‘El Reino’, un montaje frenético inspirado en Michael Mann y micrófonos en las corbatas para el diseño del sonido

Publicado por

La 33ª edición de los Premios Goya quizá será recordada porque ‘Campeones’ se alzó con el galardón a la mejor película española del año y otros dos galardones. Sin embargo, sería muy injusto que la comedia de Javier Fesser eclipsase el indiscutible éxito en la ceremonia de ‘El Reino’ de Rodrigo Sorogoyen, como la película más premiada con siete distinciones, incluyendo los de mejor dirección, guión original (Rodigo Sorogoyen e Isabel Peña), actor protagonista (Antonio de la Torre) y actor de reparto (Luis Zahera).

Y además, ‘El Reino’ también destacó en el apartado técnico, donde logró dos de los Goya importantes: mejor montaje (Alberto del Campo) y sonido (Roberto Fernández y Alfonso Raposo). Tras arrasar en los Feroz y las medallas CEC, antes de ser la más premiada en los Goya 2019, el relato de la corrupción política dirigido por ‘Rui’ Sorogoyen, contó con un presupuesto de poco más de cuatro millones de euros y ,recibió la cuantía máxima estipulada de 1,4 millones de euros en en el primer procedimiento de ayudas generales a la producción del año 2017. Como ya ocurriera en el segundo largometraje de Sorogoyen, ‘Que dios nos perdone’, Tornasol Films  y Atresmedia Cine unieron fuerzas, ahora junto a Trianera PC AIE, y Bowfinger en asociación con Le Pacte (Francia) y Mondex & Cie (Francia). El filme cuenta además con la participación de Atresmedia y Movistar+.

‘El reino’:

  • Mejor Dirección: Rodrigo Sorogoyen
  • Mejor Guion Original: Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen
  • Mejor Música Original: Olivier Arson
  • Mejor Actor Protagonista: Antonio de la Torre
  • Mejor Actor de Reparto: Luis Zahera
  • Mejor Montaje: Alberto del Campo
  • Mejor Sonido: Roberto Fernández y Alfonso Raposo

Alberto del Campo , mejor montaje

“Estuvimos como auténticos yonquis documentándonos, leyendo prensa, escuchando la radio y viendo la televisión durante varias semanas y además pudimos hablar con muchos periodistas, políticos y jueces que nos arrojaron luz sobre las dudas. Teníamos muy claro que queríamos hablar de la corrupción política en general y por eso no nos centramos en ningún caso en concreto, pensábamos que era injusto centrarse solo en unas siglas o unos apellidos”, comentó a Audiovisual451 la coguionista Isabel Peña con el Goya en sus manos.

En ‘El Reino’, Manuel Gómez Vidal tiene una buena vida: una familia que lo quiere, amigos en todas partes y un carisma que lo ha convertido en un político querido en su comunidad autónoma. Todo apunta a que será el sucesor del presidente autonómico del Partido. Manuel es, también, un hombre corrupto que lleva años enriqueciéndose con dinero público. Sale a la luz un caso de corrupción que salpica a un compañero de partido y gran amigo. Desobedeciendo las directrices de los jefes del Partido, Manuel hace lo necesario para encubrir a su amigo. Pero comete un error, y ahora es él quien queda expuesto, ligando su nombre a uno de los muchos chanchullos de su partido. Para su sorpresa, desde el Partido no sólo están dispuestos a dejarle caer sino que pretenden que cargue con la responsabilidad de toda la trama.

Isabel Peña, mejor guión original (escrito junto a Rodrigo Sorogoyen)

Alberto del Campo se ha encargado del montaje frenético de ‘El Reino’ y su labor ha sido también premiada por los académicos: “El guión ya recogía este ritmo frenético, muchas escenas y muchos actores hablando rápido”, aseguró. El montaje de la película se llevó a cabo durante cuatro meses: “es una película muy larga, con mucho material, muchos cortes y creo que hemos utilizado para el montaje final algo de cada toma que se rodó”, apunto Del Campo a Audiovisual451.

