Óscar Graefenhain: “Existe el compromiso máximo de pagar las ayudas a la amortización del año próximo”

Óscar Graefenhein, director general del ICAA

Óscar Graefenhain de Codes sustituyó a Lorena González en la dirección general del ICAA, el pasado 25 de noviembre de 2016, en plena transición al nuevo modelo de ayudas al cine. En estos casi diez meses al máximo responsable del ICAA no le ha dado tiempo a aburrirse y ahora se enfrenta a un ejercicio 2018 tan complicado como clave para el devenir del cine español. Además de la convivencia entre modelos, en el horizonte hay otros retos como la rebaja del IVA de las entradas de cine e impulsar el proyecto de cine y educación.

Este año el ICAA destinó nuevamente un total de 30 millones de euros a las ayudas generales, 5,3 millones de euros a las selectivas y 32.375.000 euros para pagar las ayudas a la amortización de las películas estrenadas en el año 2015. Así, el Gobierno pagará en 2017 un total de 67.675.035,3 euros en todos los conceptos de ayudas a la producción cinematográfica.

Si se repiten los números de 2017 en cuestión de ayudas a la producción, el Gobierno español deberá hacer frente en 2018 a subvenciones por valor de 100 millones de euros. Ese es el principal frente pero no el único del director general del ICAA para los próximos meses.

- Publicidad -

A451: ¿Tiene el ICAA la intención de abrir nuevas líneas de ayudas cuando la coyuntura económica lo permita?

Óscar Graefenhain: “No descartamos nada a medio plazo. Todavía estamos en una situación débil, los fondos no son todo lo boyantes que podrían ser porque tenemos que convivir con los dos modelos de ayudas. Pero en el momento en que se libere la parte de ayudas a la amortización y dispongamos de una parte de ese dinero, sí estoy muy interesado en generar líneas nuevas. Estamos valorando muchas posibilidades. Para mí sería muy importante, por ejemplo, poder apoyar a los guionistas, también al desarrollo de proyectos. Pueden ser líneas pequeñas pero creo que tienen una gran trascendencia para que los proyectos nos lleguen maduros después. Otra idea sería, más que apoyar la producción de series de televisión, porque las televisiones ya tienen bastante músculo y cuentan con presupuestos muy potentes, la posibilidad de apoyar webseries para generar nuevos talentos. A partir de 2019-20 no descartamos implementar otras pequeñas ayudas”.

A451: ¿Este año se han pagado 70 millones de euros en ayudas a la producción y el año que viene muchas más por la desviación de las ayudas a la amortización ¿cómo se resuelve este problema?

O.G.: “Este año hemos pagado 30 millones de euros en ayudas generales, 10 de otras líneas como ayudas selectivas, distribución… y más de 30 millones de en ayudas a la amortización. Para el año 2018 las ayudas a la amortización se duplican. Era el último año del antiguo modelo, había cierta desconfianza con el nuevo modelo y muchos proyectos que se pensaba que irían por el nuevo modelo de ayudas generales optaron por ayudas a la amortización. Ahora estamos negociando como solucionarlo. En Hacienda nos están dando todas las facilidades en una situación muy difícil. Estamos buscando fórmulas para poder afrontar el pago, estamos viendo diferentes alternativas para cumplir, como puede ser pagar en dos veces… Insisto, estamos buscando soluciones para hacer frente a estos pagos”

A451: Pero no queda duda de que se va a pagar hasta el último euro de esos casi 70 millones de euros en amortización en 2018. ¿no es así?

O.G.: “Son entre 62 y 65 millones de euros en ayudas a la amortización para el año que viene. Existe el compromiso máximo de pagarlas, estamos viendo las diferentes fórmulas para hacerlo, eso estamos estudiando. Hacienda está haciendo un esfuerzo y nos está ayudando a buscar soluciones. Esta situación de la convivencia de los modelos implica que hay menos dinero del que debiera para los nuevos proyectos. O te tapas la cabeza o te tapas los pies. Ahora hay proyectos perfectamente diseñados que se quedan fuera y es justo señalar que el sector también está haciendo un gran esfuerzo. Entre todos debemos dirigirnos a las prioridades como captar nuevas audiencias, que el cine español se valore… Creo que el que critica el cine español es alguien que no ve películas españolas. Solo hay que ver últimamente el éxito de películas como ‘Tadeo Jones 2’ o ‘Verónica’, por poner dos ejemplos recientes. Son películas que están muy bien”.

A451. ¿Es entonces imposible que en 2018 las ayudas generales y selectivas aumenten su dotación?

