Consejos para navegar de forma segura por Internet

- Publicidad -

El siglo XXI ha sido el gran periodo en el que la mayoría de hogares han tenido acceso a Internet y es el momento en el que hay mayor número de información disponible en la red. Sin embargo, no todo son buenas noticias cuando se habla de la globalización de Internet ya que también se ha aprovechado para hacer el mal.

Hay personas encargadas de robar datos para acceder a información de pago con la que puedan beneficiarse a nivel económico. Esto ocurre sobre todo en las páginas webs de entretenimiento, donde es necesario introducir un método de pago para añadir fondos.

Por ejemplo, a la hora de comprar juegos para el ordenador en plataformas como Steam, donde se puede acceder a un catálogo de cientos de juegos. En ese caso, los cibercriminales aprovechan la presencia de menores que usan métodos de pago de sus padres para tratar de engañarlos.

internet

-Publicidad-

Por ello, es imprescindible que se tenga en cuenta el tipo de página que se visita, sobre todo cuando hay dinero de por medio. También se puede destacar el caso de que una persona quiera disfrutar de juegos de azar desde su ordenador, deberá ingresar dinero solo en casinos online fiables y seguros. Si no es así, puede que sus datos personales y de pago acaben siendo robados.

Cada vez es más habitual que haya estafas al comprar online debido a visitar páginas webs que no son seguras. Por ello, es necesario que se tengan en cuenta una serie de consejos para evitar problemas al navegar por la red.

No compartas información personal en redes sociales

Las redes sociales no dejan de crecer en cuanto a número de usuarios cada año, pero pocas personas son realmente conscientes de lo expuestas que están sus vidas a través de estas páginas. Si eres un apasionado de las redes sociales, puedes optar por compartir experiencias desde el anonimato o hacerlo en una cuenta privada donde tan solo puedan ver tus publicaciones las personas a las que hayas dado permiso.

Un gran número de robo de datos personales se producen en redes sociales, donde los cibercriminales pueden llegar a saber con quién te relacionas frecuentemente o tus gustos. Esto es peligroso al ayudarles a idear una estrategia compleja, que en muchas ocasiones no es detectada por la persona que está sufriendo el ataque.

En el caso de los menores, el contacto con desconocidos es muy peligroso, por lo que es recomendable que los tutores legales controlen la actividad que tienen en redes sociales para evitarlo. Esto puede parecer muy estricto, pero es recomendable hasta que tengan una edad en la que vean el peligro.

Evita visitar páginas con mensajes morbosos

En más de una ocasión se pueden ver banners llenos de mensajes con premios para la persona que haga clic en una página web. Esta es una forma sencilla de engañar a una persona que apenas tenga experiencia navegando por Internet. Nunca se debe hacer caso de las llamadas de atención que tratan de llevar a cabo estos mensajes ya que pueden abrir una nueva pestaña en un entorno no seguro.

El antivirus puede servir para bloquear el acceso a páginas peligrosas, pero algunas utilizan una tecnología específica que los elude. Una solución es instalar un bloqueador de publicidad en el navegador que se utilice habitualmente, pero tampoco termina de ser completamente seguro para la navegación.

Crea contraseñas distintas y completas

Es habitual utilizar una misma contraseña para iniciar sesión en varias páginas webs, pero es un error muy frecuente que facilita el ataque por parte de los cibercriminales. Es importante que las contraseñas no estén relacionadas con información personal, pero sí con gustos personales que solo personas cercanas pueden saber. Estas son los términos que se deben evitar al crear una contraseña:

  • Nombre
  • Apellidos
  • Fecha de nacimiento
  • Números seguidos como 12345
  • Usar palabras genéricas como contraseña

En el caso de que una cuenta sea atacada, si se tienen distintas contraseñas no se podrá robar más información del resto de cuentas ya que no tendrá acceso. También es recomendable activar el proceso de inicio de sesión en dos pasos para que se envíe un código por correo electrónico o al teléfono móvil con el que entrar en la cuenta.

Por último, no es recomendable usar la función de recordar contraseña que tienen disponibles muchas páginas webs. Lo mejor es introducir el usuario y contraseña cada vez que se quiera iniciar sesión ya que solo llevará unos segundos.

-Publicidad-