‘El año más violento’ – estreno en cines 19 de marzo

-Publicidad-
Del director de ‘Margin Call’.

‘El año más violento’ es un crudo drama criminal ambientado en Nueva York durante el invierno de 1981, estadísticamente el año más peligroso de la historia de la ciudad.

El ano más violentoDel aclamado escritor y director de ‘Margin Call’, cuenta la apasionante y desgarradora historia de Abel Morales (Oscar Isaac – ‘A propósito de Llewyn Davis’) quien junto a su maquiavélica esposa Anna (Jessica Chastain – ‘La noche Más Oscura’), intenta regentar un negocio honesto en una ciudad asolada por la corrupción y la decadencia. Pero por mucho que él intenta mantenerse firme en sus convicciones morales, todo lo que rodea a su pequeño imperio y su familia se irá desmoronando en una espiral de traición y violencia sin control hasta desembocar en una carrera por la propia supervivencia.

En los cuatro años transcurridos desde su nominación a los Premios de la Academia por ‘Margin call’, el guionista y director JC Chandor se ha establecido como un narrador sofisticado y determinado, todo un cineasta audaz. Cada una de sus películas, incluyendo el citado thriller financiero ‘Margin call’ y la épica lucha por la supervivencia en el océano de ‘Cuando todo está perdido’, se basan en la noción de crisis creciente, ya sea financiera, profesional, física o moral. Chandor nos invita a entrar en la sala de operaciones, en la que abre la psique de sus personajes: apasionados, dominados, obligados a ejercer sus habilidades con opciones limitadas y dilemas éticos intensos. Con su última película, el drama criminal ‘El año más violento’, Chandor nos lleva una vez más a los umbrales del peligro y la oscuridad moral a través de la historia de Abel Morales, un inmigrante que lucha por el sueño americano en una ciudad plagada de violencia, corrupción y decadencia.

La película se desarrolla en y alrededor de los cinco barrios durante 1981 – entonces el año más violento en el expediente para la ciudad de Nueva York. Saliendo de la crisis del petróleo de la década de 1970, la ciudad sufrió una dramática transición de la metrópolis en auge de la década de 1920 hasta 1960, prácticamente atascada por los recortes presupuestarios, el alza de las tasas de delincuencia y la corrupción política. El amanecer de los años 80 fue el pico de la llamada “fuga de blancos” hacia la seguridad de los suburbios circundantes, como una nueva ola de inmigrantes, inundaron los barrios en busca de oportunidades, cambiando radicalmente el entramado y la textura de la ciudad. Hacer negocios en el epicentro del capitalismo llegó a estar cargado de tensión y complejidad; habían pasado los días de los códigos intrincadamente establecidos entre el Ayuntamiento, la mafia y la comunidad empresarial. Los propietarios de pequeñas empresas buscaban expandirse a un escala superior de la industria y el comercio, era una lucha de todos contra todos.

-Publicidad-

“La construcción de un negocio desde cero es probablemente lo que mejor hacemos en este país”, dice Chandor. “Creativamente, es uno de los elementos más fascinantes de lo que somos como estadounidenses. Pero también hay un enorme potencial para el fracaso.” Le llamaba la atención el hecho de que la mayoría de estas pequeñas empresas eran, empresas familiares construidas a base de años de lucha. Algunos tuvieron éxito y otros no. A través de estas historias familiares comenzó la idea de un marido y mujer tratando de construir un imperio en medio de algunos de los momentos más difíciles de la historia legendaria de la ciudad de Nueva York.

Durante la investigación de la época, Chandor descubrió una serie de asaltos en el distrito de la moda de Manhattan en Midtown, donde camiones cargados de ropa de lujo listos para ser enviados y vendidos en el mercado, fueron atacados sistemáticamente por ladrones. “El combustible para calefacción me pareció un buen punto de arranque para un inmigrante como Abel en su carrera, subiendo en el escalafón con persistencia y trabajo duro”, dice Chandor. “Y al igual que el negocio de la ropa, es dependiente de los camiones para la entrega. Ese sector también es intrigante porque tiene facilidad para conectar con temas ilícitos. A diferencia de la ropa, el combustible de calefacción robado es imposible de encontrar. Si lo toma de un competidor se convierte en cierto modo en el crimen perfecto, porque si se mezcla el robado con las propias reservas, las ganancias podrían aumentar de forma exponencial”.

El siguiente paso de Chandor durante la fase de redacción fue convertir a Abel Morales en alguien que estaba decidido a crecer en su negocio con ética en una época plagada de crimen y corrupción. Como un extraño impulsado hacia el éxito – para quien el fracaso no es una opción – el personaje tenía que diferenciarse de todos a su alrededor, incluso de su propia pareja. Chandor hizo que su esposa fuera su pareja tanto romántica como profesionalmente.

Nueva York en los albores de los años 80 ofrecía un inmenso potencial cinematográfico para el reparto y el equipo técnico. El deterioro urbano barroco, que se extiende a todo el espacio industrial, a los vagones del metro llenos de grafiti y las prendas voluminosas que parecen engullir a su portador ofreciendo protección contra los ataques. Desde una perspectiva de diseño, es lo que el diseñador de producción John Goldsmith (‘No es país para viejos’) describe como un punto de inflexión para la ciudad y para el personaje central de la película.