O.G.: “No descartamos nada, estamos pelando todo. Una vez que nos liberemos de la amortización nuestra idea es generar muchas más ayudas y mientras tanto cubrir todos los flancos para intentar apoyar el mayor número de proyectos”.

A451: ¿Imagino que estará deseando llegar a 2019?

O.G.: “Siempre es más momento para asumir responsabilidades, tengo una larga historia en la administración, soy funcionario de carrera y siempre es un mal momento, cuando no es por una crisis es porque hay un modelo transitorio… En este país nos hemos creído durante varios años que éramos ricos y la realidad ha demostrado que no lo éramos tanto. Lo que sí creo es que es una pena que los años boyantes no se hayan aprovechado para consolidar el sector. No lo digo como crítica política, es una opinión como ciudadano, creo que hemos perdido una oportunidad para haber dejado unos cimientos sólidos para que la industria hubiera podido resistir mejor la crisis”.

A451: Su anterior área de responsabilidad era el deporte, que tampoco atraviesa momentos sencillos… ¿Qué diferencias hay en la gestión de estos dos mundos?

O.G: “Entonces, como ahora, me criticaban porque me decían que no venía de ese mundo. Creo que casi todos los sectores se parecen. En el caso del deporte había muchas dificultades, con estructuras poco profesionalizadas. En el caso del cine sí está mucho más profesionalizado pero tiene un debe. Estoy aburrido de las polémicas, que todo sean connotaciones negativas respecto al cine español… Tenemos que conseguir que el ciudadano español quiera al cine español, que lo vea como algo propio como ocurre por ejemplo con nuestros deportistas y los éxitos del deporte español. Hay que trabajar para ser un sector querido por los ciudadanos. Que el cine sea visto como un sector querido y amable nos va a permitir generar nuevos ingresos a través del sector privado. Con una buena imagen es más sencillo conseguir inversión privada y patrocinios”.

A451: ¿También se está peleando entonces por incrementar los incentivos fiscales?

O.G: “Lo primero que hicimos al llegar fue sentarnos con los responsables de Hacienda para estudiar todas estas cuestiones, también de la mano del sector. Hemos conseguido mejorar los incentivos fiscales para ir poniéndonos al nivel de Europa. Hemos subido las desgravaciones fiscales ya en este ejercicio, para el primer millón de euros del 20 al 25 por ciento y para el segundo y tercer millón del 18 al 20 por ciento., hemos elevado el tope de 2,5 millones hasta tres millones de euros. Es algo fundamental también atraer rodajes extranjeros, por imagen, generación de empleo, mejora de la profesionalización de nuestro sector. Tenemos unos profesionales perfectamente cualificados desde el punto de vista técnico y artístico y en la parte de infraestructuras tenemos que dar un paso más. Creo que ahora las líneas de incentivos fiscales que tenemos son bastante atractivas, estamos hablando de más de 600.000 euros de cada tres millones”.

A451: Volviendo al nuevo modelo de ayudas. Entre los productores hay una idea generalizada de que no es un mal modelo, que mejora lo anterior, pero que falta dotación. También hay quien piensa que deberían cambiarse algunas cosas en los criterios de valoración ¿están trabajando en esos cambios?

O.G: “El nuevo modelo se ha hecho de la mano del sector, que ha participado en su diseño y en su implementación. Todos somos conscientes de que íbamos a atravesar un periodo difícil con la convivencia de los dos modelos. El modelo actual creo que es más justo que el anterior, permite contar con ingresos desde el inicio del proyecto, ofrece una seguridad. Cuando se lanza un modelo, por muy pactado que esté, la práctica demuestra que hay que hacer determinados ajustes y en eso estamos ahora. De aquí a final de año vamos a hacer una modificación para corregir aquellas desviaciones o errores que puede haber. No es un nuevo cambio de modelo, son pequeños ajustes que consensuamos también con el sector. Tendremos que estudiar qué pasa con las coproducciones, con la valoración de los puntos de la solvencia, analizar si es justo que productores importantes de gran valía no puedan optar a las ayudas porque en los últimos cuatro años no han hecho nada. Yo pongo siempre el mismo ejemplo, si Víctor Erice quiere hacer una película, quien soy yo para decir que no puede presentarse a las ayudas. Hay que buscar vías para que gente importante que lleve tiempo sin hacer cine, pueda hacerlo. En el caso de las coproducciones, cuando las fomentas es para que se puedan afrontar proyectos más potentes, pero si al final se hacen coproducciones solo para obtener la ayuda, lo que haces es minorar los ingresos de las empresas españolas, que es el objetivo contrario. Hay pequeñas cuestiones técnicas que hay que valorar y ajustar. Nuestra idea es que estos detalles estén subsanados en la próxima convocatoria y probablemente haya que hacer más ajustes después, porque surgirán otros problemas”.

