El año pasado los cines iberoamericanos superaron los 870 millones de espectadores, un 5,5 por ciento menos que en 2017

Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales, EGEDA, ha presentado el informe anual Panorama Audiovisual Iberoamericano 2019. El estudio realizado con la colaboración de FIPCA (Federación iberoamericana de productores cinematográficos y audiovisuales) analiza la producción, la exhibición cinematográfica y la difusión de la ficción en televisión en una veintena de países iberoamericanos, además su repercusión en Estados Unidos y Europa en el año 2018. 

En la presentación del Panorama Audiovisual Iberoamericano 2019 en la Casa de América de Madrid han participado Oscar Berrendo, director de EGEDA y de la publicación; Octavio Dapena, coordinador de la plataforma ‘Platino Educa, cine para educar’; Ricardo Vaca Berdayés, presidente ejecutivo Barlovento Comunicación; y David Rodríguez, director general de Comscore para España y Portugal.

Entre los datos del informe cabe destacar que los cines iberoamericanos registraron 870,1 millones de espectadores el año pasado en la veintena de países del estudio. La región iberoamericana, que incluye también a países europeos como Portugal y España, cuenta con un total 19.872 pantallas cinematográficas, donde en 2018 se estrenaron 6.271 producciones, de las cuales 22,8 por ciento fueron nacionales (1.432 estrenos). El peso mundial de los espectadores iberoamericanos se mantuvo en torno al 11 por ciento.

Los 870,1 millones de entradas vendidas en 2018 en los cines iberoamericanos dieron lugar a una recaudación de casi 3.355 millones de dólares. El cine nacional acumuló 92,5 millones de espectadores y su cuota de mercado fue del 10,6 por ciento. Así, el cine iberoamericano creció en 2018 en 16,9 millones de espectadores respecto a 2017, lo que supuso un incremento del 22,5 por ciento.

La cuota de espectadores del Top-100, en el quinquenio 2014-2018, acumulada por las distribuidoras americanas representó el 83,2 por ciento, frente al 16,8 por ciento de las distribuidoras independientes. Precisamente, Oscar Berrendo, director de la publicación, puso el foco en la distribución como el principal ‘Talón de Aquiles’ de la industria iberoamericana, con una cuota de mercado también del 16 por ciento en los últimos años para el cine nacional.

En comparación, según los datos del informe publicado por EGEDA el año pasado, concretamente en el mes de julio de 2017, los cines de países iberoamericanos estrenaron 5.668 películas en 2017, siendo el porcentaje de estrenos nacionales del 16,1 por ciento (913 estrenos). En total, 921,1 millones de espectadores asistieron a las salas iberoamericanas en 2017, lo que supuso entonces un incremento del dos por ciento respecto al año anterior. Esto significa que los cines iberoamericanos perdieron 51 millones de espectadores en 2018, con un retroceso del 5,5 por ciento.

En cuanto a la cuota acumulada de espectadores por los Top-10 de cada país en 2018 respecto al total de espectadores, el rango de valores se sitúa entre el 28,1 por ciento de España y el 68,3 por ciento de Venezuela. De los 20 países analizados, doce países registran cuotas de espectadores acumuladas de entre el 40 y el 50 por ciento en el ‘Top 10’. La media global de 2018 es del 35,2 por ciento.

Las tres producciones iberoamericanas con más éxito en 2018 en Iberoamérica fueron la producción brasileña ‘Nada a perder’ (13 millones de espectadores) y las mexicanas ‘Ya veremos’ (4,3 millones de espectadores) y ‘La boda de Valentina’ (3,3 millones). En 2018, el estreno más popular en la región fue la producción ‘Vengadores: Infinity War’, con un total de 59,2 millones de espectadores acumulados en el conjunto de los 20 países iberoamericanos analizados. En segundo lugar, con 45 millones, fue ‘Los Increíbles 2’ y en tercer lugar lo ocupó otro filme estadounidense aunque en este caso dirigido por el español J.A Bayona: ‘Jurassic World: El reino caído’,con 34,2 millones de espectadores. En el Top-20 cinematográfico hay 19 producciones estadounidenses, de las cuales, seis están en coproducción con otros países (Australia, China y Reino Unido). La producción restante procede de Brasil.

Los 20 países de Iberoamérica incluidos en el estudio del Panorama Cinematográfico 2019 albergan más de 660 millones de habitantes, un PIB conjunto que roza la barrera de los 12.000 millones de dólares. La audiencia anual se sitúa en 1,3 películas por habitante y el precio medio de la entrada es de casi cuatro dólares en la región.

