El Festival de San Sebastián sustituye Cine En Construcción y Glocal por sendos works in progress para Latinoamérica y Europa

En la primera semana del mes de abril, los festivales de San Sebastián y Cinélatino, Rencontres de Toulouse anunciaban que dejaban de organizar conjuntamente la iniciativa Cine en Construcción. En esas mismas fechas, la organización del certamen vasco que dirige José Luis Rebordinos, hacía pública su decisión de impulsar un nuevo work in progress dirigido al cine latinoamericano. Pues bien, el Festival de San Sebastián crea ahora no uno, sino dos: WIP Latam y WIP Europa, dos nuevos works in progress (WIP) dirigidos a producciones latinoamericanas y europeas en fase de postproducción.

WIP Latam sustituye, por tanto, al pionero Cine en Construcción tras 18 años de recorrido con el festival Cinélatino, Rencontres de Toulouse. Además de las ayudas a la postproducción que ofrecen las empresas colaboradoras (Ad Hoc Studios, Deluxe, Dolby, Laserfilm Cine y Vídeo, Nephilim Producciones y No Problem Sonido), WIP Latam, que presentará seis películas, contará con un premio patrocinado por la Entidad de Gestión de Derechos de propiedad intelectual para los Productores Audiovisuales, EGEDA.

wip latam europa

EGEDA, Platino Industria y el Festival de San Sebastián sellan así un compromiso para la promoción del cine latinoamericano y sus creadores, facilitando que la potencia de sus historias se consolide en películas que lleguen a muchos públicos, tanto en el cine como en plataformas digitales, transformando así la visión de las nuevas audiencias. El Premio Egeda-Platino Industria, que fallará un jurado constituido a tal efecto por EGEDA, está dotado con 30.000 euros brutos para el productor de la película ganadora y se anunciará el 23 de septiembre, tras la finalización del evento.

EGEDA, Entidad de Gestión de Derechos de propiedad intelectual para los Productores Audiovisuales, refuerza con este patrocinio sus líneas de promoción y apoyo al cine iberoamericano. Esta acción forma parte del acuerdo suscrito con el Festival de San Sebastián el pasado mes de febrero en el que ambas entidades se comprometían a colaborar en la configuración de Platino Industria, cuya primera edición ha quedado pospuesta por la crisis del Covid-19.

Por su parte, WIP Europa es una evolución del programa Glocal in Progress, que pasará de presentar tres a un máximo de seis películas. Se abre ahora a todas las películas de producción europea, aunque se valorará que sean las primeras o segundas obras de sus cineastas o que estén rodadas en lenguas no hegemónicas.

La convocatoria para ambos WIP se abrirá el próximo 1 de junio y se cerrará un mes después, el 1 de julio. El comité de selección del Festival de San Sebastián escogerá seis películas latinoamericanas y hasta un máximo de seis europeas que se presentarán ante distribuidores, agentes de ventas y productores con el propósito de favorecer su difusión internacional.

Redefinición del Festival de San Sebastián

El Festival de San Sebastián queda configurado en tres grandes áreas: un festival que selecciona y programa películas; un festival que promueve el desarrollo de proyectos y las películas en desarrollo (Films-to-Be); y un festival que reflexiona sobre el cine desde una perspectiva amplia: industrial, creativa, formativa (Pensamiento y debate).

platino industria

Por un lado, la programación de películas de San Sebastián, que consta de alrededor de 200 películas seleccionadas en seis secciones competitivas (Sección Oficial, New Directors, Horizontes Latinos, Zabaltegi-Tabakalera, Perlak y Nest) y en siete no competitivas (Culinary Zinema, Made in Spain, Zinemira, Velódromo, Cine Infantil, Retrospectiva y Klasikoak).

Por otro, las propuestas englobadas en Films-to-Be: películas en fase de postproducción que se presentan a profesionales de la industria cinematográfica a través de sus dos works in progress y proyectos que pueden acogerse a tres convocatorias impulsadas por el Festival. Las convocatorias son la residencia de desarrollo de proyectos Ikusmira Berriak, que ofrece espacio, contexto y tiempo -ocho semanas- a cinco propuestas audiovisuales; el Foro de Coproducción, iniciativa para proyectos de cine en desarrollo de Europa y Latinoamérica, que ayuda a las productoras a encontrar socios a uno y otro lado del Atlántico y a potenciar su acceso en el mercado internacional; y Zinemaldia Startup Challenge, un concurso dirigido a nuevas empresas europeas con proyectos tecnológicos aplicados al sector audiovisual.

Además, el Festival organiza Proyecta –una presentación de proyectos cinematográficos que buscan la coproducción entre Europa y Latinoamérica– conjuntamente con Ventana Sur, el mercado de cine más relevante de América Latina, y el Producers Network-Marché du Film del Festival de Cannes, y colabora en el Foro de Coproducción de Documentales Lau Haizetara, impulsado por IBAIA (Asociación de Productores Audiovisuales del País Vasco).

Por último, el Festival quiere subrayar su carácter como lugar de encuentro y transmisión del conocimiento a través de Pensamiento y debate, un paraguas que agrupa actividades que promueven el diálogo sobre el cine desde la perspectiva industrial, creativa y formativa y programas que generan oportunidades de acuerdos y negocio para creadores, productores y distribuidores. En este ámbito figuran desde las clases magistrales de Nest, los Encuentros Zinemaldia y los Desayunos Horizontes, abiertas a los acreditados y también al público, hasta las actividades dirigidas específicamente a los profesionales de la industria cinematográfica y los medios de comunicación especializados como las conversaciones sobre temas relevantes para el sector, las presentaciones de Zinemaldia & Technology, los encuentros de programadores de festivales o los debates sobre el fenómeno de las series.

ssiff

El área de pensamiento y debate en torno al cine tiene su desarrollo durante todo el año en la Elías Querejeta Zine Eskola, promovida por la Diputación Foral de Gipuzkoa, donde el Festival, junto a Tabakalera y a la Filmoteca Vasca, ha conceptualizado un centro de pensamiento, investigación, práctica experimental e innovación pedagógica en torno al pasado, presente y futuro del cine. Uno de los frutos de la colaboración con EQZE es el proyecto de investigación Zinemaldia 70. Todas las historias posibles, que tiene el propósito de generar un archivo vivo que propicie la reflexión y la discusión sobre el pasado, el presente y el futuro del Festival a través de los fondos documentales (cartas, fotografía, críticas y reseñas publicadas en periódicos y revistas, libros…) conservados desde 1953.

-Publicidad-