Emma Lustres, productora de ‘La sombra de la ley’: “Siempre digo que para nosotros es una ventaja poder rodar en Galicia”

Publicado por

[box type=”tick” style=”rounded”]Emma Lustres, productora del ambicioso segundo largometraje de Dani de la Torre.[/box]

Por paradójico que parezca Galicia es una de las claves que explican la espectacular puesta en escena de la Barcelona de los años 20, en ‘La sombra de la ley’. También su atmósfera de cine negro y su apabullante diseño de producción son deudoras de las tierras del noroeste de España. Y no porque la productora Vaca Films y sus responsables sean gallegos, no, la explicación va mucho más allá.

Emma Lustres

‘La sombra de la ley’ es un thriller ambientado en los años 20 del siglo pasado en Barcelona, producido por Vaca Films, Atresmedia Cine y La Ley del Plomo A.I.E., en coproducción con FD Production (Francia), con la participación de Atresmedia, Movistar+, Canal Plus (Francia), Televisión de Galicia y Televisión de Catalunya, y con el apoyo de ICEC, Agadic y Programa MEDIA. La película se estrena de la mano de Hispano Foxfilm el 11 de octubre. Sus ventas internacionales corren a cargo de Films Distribution.

El guión de Patxi Amezcua llevaba varios años dando vueltas por mesas de productores y televisiones pero no conseguía financiación por su complejidad y su temática. Uno de los primeros productores interesados en producir el filme fue Elías Querejeta. En un primer momento el filme se titulaba ‘La ley del plomo’, para luego pasar a denominarse ‘La sombra de la ley’.  El segundo largometraje de Dani de la Torre tras ‘El desconocido’ cuenta con un presupuesto de unos cinco millones de euros y logró la dotación máxima en el primero procedimiento de las ayudas generales a la producción de 2017, es decir, 1,4 millones de euros.  El filme está protagonizado por Luis Tosar, Michelle Jenner, Vicente Romero, Ernesto Alterio, Paco Tous, Pep Tosar y Manolo Solo. ‘La sombra de la ley’ cuenta también en su reparto con los jóvenes intérpretes Jaime Lorente, Adriana Torrebejano y Fredi Leis.

La película se rodó durante poco menos de ocho semanas en más de 80 localizaciones de Barcelona y Galicia, concretamente dos semanas en la Ciudad Condal y cinco semanas en diferentes localizaciones gallegas, otra prueba de su ascendencia gallega en esta historia tan catalana. Ha contando para ello con la colaboración de los Ayuntamientos de Pontevedra, Lugo y Monforte de Lemos. La fundación Jorge Jove, la fundación del Ferrocarril de Galicia y el Circulo de las Artes de Lugo también colaboraron en la filmación.

Michelle Jenner, Dani de la Torre y Luis Tosar

La película se sitúa en el año 1921. España vive un momento agitado y caótico: son los años del plomo, fruto de los violentos enfrentamientos callejeros entre matones y anarquistas. El gansterismo y los negocios ilegales están instalados en la sociedad. En esta situación de disturbios y crímenes, Aníbal Uriarte es un policía enviado a Barcelona para colaborar con la comisaría local de policía en la detención de los culpables del robo a un tren militar. Aníbal y sus formas no encuentran mucho apoyo entre sus compañeros y enseguida comienzan los enfrentamientos y desconfianzas con el inspector Rediú, un superior corrupto. Aníbal entrará en contacto no sólo con los bajos fondos de la sociedad barcelonesa, entre ellos, con un Barón alemán, un mafioso con importantes conexiones, sino también con el mundo anarquista más radical, dispuesto a todo para conseguir sus objetivos. Allí conocerá a Sara, una joven luchadora y temperamental, cuyo encuentro tendrá consecuencias inesperadas para ambos. La productora Emma Lustres (Vaca Films) ha contado su experiencia en ‘La sombra de la ley’.

Audiovisual451: Lo habéis vuelto a hacer, con un presupuestos de menos de cinco millones de euros habéis producido una película con un ‘look’ en pantalla de 30 millones de euros ¿cómo se consigue?

