España camina hacia un incentivo fiscal del 30 por ciento para la atracción de rodajes

- Publicidad -

La segunda entrega de la conferencia española sobre rodajes y turismo cinematográfico ha tenido de nuevo como sede Valladolid, aunque en este caso en el marco de la Seminci, porque la primera edición celebrada también en la capital castellanoleonesa no se insertó en la programación del festival pucelano.

Durante dos días profesionales de dos áreas tan afines como como turismo y la producción cinematográfica han debatido e intercambiado opiniones sobre las estrategias de impulso del turismo cinematográfico en España y de la atracción de rodajes internacionales.  El programa preveía además las intervenciones de profesionales de ámbitos tan diversos como el derecho, la docencia universitaria, la gestión cultural y turística y, por supuesto la producción audiovisual y las film commissions.

Si en la primera conferencia celebrada en junio de 2016 el resultado principal fue la ‘Declaración de Valladolid’, ahora, más allá del interesante contenido de las conferencias propuestas, el principal logro de las jornadas técnicas ha sido poder reunir en torno a una mismas mesa y a una idea, en el salón de actos del Museo Patio Herreriano de Arte Contemporáneo Español de Valladolid, a las principales instituciones nacionales relacionadas con la industria de rodajes y el turismo cinematográfico. Y no ha sido sencillo, como reveló uno de los responsables de las jornadas a Audiovisual451.

DECLARACIÓN DE VALLADOLID DEL AÑO 2016 PARA EL DESARROLLO DE UNA ESTRATEGIA ESPAÑOLA DE FOMENTO DEL TURISMO CINEMATOGRÁFICO

En Valladolid, reunidos los integrantes de la red española de film commissions y film offices integradas en Spain Film Commission, en presencia de los representantes de las instituciones públicas y corporativas concernidas, y agentes activos de la industria audiovisual y turística.

MANIFIESTAN

PRIMERO.- Que la denominada Industria de rodajes constituye ya un vector reconocible de la industria audiovisual española, que genera economía en el territorio y fomenta el empleo de profesionales cualificados de todos los subsectores participantes en un rodaje.

SEGUNDO.- Desde el inicio en el 1998 de la actividad de promoción y gestión de rodajes llevado a cabo por la red, España se ha situado como un destino líder en el rodaje de películas y series de televisión internacionales. Este posicionamiento ha sido reforzado con la aprobación por el Ministerio de Hacienda, en vigor desde enero de 2015, a iniciativa de la Spain Film Commission, de un nuevo incentivo fiscal para impulsar los rodajes internacionales en nuestro país.

TERCERO.- Asimismo, los Ministerios de Industria, Energía y Turismo, y de Educación, Cultura y Deporte, han firmado un protocolo de actuación de promoción cultural y turística de España con el objetivo de promover España como plató, y explotar el territorio de los rodajes como destino de turismo cinematográfico.El turismo cinematográfico, o turismo inducido a través del cine y la televisión, internacionalmente denominado Screen Tourism, es un fenómeno que crece en todo el mundo, y constituye un elemento esencial de la promoción de numerosos países como corolario de las estrategias nacionales de fomento de la cultura y el audiovisual. Se trata de una nueva tipología del turismo que responde a un desplazamiento del interés de los nuevos consumidores culturales hacia las industrias creativas, y en particular las artes audiovisuales.

CUARTO.- No obstante, España en su conjunto aún no ha sabido aprovechar suficientemente este fenómeno pese a las importantes experiencias que ofrecen varias CC.AA, y a pesar del potencial de esta nueva forma de turismo cultural para impulsar campañas de promoción de los destinos para la creación de experiencias y productos turísticos innovadores basados en el cine y las series de televisión.Del mismo modo, la industria audiovisual española no ha alcanzado todavía los puntos de coordinación y cooperación imprescindibles con la industria del turismo, que hagan del audiovisual un instrumento útil para estrategias de promoción de la industria turística y que justifique también la  aparición de modelos de negocios e inversiones de ésta en la industria audiovisual.Por estos motivos, las organizaciones firmantes suscriben la presente:

DECLARACIÓN

PRIMERO.- Promover la elaboración de un Plan Estratégico Sobre Turismo Cinematográfico en España como destino de turismo cinematográfico, en el que colaboren las instituciones públicas y las empresas españolas, tanto del sector turístico como del sector audiovisual.

SEGUNDO.- Iniciar los pasos conducentes a la creación de un Clúster de turismo cinematográfico o turismo de pantalla (Screen tourism) como instrumento de gestión de esta iniciativa, y con el objetivo de posicionar España como destino turístico basado en los valores de la creatividad, la cooperación y la excelencia, creando iniciativas específicas, estudios, etc. que contribuyan, también, al mejor desarrollo de la industria audiovisual y de los profesionales españoles.