A451: ¿Cuál es la agenda para San Sebastián, van a seguir dialogando con el sector?

O.G: “En San Sebastián, además de las reuniones con instituciones europeas e iberoamericanas previstas, tengo previstas reuniones con FAPAE, PROA, AEC… Lo único que no te puedes permitir estando al frente de responsabilidades públicas es mentir, siempre hay que ser transparentes. Yo no me creo un iluminado que va a hacer una norma mejor que el anterior equipo, que además creo que hicieron un gran trabajo. Contamos lo que se puede o no se puede y de qué manera para hacer una norma siempre pactada”.

“En el momento en que se libere la parte de ayudas a la amortización y dispongamos de una parte de ese dinero, sí estoy muy interesado en generar líneas nuevas de ayudas. Para mí sería muy importante, por ejemplo, poder apoyar a los guionistas, también al desarrollo de proyectos. Otra idea sería la posibilidad de apoyar webseries para generar nuevos talentos”.

A451: Entonces, parece que la relación con el sector es fluida…

O.G: “Lo mínimo que tienes que hacer cuando estas en la administración es valorar y escuchar a la gente que está haciendo una apuesta. Yo no puedo tratar mal a alguien que está haciendo ese esfuerzo, tengo el deber de escucharle, porque además sabe más que nosotros del tema. Nos podremos equivocar, pero que no sea porque no hemos escuchado al sector. No todo se soluciona con más dinero, en multitud de ocasiones es cuestión de escuchar, trabajar conjuntamente. Creo que tenemos una magnífica relación con el sector”.

A451. Otra de las quejas del sector sobre el nuevo modelo es que otorga mucho poder a las televisiones privadas y a grandes distribuidoras…

O.G: “No es verdad, no creo que las televisiones sean las mayores beneficiadas de la norma. En la resolución de la primera fase de la convocatoria creo que ha habido cinco títulos de 17 apoyadas por Telecinco y Antena 3. En la segunda fase creo que habrá un par de ellas, no muchas más. No hacen tantas películas. En este punto cabe resaltar que es una realidad que es muy importante la promoción. Estamos estudiando diferentes posibilidades para mejorar la promoción. Al final, decide el que tiene dinero para apostar por un proyecto. Las televisiones tienen una obligación legal de invertir en cine y cuando hablamos de los apoyos que tiene el cine español no solo nos deberíamos quedar con las ayudas de la administración, también habría que incluir las obligaciones de inversión de las televisiones privadas y públicas, las desgravaciones fiscales… De esta manera veríamos que no estamos para sacar pecho pero tampoco tan mal como se dice muchas veces, reconociendo que todo es mejorable. Nos gustaría construir un marco donde se sintieran cómodo los productores y las televisiones para poder acometer proyectos de mayor envergadura”.

A451: Es cierto que cuando Telecinco y Antena 3 apoyan una película la promoción es impresionante ¿se puede aspirar a que las televisiones públicas y en concreto TVE haga lo mismo?

O.G: “A raíz de que se elimina la publicidad de Televisión Española está en una situación difícil, porque tiene menos presupuesto y limitaciones. Estamos trabajando para buscar fórmulas que permitan que TVE pueda hacer un apoyo más potente a los proyectos donde está invirtiendo también mucho dinero. Estamos viendo si es posible hacer algún tipo de modificación legislativa. En un escenario ideal, la línea que tenemos que abordar de cara al futuro es cómo se entiende a efectos de cómputo de publicidad el cine y la cultura en general. La UE deja ahí algunos resquicios para que el apoyo al cine o a la cultura no se entienda como mera publicidad. Estamos abiertos a trabajar en ese camino y la idea es abordar un aspecto clave que es que el cine que se hace llegue al público. Y eso Telecinco y Antena 3 lo hacen perfectamente y los resultados están ahí”.

A451: ¿Qué pasa con el IVA de las entradas de cine, se baja o no se baja?

O.G: “Nosotros los compromisos que asumimos los cumplimos. Hubo un compromiso de bajar el IVA de los espectáculos en directo y así se hizo. En el momento en que las disponibilidades presupuestarias mejoren se abordará la rebaja del IVA del cine. Ese es el compromiso de Hacienda. No sabemos si será en el próximo ejercicio presupuestario o en el siguiente, estamos negociando, pero esa rebaja se llevará a cabo a corto plazo. Ojalá sea este año, en Hacienda entienden que hay que bajarlo y lo harán en cuanta tengan la posibilidad de hacerlo”.