Emma Lustres: “Las cosas suceden por varias razones siempre. ¿Cómo se consigue una producción así con un presupuesto relativamente pequeño? Lo primero con una gran planificación, vamos, planificando muy bien todo lo que se va a rodar. Dani de la Torre es capaz de estar trabajando en el guión y montando la película ya en su cabeza. Es capaz de incluso durante el rodaje de cambiar la planificación si la cosa se complica, porque siempre está pensando en el montaje. Ya nos pasó en ‘El desconocido’ y nos ha pasado ahora. ‘La sombra de la ley’ tiene prácticamente todos los planos montados y todas las secuencias rodadas, no se ha desechado prácticamente nada. No hay 15 minutos que se hayan quedado en la sala de montaje, no. La clave es el trabajo minucioso previo”.

A451: ¿Pero habrá otras razones?

E.L: “Hay otras razones, por ejemplo el hecho de haber conseguido la colaboración de varias entidades como la Fundación Jorge Jove, que nos ha cedido casi todos los vehículos que están en la película, que no son pocos. Esta Fundación es la colección privada de coches antiguos más importante de Europa y tenemos la suerte de que está en La Coruña. Desde el primer minuto quisieron colaborar con la película y ellos han hecho posible que nosotros hayamos podido abrir mucho el plano y que esos planos sean mucho más ricos, porque los coches dan mucha entidad”.

“Por último, otra razón fundamental que nos permite optimizar al máximo el presupuesto está en Galicia, donde todavía hay muchos edificios y calles que conservan el aroma y la estética de los años 20. Afortunadamente allí hay una colaboración total por parte de la Xunta de Galicia y los ayuntamientos lo que facilita mucho nuestra labor. Localizaciones que aquí en Madrid o en Barcelona te pueden costar 3.000, 4.000, 5.000 ó 6.000 euros al día allí nos las dejan gratis para rodar. Hay mucha colaboración municipal con todo lo que tiene que ver con la ocupación de la vía pública y eso nos permite hacer cosas más vistosas, porque tienes una ciudad como un plató para ti y además sin coste. Por eso siempre digo que para nosotros es una ventaja poder rodar en Galicia, sin obviar, claro, el trabajo titánico de todo el equipo técnico y artístico que se entusiasmó con este guión como nunca he sentido”.

A451: ¿Cómo fue este grado de compromiso?

E.L: “Pues todos quisieron dar lo mejor de sí. Llevo 15 años produciendo películas y la sensación que he tenido con ‘La sombra de la ley’ no la he tenido nunca. Era muy satisfactorio ver este nivel de implicación pero también duro porque era una presión añadida para nosotros. De repente nos encontramos con una situación en la que todos los departamentos nos exigían mucho y nuestro papel como productores era satisfacer esas exigencias que siempre conllevan un mayor coste. Todos buscaban la perfección. Mi experiencia dice que los equipos siempre se esfuerzan mucho, pero  se vuelcan al máximo cuando trabajan con un guión que les enamora. Notas ese plus, además del guión creo que les motivaba participar en una propuesta de película tan original, con una estética tan bonita…  De alguna manera, los trabajos de vestuario, peluquería, fotografía, efectos digitales, sonido, efectos mecánicos, dirección artística… pueden lucirse más en este tipo de historias, explorar cosas que habitualmente no hacen en el cine español. En una película de época pasa eso y si además es una historia que merece la pena contar, aún más. Es una historia con calado, es una película de entretenimiento porque hay acción y misterio, género puro de gánsteres, pero con un trasfondo socio político que nos remite mucho a la actualidad y que de algún modo es el nacimiento de la España moderna. La España de hoy en día se fraguó en estos años”.

A451: Las películas de Vaca Films son así, la crisis económica estaba en el trasfondo de ‘El desconocido’, la corrupción en ‘Cien años de perdón’…

E.L: “Sí, nos sentimos muy satisfechos de nuestra trayectoria. Nuestra manera de afrontar la producción es siempre desde el punto de vista del espectador. Borja Pena, mi socio en Vaca Films, y yo siempre que pensamos en si merece la pena hacer una película nos ponemos la gorra de espectadores, nos preguntamos si iríamos a verla. Eso sí, siempre apostamos por películas que creemos que tienen un público amplio, esta es una de las motivaciones principales para desarrollar un proyecto concreto. Nos gusta un cine de entretenimiento que conecte por el espectador porque le proponga un viaje pero que también sea un cine de calado, que no sea un cine simple, es decir, que mire al espectador a la cara y le diga algo, que muestre un problema social, político… No queremos que suceda esto de que tardamos dos años en escribir un guión, dos meses en rodar una película, dos horas en verla y dos minutos en olvidarla. Para nosotros es importante que no sean dos minutos, que si se queda en la cabeza la película dos horas, mejor, y si son dos días estupendo y si ya son dos semanas…”

A451: Entonces, entretenimiento con mensaje ¿no es así?

