David Martí: “Hubo años en que estábamos en tierra de nadie, ni nos querían en maquillaje ni en efectos especiales”

- Publicidad -

Nominado al mejor maquillaje por ‘Julieta’ y ‘Un monstruo viene a verme’

A pesar de su juventud David Martí ya posee cuatro premios Goya. Ahora cuenta con doble nominación en el apartado de maquillaje y peluquería de la 31ª edición de los premios Goya. Martí es candidato por ‘Julieta’ y ‘Un monstruo viene a verme’, en ‘Julieta’ junto a Ana López-Puigcerver y Sergio Pérez Berbelen y en el último caso la nominación es compartida con Marese Langan. Además, Alicia López, Milu Cabrer y Pedro Rodríguez por ‘1898, los últimos de Filipinas’ y Yolanda Piña por ‘El hombre de las mil caras’ completan los nombres de la candidaturas al maquillaje y peluquería de este año.

Lo cierto es que la labor de Martí en la industria audiovisual española se mueve entre el maquillaje y los efectos especiales lo que en ocasiones provoca que no se tenga claro en qué apartado colocar su trabajo y que su aportación quede en un limbo muchas veces indescifrable para los académicos. De hecho, Martí cuenta ya con cuatro premios Goya tres en la categoría de Efectos Especiales (‘Frágiles’; ‘El laberinto del fauno’ y ‘El orfanato’) y otro como maquillador (‘La piel que habito’). Pero su trayectoria no solo ha sido apreciada en España, de hecho en 2007 se llevó el mayor reconocimiento que puede recibir un maquillador, el Oscar de Hollywood conseguido junto a Montse Ribé por ‘El laberinto del fauno’ de Guillermo del Toro, trabajo por el que también lograron el Ariel del cine mexicano. El fundador del estudio DDT SFX con sede en Barcelona ha comentado a Audiovisual451 los detalles de los dos trabajos que ahora le han proporcionado la doble nominación a los premios de la Academia española.

Audiovisual451: ¿Cuáles son las claves del maquillaje especial en dos películas tan diferentes como ‘Julieta’ y ‘Un monstruo viene a verme’?

David Martí: “En ‘Julieta’ nuestro trabajo es más limitado, entramos en el momento en que Inma Cuesta está en el hospital. Es un trabajo muy sutil y fue muy corto en comparación con lo que hicimos en ‘Un monstruo viene a verme’. En realidad, con ese personaje de la película de Almodóvar hicimos tres maquillajes diferentes. Pedro Almodóvar quería que fuera un maquillaje muy sutil y nos pasamos, porque el primer maquillaje que hicimos no se notaba. Cuando se lo mostramos nos preguntó si llevaba algo. Hicimos un segundo con un poco más y el tercero ya le gustó, dimos con él. Llevaba arrugas en la boca, patas de gallo, pómulos… muy sutil. Ahora, con las cámaras digitales cuando intentas hacer algo como antes se nota mucho y no funciona. Tenemos que hacerlo mejor que para el ojo humano, está cámaras llegan a sitios que nos sorprenden”.

-Publicidad-

AV451: Para vosotros el paso al digital ha sido un verdadero dolor de cabeza ¿no es así?

D.M: “No sabes de qué manera. Bayona quería rodar ‘Un monstruo viene a verme’ en 35mm pero era carísimo. Al final se desechó la idea. Felicity Jones solo aparece normal en la película cuando tiene el pelo largo, el gran reto es que no podíamos tocar nada porque seguidamente se iba a rodar ‘Rogue One: una historia de Star Wars’. Vamos, que en ‘Un monstruo’ debía aparecer con el pelo corto y calva y pensamos que esto nos iba a dar más trabajo que el propio monstruo. Todo lo tuvimos que hacer con prótesis, también en las cejas para hacer el ‘efecto zombie’ y acercarla un poco más a la muerte, porque además es tan guapa que no era nada sencillo. Hicimos entonces unas prótesis de cejas y de pómulos. Lo que nos pasó en este caso, con las cámaras digitales, es que lo veíamos bien a simple vista y cuando mirábamos el monitor veíamos unas manchas blancas. Las prótesis aparecían como algo blanco en el monitor, se veían. Oscar Faura, el director de fotografía no sabía tampoco muy bien qué pasaba, por qué la cámara veía otra cosa. Deducimos que teníamos que ponerle mucho más rojo para cubrir esa prótesis que curiosamente tenía el mismo color que Felicity Jones. Curiosamente teníamos que poner rojo encima de la prótesis y volver a poner color. En la realidad parecía un poco los dibujos de ‘Heidi’ pero en el monitor se veía perfectamente de enferma. Son cosas que vas aprendiendo sobre la marcha. Oscar Faura no sabía lo que pasaba en ese momento. No entendía que la cámara se comiese un color. Ahora, hasta que no lo ves por cámara no estás seguro”.

AV451: ¿Cuántos días de trabajo fueron en ‘Julieta’?

