Diana Toucedo, directora de ‘Trinta Lumes’: “La película fue un proceso muy largo de cocción porque fuimos grabando de una forma muy documental”

Publicado por

Fuente: Noticine.com

‘Trinta Lumes’ se presenta en la sección Panorama del Festival de Berlín 2018

Con una amplia experiencia como montadora, la cineasta española Diana Toucedo presenta en la 68ª Berlinale, dentro de su apartado Panorama, su opera prima como realizadora, ‘Trinta Lumes’ (Treinta fuegos), una mezcla de ficción, documental y misticismo en torno a la vida y la muerte, en el seno de una pequeña comunidad de la Galicia más profunda, en Lugo, y a través de una mirada infantil. NOTICINE.com habló con la realizadora. 

Defíname “Trinta Lumes” en pocas palabras…

Diana Toucedo: “Es una película que está entre el documental y la ficción, y lo que intento narrar es la historia de Alba, una niña de 12 años que intenta descubrir el mundo fascinante de la muerte, de los vivos también, pero los muertos, o sea, de todo aquello que está orbitando entre lo visible y lo no visible, ¿no?”

¿Cómo fue la trayectoria de este proyecto hasta llegar al estreno mundial en Berlín?

D.T: “Bueno, es una película en la que llevamos casi seis años trabajando, ha sido un largo proceso, primero porque empezamos haciendo un proceso de investigación bastante largo, la idea fue ir a una comunidad muy pequeñita de la zona de Lugo, en el sur de Lugo, una región muy central de Galicia, y a partir de estar yendo casi dos años, tres años con gente de estos pueblos, conseguir una relación muy cercana con ellos, pasar muchas horas con ellos, pues a partir de ahí empezamos a grabar y bueno, la película fue un proceso muy largo de cocción casi, porque fuimos grabando de una forma como muy documental, muy de observación y de aproximación a diversos personajes, diversas situaciones, que lo que queríamos era luego en el montaje intentar encontrar cuál sería la historia final, y en ese proceso también nos demoramos un año y algo buscando la estructura final de la película, y bueno, es una forma que me gusta mucho trabajar así, que tienes una libertad enorme desde el montaje claro, yo tengo que decir que soy montadora, he trabajado mucho como montadora durante estos años, ya tengo 16 largometrajes editados, entonces me gusta tener mucho margen en la edición para poder volver a escribir el guion, ¿no?, pero esta vez con imágenes, entonces un poco mi aproximación desde la dirección a este proceso también era permitir ese espacio”.

¿Se hace raro presentar en Alemania una historia tan gallega como esta?

D.T: “Era la primera vez que mostrábamos la película a una audiencia internacional. Esperaba que ese mundo rural, gallego, tan mágico incluso y con un paisaje tan espectacular llegara a esta audiencia, y creo que lo conseguimos”.

¿Sueña con un premio?

D.T: “Sí… A ver, sería genial claro, siempre uno piensa que ganar un premio es excelente, pero para mí, aunque parezca un tópico, estar aquí ha sido el premio, porque eso es una película que es muy pequeñita, que la hemos hecho de una manera casi como muy artesanal, muy poco a poco, y poder estar en un festival tan grande como Berlín es la, bueno, un sueño cumplido y la mejor ventana para poder mostrar la película al mundo, así que a ver qué sucede, pero yo con esto ya estoy super contenta”.

‘Trinta Lumes’

¿De momento, cómo vive usted este festival?

D.T: “Bueno, yo es la primera vez que vengo a la Berlinale, hacía mucho tiempo que quería venir, pero siento que también ahora mismo la línea de programación está siendo muy arriesgada, puedo decirlo incluso por dos películas que estamos aquí, españolas, ‘Con el viento’ de Meritxell Colell, que además somos amigas, y la mía, son dos películas que intentan trabajar o mostrar una relación de la persona con su entorno desde un lugar como muy emocional, como muy físico, muy sensorial, ¿no?, y hacer trasladar ese viaje emocional que está viviendo el personaje al espectador, entonces siento también por otras cositas que he visto, que aún he tenido muy poco tiempo de ver películas en esta edición, siento que hay una apuesta fuerte por ese tipo de cine, más experiencial, más vivencial…”

Estas son películas, en efecto, son ficciones pero entremezcladas con lo documental…

D.T: “Sí, siento que estamos como en un terreno híbrido, que me parece muy muy interesante. A mí me gusta mucho trabajar ahí, primero porque no creo en las dos etiquetas como lugares, estancos, el documental como algo muy puro ni la ficción, y además también para mí era un lugar obvio o yo creo que necesario trabajar en él porque la película para mí supone una especie de cuestionamiento personal y cuestionamiento de la construcción de nuestra percepción, nuestra percepción con el mundo, nuestra percepción de los otros, que en el fondo yo creo que es lo que hace el cine, ¿no?: Cuestionarnos todo el rato nuestra forma de ver y entender al otro y al mundo, entonces, trabajar o pensar la película un poco en ese lugar híbrido, en ese lugar entre medio, creo que es el mejor lugar desde donde hacer este cuestionamiento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.