E.L: “Tratamos de producir nuestras películas sin complejos y siendo muy hormiguitas. Me sigo sintiendo una cortometrajista que produce películas. Espero morir siendo cortometrajista y productora de cine sobre todas las cosas desde un punto de vista profesional. Para nosotros el cine debe ser más que entretenimiento y también más que un tema de calado, lo ideal es que se conjuguen las dos cosas porque creemos que cuando haces una película de denuncia de una manera muy determinada y eso implica que la vea menos gente estás consiguiendo tu objetivo a medias. Es verdad que si la ve mucha más gente, también habrá muchos que no vean esta lectura. En todas nuestras películas hemos tocado temas que ponen el dedo sobre la llaga de determinadas cuestiones de la historia y la sociedad española y el mayor orgullo es que la gente nos comente frases de las películas que les han tocado”.

A451: El guión de Patxi Amezcua estuvo dando tumbos durante años ¿qué vieron para lanzarse a producirlo?

E.l: “El guión de Patxi Amezcua es extraordinario. Lo escribió hace muchos años y es cierto que estuvo dando vueltas por muchas mesas de productores y televisiones, hasta que llega a nosotros. Yo veo que es una película muy ambiciosa de producción y quizá esta era una de las razones de que nadie se atreviese a hacerla. Pero en mi opinión lo que sobre todo echaba para atrás a los productores era una historia demasiado socio-política, demasiado centrada en un conflicto que quizá no interesase tanto. Nosotros cuando lo leímos pensamos que había que llevarlo a otro terreno, coger estos mimbres y hacer otro cesto. En definitiva, dar un giro hacia una película de género más comercial manteniendo la esencia, los personajes y el espíritu de esa historia. Estuvimos un año trabajando en el guión con Patxi Amezcua que está muy feliz con el resultado final. Los proyectos tienen que encontrar su sitio. La historia original sin esos cambios tampoco nos hubiera interesado a nosotros”.

A451: Y en la cabeza siempre Dani de la Torre para dirigirla…

E.L: “Dani de la Torre y el guionista Alberto Marini no acababan de encontrar el siguiente proyecto tras ‘El desconocido’. Desarrollaron alguna idea pero no nos acabó de convencer. Leí el guión de ‘La sombra de ley’ y pensé que era perfecto para Dani. Hemos trabajado con muchos directores y con todos la experiencia ha sido maravillosa, pero creíamos que Dani de la Torre era el director ideal para ‘La sombra de la ley’, por su carácter, su talento, su complicidad con nosotros y porque es capaz de hacer mucho con poco”.

A451: Su virtuosismo como director queda patente en algunos majestuosos planos secuencia de esta película… ¿No daban un poco miedo a los productores?

E.L: “Sinceramente, el miedo con los planos secuencia largos y ricos visualmente se me quitaron en ‘El desconocido’. Cuando estábamos planificando el gran plano secuencia ‘El desconocido’ yo insistía en tener un plan B, porque no tenía la seguridad y la confianza de que aquel plano saliese. Salió y muy bien, para el equipo fue un éxito y más teniendo en cuenta que se rodó en un día. Cuando Dani planteó el gran plano secuencia de ‘La sombra de la ley’, porque hay varios, la sensación era que estábamos ante algo muy ambicioso, sin embargo tenía la absoluta tranquilidad de que lo iba a hacer perfecto, también en un solo día de rodaje, pero confiaba en él plenamente. La verdad es que ese día creímos morir, no lo olvidaré nunca, porque ya al final del día, como a las siete de la mañana, a Dani de la Torre, al responsable de efectos visuales Félix Berges, al director de fotografía Josu Inchaustegui y a mí nos dio un ataque de risa pensando es que estábamos locos con este planteamiento de secuencia. Nos reíamos porque lo habíamos conseguido y estábamos satisfechos, pero pensando en que era una locura. Fue uno de los días más bonitos del rodaje. Implicaba mucho despliegue de producción, con mucha figuración muy arreglada”.

A451: Narrativamente son un desafío pero aportan mucho a la historia…

E.L: “El plano secuencia al final es una forma de narrar. Por ejemplo, hay otro plano secuencia en una pelea de Luis Tosar que lo que trata de transmitir es que es un hombre especial por su manera de pelear. Si lo haces con una secuencia clásica estás contando otra cosa. Con el gran plano secuencia del music-hall pasa lo mismo, si lo muestras de manera convencional trasmite una cosa si lo cuentas en plano secuencia presentas el music-hall como un personaje más de la película, que es realmente lo que es. Es por algo, tiene un sentido”.