En este mencionado y elogiado ritmo frenético de la película quizá haya influido el trabajo anterior en televisión del montador: “Bueno, yo vengo del mundo de la televisión, quizá haya algo de ese mundo que yo he podido aportar al montaje de esta película, porque sí es cierto que en televisión se suele necesitar mucho ritmo, un ritmo muy frenético y creo que esta película lo tiene”, reconoció Alberto del Campo, que tiene como secuencia favorita la de la persecución nocturna: “Es una secuencia sin diálogos, sin música… Fue muy agradable montar esa secuencia con Rodrigo Sorogoyen y sobre todo ver lo bien que funcionaba en la película”.

En cuanto a los referentes para el montaje del tercer largometraje de Sorogoyen, Del Campo señala ‘The Insider (El dilema)’, dirigida por Michael Mann: “Aunque no teníamos un referente claro para realizar el montaje, sí tuve muy presente ‘The Insider’, me gustaba el estilo, pero la verdad es que luego el montaje se parece poco al filme de Michael Mann. ‘El reino’ se puede decir que es una película de un solo actor que va a toda velocidad y no puedes parar. El riesgo era hacer eso, hacer un ritmo alto sin parar hasta al final. Al principio hay mucha música y diálogo y en la parte final eso va desapareciendo y nos quedamos con el mundo del personaje de Antonio de la Torre”, concluyó.

Si esencial ha sido el montaje en ‘El Reino’, sin duda una de las marcas distintivas de la película, no menos relevante fue el trabajo del departamento de sonido, encabezado en este caso por Roberto Fernández (diseño de sonido) y Alfonso Raposo (mezclas). “Esta es mi tercera película con ‘Rui’ (Rodrigo Sorogoyen), empezamos a trabajar desde muy pronto en preproducción, buscando ideas. La principal premisa de sonido de ‘El Reino’ tiene que ver con lo que cuenta la película. El personaje de Antonio de la Torre comienza la historia en un momento de felicidad, cuando la crisis todavía no ha llegado, todos disfrutan de la vida y cuando le pillan todo empieza a cambiar. Por eso el principio de la película es todo una fiesta sonora y va tornando hacia la subjetividad del personaje, vaciándose…”, declaró Roberto Fernández a Audiovisual451.

Fernández explicó también otra de las claves del sonido de ‘El Reino’en el propio set: “Sorogoyen quería utilizar angulares y la película está llena de planos muy abiertos en las que hay mucho aire en los encuadres, vemos techos y eso complica bastante el trabajo del departamento de sonido. Por fortuna, es una película de políticos vestidos de traje y las corbatas son un aliado increíble para esconder micrófonos”.

Roberto Fernández y Alfonso Raposo, mejor sonido

El espectacular diseño de sonido de Roberto Fernández facilitó la tarea de Alfonso Raposo en las mezclas, realizadas en Ad Hoc Estudios: “Mi trabajo en ese sentido ha sido sencillo porque el sonido venía muy bien trabajado y diseñado desde el rodaje. El trabajo de mezclas consistió en ir matizando cosas y darle la forma final”. Pero la aportación de Raposo también fue decisiva aunque él quiera limitar su importancia: “Sí, claro, hay secuencias como la del accidente que si el sonido está bien trabajado, como era el caso, puedo aportar ahí mi granito de arena. Trabajamos sobre Protools, la mezcla es 5.1”.

Tanto Isabel Peña como Alberto del Campo están involucrados en el próximo filme de Sorogoyen, el largometraje ‘Madre’, basado en el corto candidato al Oscar: “El reto con el guión del largometraje de ‘Madre’ era estar a la altura del corto de Rodrigo Sorogoyen, que creo que es buenísimo y es solo de él. La idea desde el principio era no ir por los caminos predecibles”, confiesa Peña sobre ‘Madre’, una película con un montaje donde “el ritmo mucho más pausado, con más planos-secuencia y más cotemplativo”, según Del Campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.