A451: Desde que el nuevo equipo de Cultura se instaló en el Ministerio la Filmoteca ha sido una de las instituciones que más se ha tratado de revitalizar ¿Qué va a cambiar en la Filmoteca Española, por qué se han focalizado tanos esfuerzos en ella?

OG: “Creo que la Filmoteca es un tesoro que debe estar a disposición de los ciudadanos. La historia de este país está ahí. Estamos diseñando un plan de reestructuración a dos niveles. Por un lado, queremos mantener la esencia de la Filmoteca, es decir, que siga siendo la casa de los amantes del cine pero a la vez abrirla a nuevos públicos. Haremos talleres para jóvenes, ciclos de películas que es muy difícil ver en pantalla grande ahora, que acudan directores, productores y expliquen cómo se hace una película. En definitiva, hacer una programación atractiva para un público más amplio. Por ejemplo, al hilo de Halloween hacer un ciclo de películas de género de serie B. Queremos que el Cine Doré se convierta en un centro cultural en ebullición. Por otro lado, queremos llevar a cabo una serie de mejoras en materia de conservación y restauración de los fondos que tenemos. Esto necesita medios y personal, que se va a incorporar próximamente. Que­remos incorporar nue­vos expertos. Tenemos un personal increíble en Filmoteca, muchos de ellos cercanos a la jubilación y antes de que se vayan queremos que formen y transmitan sus conocimientos a nuevas generaciones, para garantizar el futuro de la Filmo­teca. Estamos do­tándola de nuevos medios económicos y personales que nos permitan tener claro dónde queremos estar dentro de diez años. Vamos a intentar poner en marcha el laboratorio, tenemos los equipos. Nos gustaría que este laboratorio no solo sirva para mantener nuestro cine, también que en un futuro pueda generar ingresos extras para la Filmoteca, un negocio que revierta en la institución”.

“Son entre 62 y 65 millones de euros en ayudas a la amortización para el año que viene. Existe el compromiso máximo de pagarlas, estamos viendo las diferentes fórmulas para hacerlo, eso estamos estudiando. Hacienda está haciendo un esfuerzo y nos está ayudando a buscar soluciones. Esta situación de la convivencia de los modelos implica que hay menos dinero del que debiera para los nuevos proyectos”.

A451: ¿En qué medida puede afectar al cine español el actual conflicto catalán?

O.G: “Honestamente, asistimos preocupados, pero es un problema que trasciende al mundo del cine. Se están viendo una serie de actuaciones increíbles que nadie podíamos pensar que se podían producir. Lo único que puedo trasladar es que yo permanentemente me reúno con productores catalanes, con asociaciones del sector de Cataluña… tenemos una relación totalmente normal y no creo que ellos tengan la sensación de que desde Madrid se les persigue. Por ejemplo, en la última convocatoria, el País Vasco ha tenido cuatro películas apoyadas, un 24 por ciento de total. En Cataluña una de cada cuatro o cada cinco, porque tienen un sector audiovisual muy importante. Para mí es maravilloso que ‘Verano 1993’ sea la representante española para los Oscar es una señal inequívoca que aquí lo que es bueno se protege. Hay una absoluta normalidad con el sector audiovisual de Catalauña”.(Continúa)

A451: Parece que últimamente se habla menos de piratería, pero sigue siendo una lacra importante ¿tienen previsto impulsar algunas políticas al respecto?

O.G: “Hay dos vías de actuación. Hay que dejar de ver la piratería como un delito y hay que perseguirlo penalmente. Se está trabajando en una fiscalía específica, se está potenciando la Sección Segunda en el ámbito de la propiedad intelectual, dotándola de nuevos medios, de hecho se ha firmado un convenio para poder disponer de un software que permita ser más eficaces y también se ha dotado de más personal. La segunda línea de actuación tiene que ver con la educación. Creo que tenemos que aprovechar el cine para educar a los jóvenes en el acceso a la cultura de una forma legal. Hay que fomentar que aprendan a disfrutar el cine en las mejores condiciones. Hay que acostumbrarse a pagar por lo que generan los creadores. Vamos a lanzar una campaña muy potente en medios, también vamos a hacer trabajos de concienciación específicos en los colegios, vamos a colaborar con la policía para que acudan a los centros… En definitiva hay que combatir las mafias que se lucran con la piratería y educar a la audiencia”.

A451: Precisamente, este año ha cogido mucho vuelo la idea de llevar el cine a las aulas ¿en qué punto está este asunto desde la administración?