“Dani contaba el otro día que la vida hoy en día la vemos en plano secuencia. Cada uno de nosotros lleva una cámara en el bolsillo y siempre rodamos en plano secuencia lo que nos interesa. Es además un lenguaje muy contemporáneo”.

A451: La referencias cinematográficas de ‘La sombra de la ley’ son múltiples, Scorsese, Leone, los hermanos Coen de ‘Muerte entre las flores’… ¿no es así?

E.L: “Es cierto, es una película con muchas referencias cinematográficas porque en cierto sentido es un clásico modernizado. Siempre quisimos hacer eso, una película de aire clásico pero modernizarla. La música es muy clásica, hay secuencias con una puesta en escena muy clásica, en cambio hay mucho movimiento de cámara y mucho plano secuencia. Películas como ‘Erase una vez en América’, ‘Los intocables de Eliot Ness’, el cine de Scorsese… esto está ahí y lo hacemos con orgullo y humildad”.

A451: Ese clasicismo no ha evitado una larga y compleja postproducción…

E.L: “La posproducción ha sido muy larga porque es cierto que ha habido mucha intervención digital. También ha habido mucho trabajo en las mezclas de sonido y el montaje se alargó mucho. Una de las cosas que más satisfacción me genera es el trabajo de El Ranchito (Félix Berges). Félix es una persona que siempre quieres tener cerca porque sabes que si está, todo va a salir bien. Para nosotros es un privilegio poder contar con ellos, creo que han hecho un trabajo impecable. Me consta que Félix ha disfrutado mucho con esta película, por su tipología. Hay suburbios, pero hay mucha luz, color, ciudades creciendo… En el fondo, los años 20 en España, que es una época muy desconocida y poco tratada en el cine, son unos años muy divertidos, también conflictivos, con mucha vida nocturna, donde las mujeres luchaban por sus derechos, también la clase obrera… Si uno se sumerge en estos años se da cuenta de la elegancia de la gente, de los coches, esas calles repletas de music-halls, los edificios, los empedrados… todo estaba aquí también… La gente a lo mejor tenía un traje o dos, pero todos iban arreglados, no es de película es la realidad, existía. Entonces Barcelona era muy similar a Chicago”.

A451: También se observa una gran implicación de los protagonistas en las escenas de acción…

E.L: “Hay mucho doble y especialista en la película, pero hay secuencias que han rodado los propios actores. Cualquiera que vea a Luis Tosar se da cuenta de que es un actor que maneja la acción de forma increíble. Hay mucha coreografía en la peleas, ellos lo han disfrutado mucho, siempre agradecen rodar acción, peleas, persecuciones…”

A451: En este sentido, cabe destacar la secuencia de la persecución en un maizal que no debió ser sencilla…

E.L: “La persecución del maizal tengo que reconocer que yo no la veía clara. Por coste y complejidad. Dani se empeñó y después le dije que tenía razón por insistir y me respondió: pues mira que me hiciste sufrir. Fue una secuencia que también rodamos en día y medio, un día en el maizal que plantamos nosotros y medio día en un plató para los interiores del coche. En mayo plantamos el maíz, unos 3.000 metros cuadrados. Fue muy complicada porque tuvimos que preparar los coches, primero lo iba a hacer un doble pero al final se animó Michelle Jenner… El mérito cien por cien de esta secuencia es de Dani”.

A451: ‘La sombra de la ley’ es una coproducción con Francia ¿cómo se gestó?

E.L: “Nosotros llevamos varios años trabajando con productores franceses, prácticamente todas nuestras películas han sido vendidas a Canal+ Francia. Nuestros socios franceses coproducen financieramente y se quedan con los derechos allí”.

A451: ¿Con cuántas copias se estrena en España?

E.L: “La película aquí en España saldrá con un 325 copias. Por un lado está la sensación de que la gente se decanta ahora por películas como ‘Venom’, ‘La Monja’… mientras que propuestas más adultas como la nuestra parece que lo tienen más difícil. La asistencia al cine en septiembre creo que ha sido floja, veremos a partir de ahora. Creo que esta es una fecha muy competitiva pero siempre ha sido un Puente de mucho consumo de cine. Hemos venido a hacer una película grande y a competir, esperamos que el público se decante por nuestra propuesta, si no mayoritariamente, al menos numerosamente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.