El encargado del diseño de producción, John Goldsmith, que reside en Los Angeles – Ya trabajó con Chandor en ‘Cuando todo está perdido’ – no dejó pasar la oportunidad de rodar en la ciudad de Nueva York, donde nunca había filmado antes. Para su investigación, se centró en las imágenes de época de gente como Carl Burton, que fotografió las duras calles de la ciudad de Nueva York en los años 70, y Dinanda H. Nooney, que pasó del 78 al 79 fotografiando a los residentes de Brooklyn. También los peinados de los catálogos de Sears y revistas de arquitectura de la época en busca de inspiración adicional. Cuando llegó el momento de buscar localizaciones, Goldsmith y el especialista Sean Illnseher centraron su atención en los sectores industriales de la periferia de la ciudad. El guión de Chandor escribía los grandes tanques de almacenamiento de petróleo como esculturas de Richard Serra.
También buscaron apartamentos desmoronados en la zona donde habitaban los Morales. Lo deteriorado está por todas partes en ‘El año más violento’.

Goldsmith también colaboró ampliamente con la diseñadora de vestuario de la película, Kasia Walicka-Maimone, para tener una mejor idea de cómo el diseño se podría incorporar en la producción como un reflejo de la vida interior de los personajes – incluyendo todo, desde los edificios, el vestuario y hasta los automóviles. “Intentabamos reflejar a esta pareja con grandes ambiciones y que querían presentarse
ante el mundo ostentósamente”, dice Goldsmith. “Al mismo tiempo, su nivel de sofisticación no va más allá de lo que puedes encontrar en las páginas de Architectural Digest o una revista de moda.”

Un detalle como las uñas de Chastain se convirtió en un importante elemento de diseño para expresar el tipo de fiereza subyacente a la fachada serena de los Morales. “Hay algo en las uñas largas – te dejan indefenso e incapaz de hacer nada”, dice Chastain. “Pensé que eran una gran manera de indicar que Anna era el tipo de mujer que estaba menos interesado en ser una ama de casa para su familia que alguna clase de líder del mundo. Ella tiene tres hijos pero no la ves hacer mucho trabajo por su educación, como la limpieza de la casa o hacer sus almuerzos. Lo que más me gustó del detalle de las uñas de Anna, era la forma en que reflejan con su longitud como no pretende hacer nada que conlleve trabajo manual. Todo está por algo en la película”.

El director de fotografía Bradford Young, nacido en Kentucky (‘Pariah’, ‘Selma’, ‘Mother of George’) no dejó pasar la oportunidad de trabajar con Chandor después de admirar su trabajo en ‘Margin Call’. “Yo estaba muy interesado en la ciudad de Nueva York durante los años 80, que es un período poco admirado de su historia”, dice Young. “Me gustó que la historia de JC, era acerca personas decentes tratando de hacer las cosas bien en un momento en que el egoísmo comenzaba a consumir a la gente de una manera poderosa.” Desde un punto de vista visual, Young trató de evitar el exceso de confianza en las imágenes convencionales de la ciudad de Nueva York, como se ve en las típicas obras de los ‘70 como ‘Taxi driver’ o ‘French Connection’.

“Una de las cosas que le faltaba a esas dos películas era la clase de elegancia y refinada calidad de la decadencia que la ciudad estaba experimentando durante ese tiempo”, dice Young. “Lo que yo quería lograr con esta película era enmarcar la decadencia de ese periodo de una forma mucho más nítida y precisa.” Uno de los grandes retos desde una perspectiva fotográfica eran las localizaciones de esa decadencia urbana en un entorno que ha cambiado tan drásticamente en las últimas tres décadas. “Es difícil capturar una ciudad que es totalmente diferente de lo que fue durante el tiempo en el que la historia se desarrolla”, dice Young. “Es difícil encontrar esos pequeños rincones, aquella pátina ya no está allí, tuvimos que cambiar nuestra visión de una ciudad que hemos visto tantas veces. Para cambiar el punto de vista y replantear la metrópolis de una manera sutil y precisa”. Su principal fuente de investigación fueron las fotografías de las calles de Brooklyn de Jamel Shabazz. “El trabajo de Jamel tiende a ser muy magenta en su tono – es cálido y cremoso”, dice Young.

“Él capturó escenas urbanas y acentúa el humanismo de una manera consciente, reflejando los bajos estratos de la sociedad.  Quería traer ese mismo tipo de calidad en la textura a nuestra película – la captura de una ciudad en la angustia y el examen de los seres humanos bajo las presiones similares que parecen soportar. Cuando pones esas dos cosas juntas, puede ser hermoso”. Después de leer el guión de Chandor, Young supo de inmediato que un ‘El año más violento’ sería una verdadera película para pantalla panorámica. Young trabajó con cámaras digitales, optando por una lente de 50mm anamórfica de Arri para la mayor parte de la filmación. “Pensaba que capturaba el equilibrio perfecto entre el paisaje y las caras”, dice Young, “La película tiene un aire muy sobrio. Tratamos de reflejar la arquitectura, la estructura y las líneas, además de la simetría de los cuerpos contra el paisaje”.

Dirección: JC Chandor.

Año: Estados Unidos, 2014.

Reparto: Oscar Isaac, Jessica Chastain, David Oyelowo, Alessandro Nivola, Elyes Gabel, Catalina Sandino Moreno, y Albert Brooks.

Producción: Neal Dodson, Anna Gerb, JC Chandor.

Distribución: Vértigo Films.

Estreno: 19 de marzo de 2015.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.