En la mesa institucional que abrió las jornadas estaban representantes de ICEX España Exportación e Inversiones, Spain Film commission, la secretaria de Estado de Turismo y el ICAA, además del anfitrión del encuentro, el alcalde de la ciudad de Valladolid, Oscar Puente, que comentó que aspira a que Valladolid siga siendo una ciudad de cine que aglutine la creación, la producción y el turismo cinematográfico.

La noticia más importante es que todos reman en una misma dirección y con la meta de incrementar los incentivos fiscales para los rodajes que deberían acercarse en el territorio nacional general al 30 por ciento, como apuntó el asesor de la dirección general del ICAA, Jaime Alejandre: “Estamos en un momento óptimo para mejorar la normativa tributaria referente a los rodajes internacionales. Deberíamos acercarnos a nuestro entorno internacional con una desgravación fiscal en torno al 30 por ciento como ocurre en el resto de Europa”, afirmó. Alxandre que después paso a describir los casos de territorios como Francia, donde cada euro invertido en este concepto genera un retorno de siete euros y 2,7 euros de recaudación fiscal, mientras que en Reino Unido cada libra invertida genera 12,49 libras.

Si a nivel institucional el cine lo tiene claro, no menos interesado está el sector turístico. Rubén López Pulido, sudirector General de Desarrollo y Sostenibilidad Turística, declaró que el apoyo es total desde la Secretaría de Estado de Turismo y que el objetivo es que el turismo de rodajes ayude a cambiar hacia un modelo de calidad, sólido y sostenible. “Es el momento de hacerlo, el turismo cinematográfico es un turismo de calidad y sostenible. También es un turismo my experiencial y que ayuda fijar flujos turísticos en zonas más deprimidas económicamente y despobladas”, dijo

Para Carlos Rosado, presidente de Spain film Coimmission, la asociación sin ánimo de lucro que integra una red de 32 miembros de pleno derecho, Film Offices y Film Commissions, la conferencia sitúa a España en el primer nivel de la producción audiovisual y las sinergias con el turismo cinematográfico. Rosado enumeró los tres objetivos fundamentales del evento: en primer lugar “dotar a España de mecanismos fiscales que permitan competir con otros países del entorno para estar en la primera línea de los destinos para rodajes. En segundo lugar, el presidente de SFC destacó la importancia de la promoción para poder captar los rodajes internacionales y en tercer lugar apuntó al turismo cinematográfico como una herramienta para la atracción de nuevos turistas y, por tanto, generadora de riqueza. “El turismo cinematográfico cierra el círculo virtuoso de las films comissions”, añadió. Rosado anunció en su intervención que en la próxima feria internacional del turismo que organiza IFEMA, FITUR 2019, que se celebrara del 23 al 27 de enero del próximo año, por primera vez habrá un stand de turismo cinematográfico.

Como señaló su moderadora, Teresa Azcona, directora de Aragón Film Commission, el primer panel técnico del día 24 de octubre estuvo dedicado al “complejo mundo de los Incentivos fiscales”, ayudas y subvenciones nacionales y regionales que permiten financiar una producción audiovisual en España. Participaron en el mismo y en el posterior debate Isabel Mariscal, socia fundadora de la asesoría audiovisual Singular Law, y Patricia Motilla, socia responsable del Área de Cultura. Andersen Tax & Legal. Motilla focalizó su ponencia en la producción audiovisual con capital privado a través de una Agrupación de Interés Económico. La representante de Andersen aclaró que a los inversores privados no les interesa la cultura ni los contenidos de las películas, su único interés es obtener una rentabilidad fiscas. Motilla comparó el cine con el sector inmobiliario por sus similitudes de funcionamiento. Por su parte, Isabel Mariscal se centró en el incentivo fiscal para producciones internacionales que vienen a rodar a España, que está fijado de por norma general en el 20 por ciento, con las consabidas excepciones de territorios como Canarias o Navarra. La representante de Singular Law puso el acento en algunos de los requisitos exigidos a los productores para conseguir acceder al Tax Rebate, como que se tengan que depositar en el ICAA una copia de todos los materiales rodados. “Esto es totalmente imposible, nadie te daría una copia de ‘Juego de Tronos’ antes de su estreno”, argumentó.

El segundo panel y coloquio trató de dar luz al impacto generado por los rodajes en un territorio, no solo a su impacto económico, también al mediático y turístico. Agustín Atxa, coordinador Bilbao-Bizkaia Film Commission fue el encargado de moderar las intervenciones de Javier Lacunza, Director General de NICDO (Navarra de Infraestructuras de Cultura, Deporte y Ocio, S.L.), que ha coordinado el Estudio Cualitativo y de Impacto Económico de los Rodajes en Navarra en el periodo 2015-2017 y el profesor titular de Economía Aplicada de la Universidad de Valladolid, Director del Grupo de investigación reconocido en Economía de la Cultura de la Facultad de Comercio, Luis Cesar Herrero.