O.G: “Es muy importante actuar desde la base. El cine no solo es un vehículo que se puede usar para enseñar determinadas asignaturas, sino que es un vehículo en sí mismo. Es muy importante que los jóvenes conozcan la historia de nuestro cine. También es una gran ocasión para iniciar políticas que permitan hacer una educación en valores, conocer una diversidad, hacerles llegar la cultura de una manera amena. En este sentido estamos trabajando con la Academia y otras instituciones para diseñar un catálogo de películas que deben verse en el ámbito escolar, abordar fórmulas que se utilicen en horario lectivo o extraescolar. Es chocante comprobar la escasa oferta audiovisual en los centros de enseñanza, Hay mucho camino del sector. También estamos hablando con Educación, queremos hacer una cosa similar a Aula en Corto pero con largometrajes. El año que viene, por ejemplo, queremos que Aula en corto, además de mostrar el excelente trabajo de los cortometrajistas españoles sea una herramienta para la enseñanza del castellano”.

“El modelo actual creo que es más justo que el anterior, permite contar con ingresos desde el inicio del proyecto, ofrece una seguridad. Cuando se lanza un modelo, por muy pactado que esté, la práctica demuestra que hay que hacer determinados ajustes y en eso estamos ahora. De aquí a final de año vamos a hacer una modificación para corregir aquellas desviaciones o errores que puede haber”.

A451: Precisamente, la Academia está siendo una de las principales impulsoras de este proyecto de Cine y Educación, el Ministerio de Cultura ha firmado este año un acuerdo precisamente con la Academia ¿en qué punto está este acuerdo? ¿Hay ya dotación económica prevista?

O.G: “Más allá de la dotación económica estamos muy agradecidos a la Academia. Te puedo asegurar que tenemos prácticamente reuniones con ellos todas las semanas. Firmamos un convenio marco con una serie de propósitos y ya estamos viendo los primeros resultados en materia de educación y cine, se ha creado un grupo de trabajo para fomentar el cine en los colegios. Estamos trabajando también en la internacionalización del cine español. Vamos a firmar un acuerdo entre varias instituciones públicas como ICEX, AECID, Acción Cultural, ICAA… para, junto a la Academia, generar un fondo para hacer una política coordinada de promoción del cine español en el exterior. Hemos creado un evento de excepcional interés con desgravaciones del 90 por ciento para empresas que hagan donaciones para el apoyo de nuevos cineastas y difusión de la historia del cine español. Tenemos algún patrocinador prácticamente cerrad. Ese dinero no va a las arcas públicas, sino que va a un organismo de la Academia que será la que decida el proyecto de ópera prima se apoya. A mí me gustaría que fuera el proyecto de una mujer, porque otra de las preocupaciones que tenemos es apoyar el papel de la mujer en el cine. Será un grupo de expertos el que decida. Esto va a genera a la Academia toda una serie de ingresos que se destinarán a proyectos de nuevos directores. También estamos trabajando con ellos en la búsqueda de patrocinadores para la Gala de los Goya. Más allá de aportaciones económicas directas, que también hacemos, estamos intentando generar ingresos para la Academia por diferentes vías”.

A451: Diez meses intensos y con mucho trabajo por delante…

O.G: “No me aburro, no. El dinero es muy importante pero también lo es trabajar para potenciar el cine español”.

-Publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. […] El sector de exhibición cinematográfica, uno de los más maltratados por la crisis, mira ahora al futuro con fuerzas renovadas, eso sí, su tranquilidad será casi completa si finalmente el IVA de las entradas se reduce hasta el 10 por ciento, como se viene reclamando. El Gobierno ha empezado a lanzar señales que apuntan a que la rebaja está cerca de confirmarse. Fernando Benzo, Secretario de Estado de Cultura lo ha dicho hace unas semanas, como ya hizo antes el propio ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo. En esa misma línea también está el director general del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, Óscar Graenfenhain: “Nosotros los compromisos que asumimos los cumplimos. Hubo un compromiso de bajar el IVA de los espectáculos en directo y así se hizo. En el momento en que las disponibilidades presupuestarias mejoren se abordará la rebaja del IVA del cine. Ese es el compromiso de Hacienda. No sabemos si será en el próximo ejercicio presupuestario o en el siguiente, estamos negociando, pero esa rebaja se llevará a cabo a corto plazo. Ojalá sea este año, en Hacienda entienden que hay que bajarlo y lo harán en cuanta tengan la posibilidad de hacerlo”, declaró a Audiovisual451. […]