Además, el informe señala que el cine iberoamericano refuerza su posicionamiento en Europa con 7,7 millones de entradas en 2018, en los ocho mercados europeos analizados: Alemania, Austria, Francia, Italia, Países Bajos, Reino Unido, Rusia y Turquía.

De los 182 estrenos iberoamericanos contabilizados en estos ocho mercados europeos, los títulos con más presencia en los Top-10 fueron ‘El hombre que mató a D. Quijote’ en siete mercados, ‘Llámame por tu nombre’ en seis mercados y ‘Todos lo saben’, ‘Loving Pablo’, ‘Tadeo Jones 2’ y ‘La Librería’ en cinco mercados. España marca la pauta con cinco de los seis títulos y también en términos de recaudación en Europa, porque las tres películas iberoamerianas que acumulan más de un millón de espectadores en estos mercados europeos fueron las españolas ‘Todos lo saben’ y ‘Loving Pablo’, junto a la brasileña ‘Llámame por tu nombre’. Los países con un mayor número de consumidores de cine iberoamericano en 2018 volvió a ser Francia, seguido de Italia y Países Bajos.

Asimismo, el informe configura los datos de diferentes estudios sectoriales y concluye que, en 74 canales de televisión analizados en el periodo 2010-2017, la ficción en televisión tiene un gran impacto en la programación, con un 26,1 por ciento del tiempo total de emisión. La Telenovela sigue siendo el género premium en Iberoamérica con casi el 58 por ciento del total de títulos estrenados en dicho periodo y con mucha ventaja sobre las series convencionales que registran el 25 por ciento.

Los programadores de los canales de televisión, siguen apostando decididamente por la franja de prime time para difundir la ficción. En concreto el tiempo de emisión que acumula la ficción en este horario es el 44,4 por ciento sobre el tiempo total dedicado a este género.

Por el origen de la ficción, México, Brasil y Colombia, los tres países con una gran tradición en la producción de series, siguen estando a la cabeza de la distribución en el conjunto de televisiones iberoamericanas. Respecto al Top-1 de cada país en 2017, ocho series fueron líderes en sus países de origen: Brasil (‘A força do querer’), Chile (‘Perdona nuestros pecados’), Colombia (‘Tarde lo conocí’), España (‘Allí abajo’), México (‘Hoy voy a cambiar’), Perú (‘VBQ: Todo por la fama’), Portugal (‘A heredeira’) y Venezuela (‘Para verte mejor’).

El consumo de televisión generalista en directo en España, por persona y día, se situó en 2018 en 216 minutos, lo cual sigue siendo muy significativo, ya que supone estar más de 3 horas y media al día frente al televisor. Según ha comentado Ricardo Vaca Berdayés, presidente ejecutivo Barlovento Comunicación, si se retrocede hasta el año 1992, cuando en España solo había un puñado de canales (La1, La 2, Telecinco, Antena 3, Canal+, algunas autonómicas…) el consumo por persona y día entonces era de 192 minutos y el máximo histórico se alcanzó en el año 2012 con 246 minutos. Cada día encienden la televisión en España 33 millones de españoles para consumir televisión lineal, mientra que el 50 por ciento de los hogares cuenta ya con alguna alternativa de TV de pago. Según los datos aportados por el responsable de Barlovento, la reducción del consumo de la televisión lineal se equilibra con el progresivo aumento de los contenidos televisivos a través de plataformas online

La ficción sigue siendo un contenido premium puesto que aportó un promedio del 34,9 por ciento de la audiencia al conjunto de canales de televisión en abierto. Además el 41,6 por ciento de los contenidos emitidos en televisión en España son ficción. Los españoles consumen 74 minutos por persona y día de ficción, que se convierte así en el principal motor de la industria. En este punto, cabe señalar que la mitad de la ficción emitida son largometrajes y el 16 por ciento de estos contenidos de ficción son de producción española. “Nada es posible sin la televisión y nada es posible sin la ficción”, ha concluido Vaca.

Según el informe, las televisiones generalistas han puesto en marcha diferentes estrategias para reforzar el valor de la ficción, como la venta de series a plataformas OTT’s (Netflix, HBO, Amazon) para potenciar su internacionalización o la creación de plataformas propias para el consumo a demanda por parte del usuario (Playz, LovesTV).

Por su parte, David Rodríguez, director general de Comscore, ha apuntado que hay que tratar de identificar al espectador para adaptarse a él, por eso son necesarias herramientas para poder tener la capacidad de medir tendencias en las propias obras audiovisuales y mitigar los posibles daños: “el cine no debe ser ajeno al big-data para saber lo que demanda la audiencia a través de un análisis predictivo”, ha asegurado.

PANORAMA AUDIOVISUAL IBEROAMERICANO 2019

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.