El docente de la universidad pucelana presentó un estudio con casos concretos sobre el impacto económico de la cultura en general, para centrarse posteriormente en el cine y el turismo. A su juicio habría que hablar inducido por el cine porque no debería solo circunscribirse a las localizaciones de películas, también a las visitas a estudios de cine y parques temáticos, a eventos como son los festivales de cine, además de los programas de televisión. Herrero dio algunos ejemplos internacionales que demuestran esta incidencia directa, como los datos de la London Film Commission que aseguran que una película de éxito incrementa el turismo un 20 por ciento, o la de las instituciones de Nueva Zelanda que no dudan en afirmar que el turismo se dobló en su territorio ligado a producciones como ‘El señor de los anillos’ y ‘El Hobbit’.

También explicó que todo este movimiento está cambiando el propio marketing de las ciudades que crean nuevos productos culturales como parques temáticos y rutas turísticas ligadas a las películas. En opinión del profesor hay que analizar el turismo cinematográfico a largo plazo y siempre teniendo en cuenta que el impacto económico no se traduce literalmente en valor económico, porque el valor económico va asociado al valor cultural, que se acredita si consigo lleva un determinado valor social. También avisó de que es necesario siempre el apoyo institucional como ha ocurrido en el caso de Nueva Zelanda, que incluso serigrafió los aviones que volaban a la isla con personajes de ‘El Hobbit’. Por último, avisó sobre posibles problemas de sostenibilidad que genera el turismo cinematográfico masivo.

Javier Lacunza presentó el estudio sobre el impacto económico de los rodajes en Navarra entre 2015 a 2017. Aunque Navarra cuenta con un incentivo fiscal potente Lacunza dijo que sólo el 22 por ciento de los que van a rodar allí lo hacen por este hecho y que pesa más en la decisión la variedad de localizaciones de la Comunidad Foral y las facilidades burocráticas que ofrece. Como conclusión, cabe señalar que los rodajes en Navarra son capaces de igualar el impacto económico que produce anualmente una infraestructura como el Palacio de Congresos de Navarra, que costó 78 millones de euros.

El último panel de la mañana del 24 de octubre estuvo moderado por Piluca Querol, directora Andalucía Film Commission, e intervinieron los productores Miguel Ruz, de Babieka Films y soocio de la asociación PROFILM, la asociación de empresas españolas que prestan servicios a la producción internacional, y Fernando Victoria De Lecea, representante de APPA, la Asociación de Profesionales de la Producción Audiovisual, y CEO Meñakoz Films. Querol organizó la ponencia en torno a una serie de preguntas a las que daban respuesta los ponentes. La primera de ellas tenía que ver sobre las demandas que harían los productores a las administraciones públicas y las film commission. Ruz destacó que aunque tenemos importantes infraestructuras y profesionales para la producción no somos competitivos frente a Europa y solicitó un incrementos de los costes mínimos de inversión para que las productoras internacionales vengan a rodar a España durante más tiempo.

Fernando Victoria de Lecea insistió en la idea de que el reembolso fiscal en España se debería igualar al de la media europea, llegar al 30 por ciento, y en ofrecer mayores facilidades a quienes vienen a rodar de fuera de nuestras fronteras: “No puede ser que una productora internacional deba esperar 6 meses para obtener permiso para rodar en una localización”. El socio de APPA se congratuló con la unión mostrada por la mesa institucional y consideró fundamental que las instituciones vean el audiovisual como parte de la cultura y la industria del país. Se quejó de que unas infraestructuras únicas como las de La Ciudad de la Luz de Alicante se hayan desaprovechado “debió ser un asunto de estado”, apuntó. La segunda cuestión fue a la inversa ¿qué pueden ofrecer los productores a la administración y las film commission? En este punto, Fernando Victoria de Lecea incidió en la dificultad del requisito de entregar copias los materiales a las administraciones: “Estamos sujetos a cláusulas de confidencialidad y dependemos de las productoras de fuera”. La última pregunta de la mesa giró en torno al incentivo fiscal deseable. La respuesta fue clara: “uno que se acerque a la media de la UE, en torno al 30 o al 40 por ciento sería muy competitivo”, declaró Ruz. También se instó a las diferentes instituciones que vayan de la mano en este punto: “El ICAA y Hacienda suelen ir por caminos diferentes”, comentó Victoria de Lecea que además demandó la exigencia de un certificado cultural para las producciones que vienen a rodar a España, una medida similar a la instaurada en otros países europeos.