D.M: “Creo que fueron un par de días de trabajo en rodaje. El material era diferente al de ‘Un monstruo viene a verme’ y no tuvimos el problema de cámara mencionado. Básicamente realizamos el maquillaje de Inma Cuesta. Fueron aproximadamente algo más de dos horas de trabajo por sesión con la actriz. En algún lugar he escuchado que Felicity Jones soportó sesiones de maquillaje de seis horas y eso no es cierto. Las sesiones duraban alrededor de tres horas y media. Entiendo que se le haga largo pero Montse Ribé y yo siempre decimos lo mismo, que nos encantaría sentarnos y que nos tocaran la cara durante dos horas”.

AV451: Pero en la película de J.A. Bayona hay muchas otras cosas como animatronics…

D.M: “Sí, lo que pasa es que aquí surge el lío de estos trabajos con tantas facetas. Yo creo que en este caso nos han nominado realmente por el maquillaje de Felicity Jones, en todo lo demás deberíamos estar como nominados a los efectos especiales”.

AV451: En cierto modo es un poco injusto que no se valoré todo lo demás también…

D.M: “La injustica en este caso es que no estemos en la nominación de efectos especiales. En esta película estamos en el proceso de maquillaje de la enfermedad de Felicity Jones. Pero es que en ese trabajo hay muchas horas detrás además del propio rodaje. Para que te hagas una idea, las calvas de Felicity Jones llevan 90 horas de trabajo cada calva, con los pelos injertados uno a uno. Son muchas horas de trabajo de un equipo para que quede todo perfecto y sea creíble. Pero es que al mismo tiempo estábamos haciendo un monstruo gigantesco. Podíamos haber estado en las dos categorías, por ejemplo Montse en maquillaje y yo en efectos especiales, pero es que en efectos especiales solo puede haber dos nombres y están Félix Berges con los efectos digitales y Pau Costa por los efectos prácticos. Siempre sacan la excusa de que así son las reglas y yo digo que las reglas se hacen para cambiarlas. Por eso tengo claro que nuestra nominación en el caso de ‘Un monstruo viene a verme’ es por el maquillaje a Felicity Jones”.

AV451: En los Oscar es diferente…

D.M: “Bueno, en realidad es un poco igual. El Goya de maquillaje es ahora así porque nosotros luchamos para cambiar. Hubo años en que estábamos en tierra de nadie, ni nos querían en maquillaje ni nos querían en efectos especiales. Lo curioso es que cuando se anunciaban las nominaciones salía nuestro trabajo, porque es lo más vistoso y nuestros nombres no aparecían. Se decía “y los nominados al mejor maquillaje son: ‘Agora’” y salía nuestro trabajo en pantalla o ‘Spanish Movie’ y también salía nuestro trabajo y sin embargo no estábamos entre los nombres de los nominados. Hicimos una carta que firmaron entre otros Pedro Almodóvar, Daniel Monzón, Guillermo del Toro, Antonio Resines… Conseguimos algo pero hay todavía mucho trabajo por hacer”.

AV451: El Oscar fue por el mejor maquillaje

D.M: “Así es, al mejor maquillaje por ‘El laberinto del fauno’. Allí se considera maquillaje todo lo que transforma a un actor y ayuda a que pueda expresar con ello. ¿Es maquillaje una Tortuga Ninja? Allí hay unas reglas muy estrictas. La Academia de Hollywood pregunta qué hemos hecho nosotros exactamente y hace lo mismo con el resto de gente del equipo para comprobar que tampoco nos colgamos medallas con trabajos que no hemos hecho. Hacen un trabajo de investigación importante con el fin de no dar un Oscar a alguien que no lo merezca. Aquí esto no funciona así, todo esto es muy delicado y nunca está contento todo el mundo”. (Continúa)

AV451: ¿En qué otros proyectos has trabajado recientemente y pronto se verán en pantalla?

D.M: “Hemos trabajado en ‘El faro de las orcas’, allí hicimos cosas que no tenían que ver con el maquillaje, hicimos orcas mecánicas. Hemos acabado en la nueva de Rodrigo Cortés, ‘Down a Dark Hall’, y también participamos en ‘Muse’ de Jaume Balagueró. El año pasado también estuvimos trabajando en una exposición que hizo Guillermo del Toro en Los Ángeles, en el mes de agosto. Incluye todo lo que ha recopilado Guillermo en todo estos años, pero le faltaba El fauno, el hombre pálido y cosas de ‘El espinazo del diablo’, estuvimos haciendo reproducciones. Esa exposición se verá también en Toronto, después Mineápolis y luego llegará a Europa. Entremedias hicimos alguna cosa para ‘El guardián invisible’ y una serie de televisión que se titula ‘Ella es tu padre’, que hemos hecho el piloto y es como ‘La señora Doubtfire’, hemos tenido un 2016 bastante movidito, la verdad”.

-Publicidad-