, bien por la mezcla de personajes o bien por la mezcla de escenarios. Lo más probable es que si una serie cuenta una historia forzada y llevada a la coproducción de manera artificial sea un fracaso.

En este contexto, muchas coproducciones internacionales se basan en hechos históricos que unen dos o más países. La coproducción chileno-finlandesa de Eccho Rights ‘Héroes Invisibles’ estuvo muy presente en Conecta FICTION 3. La serie cuenta el aprieto de los diplomáticos finlandeses durante la junta militar en Chile en 1973. Por otro lado, en Italia – uno de los países protagonistas del foro y un mercado que está activo en la coproducción de ficción – muchas de las coproducciones han versado sobre eventos históricos y se han convertido en dramas de época. Varios profesionales italianos que participaron en un panel en Pamplona comentaron su deseo de contar historias más contemporáneas.

‘Héroes invisibles’.

Mientras que las series de época seguirán congregando a muchos espectadores alrededor del mundo, el público siempre demandará variedad. Además, si pensamos en el carácter finito de eventos históricos compartidos, vemos que los creadores se enfrentan al desafío de crear historias más contemporáneas. Obviamente, es más fácil decirlo que hacerlo, así que, ¿cómo se están moviendo los creadores hacia la escritura de historias contemporáneas que entrelacen dos (o más) culturas?

La importancia de la localización

Hasta ahora, la técnica más común ha sido utilizar la localización para cumplir con el requisito de que la historia y la coproducción surjan manera natural. Una de las coproducciones que más éxito ha tenido en los últimos años es el nordic noir ‘The Bridge’. Esta serie utiliza la ubicación de manera ingeniosa (el descubrimiento de un cuerpo en un puente que vincula Suecia y Dinamarca) para empezar una historia que afecta a ambos países. Casi una década después del estreno de su versión original, el formato sigue teniendo éxito, con remakes recientes que han vinculado países como Rusia y Estonia o Malasia y Singapur.

‘The Bridge’ (‘Bron/Broen’).

Más recientemente, la coproducción hispano-italiana de Mediaset ‘Lontano da te’ ha utilizado un aeropuerto como ubicación para un encuentro fortuito entre una española y un italiano que da pie a una historia de un amor imposible. Se trata de una idea con gran potencial para ser adaptada en múltiples mercados vinculando países vecinos, al estilo de ‘The Bridge’.

O simplemente unir talento

Otras coproducciones rompen totalmente con la necesidad de incluir personajes y/o localizaciones representativas de ambos países, y prefieren unir a creadores internacionales para dar a luz una serie con un sabor totalmente local. Es el caso de ‘Hierro’, en la que ARTE y Atlantique Productions de Francia se asociaron con la productora española Portocabo y a Movistar+ para coproducir un thriller local que tiene lugar en la más pequeña de las Islas Canarias, El Hierro. Por su parte, Telemundo acaba de estrenar un thriller político que se titula ‘Preso No. 1’, situado en México. Es la primera coproducción de Telemundo y Keshet International.

‘Hierro’.

En un momento en el que la audiencia está más abierta que nunca a contenidos con subtítulos, a personajes doblados y a historias de otros países, los creadores deben estar muy motivados para ofrecer su sello a coproducciones que no tienen que representar necesariamente ambas culturas y deben ser capaces de encontrar la manera natural y orgánica para que una coproducción toque la fibra de la audiencia a ambos lados de al frontera.

Por Ella Turner de K7 Media.

Ella Turner de K7 Media.
-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.