La primera jornada de la Conferencia celebrada en Valladolid cerró su parte abierta al público con el cuarto panel “Pitching o como presentar y “vender” un territorio en 5 minutos”. Actuó como moderador Víctor Lamadrid, Coordinador Cantabria Film Commission y participaron Jorge Esteban Blein, docente y experto en audiovisual que actualmente imparte cursos sobre Pitching, y Mario López de Ávila. Director de Innovación. CITY_EX.

Mario López de Ávila explicó qué es un pitching, cómo se hace y cómo puede aplicarse al turismo cinematográfico, destacando que “el pitch debe dirigirse a solucionar un problema que tenga nuestro cliente”. Del mismo modo, Jorge Esteban Blein sorprendió introduciendo la realidad virtual y las últimas tecnologías al concepto de pitch.

La segunda jornada de la Conferencia, el jueves 25 de octubre, fue un monográfico sobre los rodajes internacionales y el turismo cinematográfico en Portugal. El primer panel de la mañana versó sobre la financiación de coproducciones y rodajes internacionales en Portugal. Incentivos fiscales, ayudas y subvenciones europeas, nacionales y regionales que permiten financiar una producción audiovisual en Portugal.

Juan Manuel Guimeráns, coordinador Valladolid Film Office, moderó la sesión destinada a profundizar en los aspectos más interesantes de la “Financiación de coproducciones y rodajes internacionales en Portugal” y, concretamente, explorar las vías de colaboración con España en materia audiovisual. La mesa estuvo compuesta por Nuno Fonseca, del Instituto do Cinema e do Audiovisual, I.P. – ICA, Helena del Barrio. Técnica de la Oficina Europa Creativa y Manuel Claro, coordinador Europa Creativa y MEDIA Desk Portugal.

Guimeráns puntualizó que “Portugal, un país que está haciendo una fuerte apuesta en su política de atracción de rodajes internacionales. Un hecho importante que ha impulsado la relación entre España y Portugal, es la creación de la Red de Ciudades CENCYL+ una comunidad de trabajo formada por ciudades y poblaciones de Castilla  y León y de la región Central de Portugal, en el marco del Programa Interreg V”.

Por su parte, Nuno Fonseca, especialista en coproducción y política de incentivos fiscales manifestó que “Portugal tiene acuerdos de coproducción con más de 70 países, y apuesta cada vez más por los mercados emergentes”. En relación a las coproducciones con España, destacó los diferentes elementos que hacen atractivos los incentivos fiscales portugueses, en marcha de 2017, incluyendo la posibilidad de que “Portugal puede subvencionar hasta el 20 por ciento del coste del proyecto”.

En su turno, Helena del Barrio explicó que “Europa valora especialmente el desarrollo de nuevos modelos de negocio a través de la innovación. Concretamente los subprogramas de financiación destinados al audiovisual, favorecen la creación de nuevos formatos con un uso intensivo de la tecnología y orientados al desarrollo de nuevas audiencias”.

Manuel Claro compartió algunos detalles del trabajo que esa oficina realiza: “No trabajamos con proyectos locales, nos interesan proyectos con alta capacidad de circulación europea y estamos presentes en los mercados de referencia acompañando a los productores locales”.

El segundo panel del día “Turismo cinematográfico. Los rodajes y el turismo en Portugal” fue presentado por el director de la SEMINCI, Javier Angulo, que destacó que “desde hace más de 20 años que se trabaja mucho y bien desde las film commission y film offices españolas para atraer rodajes a nuestro país. Ahora es un momento excelente para desarrollar, a partir de ese trabajo, el turismo cinematográfico”. Participaron Pedro Machado, presidente Turismo Centro Portugal e da Assembleia Geral da Centro Portugal Film Commission y Eugeni Osácar, experto en Turismo Cinematográfico y Director de Investigación del Campus de Turismo, Hostelería y Gastronomía CETT-UB.

Osàcar abrió el coloquio exponiendo las características y el potencial del turismo cinematográfico y compartió datos estadísticos acerca de la actividad “desde 2013 hasta ahora esta modalidad de turismo se ha incrementado en un cien por cien y son  80 millones de turistas los que escogieron en 2017, en todo el mundo, pasar las vacaciones en un destino que vieron en una película o serie, según lo recientemente publicado por el TCI Research. Esta cifra representa el 6,1 por ciento del total de turistas de ese año, según la Organización Mundial del Turismo. Es muy importante crear una oferta competitiva para cerrar el círculo virtuoso del turismo cinematográfico”.

“El Centro de Portugal se encuentra en un estado inicial como destino de cine, pero estamos trabajando muy duro para consolidarnos” aseguró Pedro Machado, durante su intervención. La Conferencia ha sido clausurada por Ana Redondo, Concejala de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, que anunció que se está impulsando desde Valladolid una candidatura para convertirse en Ciudad Creativa de UNESCO en materia de cine”. La segunda edición de la Conferencia Española de Rodajes y Turismo Cinematográfico ha convocado a 150 profesionales.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.