Gloria Saló: “Aquéllos que se quieran dedicar al negocio del formato televisivo deben ser mujeres y hombres del Renacimiento”

Si alguien sabe de formatos televisivos en España es Gloria Saló. Tras 15 años en Telecinco, compagina actualmente su trabajo como directora de mercados internacionales de Producciones Mandarina con su vertiente formativa, dado que es profesora en escuelas como Tracor o Atresmedia Formación, y con sus servicios de consultoría. La autora de ‘¿Qué es eso del formato?’ (Gedisa) está en plena tesis doctoral y ha charlado con Audiovisual451 sobre el negocio de los formatos televisivos, ese que mueve miles de millones de euros cada año y que, para algunos, está menos de lo creativo últimamente tras exitazos mundiales como ‘La Voz’, ‘MasterChef’ o ‘Supervivientes’.

Audiovisual451: Gloria, ¿está todo inventado en televisión, ahora que los clásicos son tal fuente de inspiración?

Gloria Saló: “No. Precisamente el otro día hablaba de esto con un compañero de la industria… Creo que no está todo inventado en televisión y hay que remitirse a las pruebas, es cierto que hay una tendencia a revisar los clásicos pero eso no significa que esté todo inventado. ‘MasterChef’ es ya un clásico en el sentido de que es un formato de los años 90 y unos ejecutivos lo retomaron y lo convirtieron en el éxito que es hoy en día. Y además en un entorno muy competitivo.

Lo clásico puede servir de base y puede ser un buen punto de partida. Si te fijas en la progresión de ‘Pop Idol’ verás que ‘Factor X’ y ‘Got Talent’ fueron creados para los descartes de ‘Pop Idol’. ‘Pop Idol’ se creó para lanzar a los ídolos pop de las nuevas generaciones. Simon Cowell se dio cuenta de que se quedaban fuera muchos artistas, como las bandas, y lanzó ‘Factor X’. Y se seguían quedando fuera personas con capacidades extraordinarias más allá del campo de la música. Y por eso creó ‘Got Talent’. La conclusión es que nunca sabes de dónde puede salir una idea nueva.

Las nuevas tecnologías también propician la creación de formatos novedosos. ‘Rising Star’ o ‘The Stream’ son dos buenos ejemplos de concursos que hacen uso de redes sociales y de servicios digitales como Spotify para establecer su mecánica e incorporar un giro.

Así que, no, no todo está inventado en televisión.”

A451: Sin embargo, por lo menos en España, no se ha dado todavía con la tecla para la participación a tiempo real del espectador en los programas de televisión…

G.S.: “Desde luego en España y seguramente en otros mercados, la participación a tiempo real del espectador no ha calado. Pero en otros territorios, como en los países nórdicos, la integración del espectador a través de aplicaciones móviles es fundamental en montones de programas. Por ejemplo, ‘The Insta Traveller’ es un formato noruego en el que los seguidores de una chica le marcan un itinerario durante seis semanas, ella hace el viaje y sus seguidores saben dónde está, incluso colaboran en el programa, tienen su minuto de gloria y sienten que forman parte de él. Seguramente vayan a estar deseando ver el programa final en televisión.

No cabe duda de que depende de la penetración que tengan las nuevas tecnologías en una sociedad para que este tipo de formatos tengan éxito. Y también depende del uso que se haga de los smartphones y las tablets, si la gente lo usa como cámara de fotos, reproductor de mp3, servicio de mensajería instantánea y no lo concibe para un programa de televisión, poco se puede hacer.

“Creo que el formato de 360º definitivo está aún por llegar, es un terreno todavía explorado sólo a medias.”

Eso sí, nos encanta opinar en Twitter, por ejemplo, yo, por ejemplo, que soy fan de ‘El Ministerio del Tiempo’, siempre comento los capítulos. Hay ciertos programas y series de televisión que se prestan más a la participación en redes sociales, o a la opinión.

De todas formas, creo que el formato de 360º definitivo está aún por llegar, es un terreno todavía explorado sólo a medias. Formatos como ‘Gran Hermano’ u ‘Operación Triunfo’ se prestan tener un universo transmedia alrededor apabullante, creo que el público no vería las galas si no tuvieran a su disposición todo el universo transmedia, todo lo que se crea son elementos captadores de espectadores para la gala semanal.”

“Sobre todo un buen formato debe tener un elemento que sorprenda, que sea diferente, no puede ser previsible.”

A451: ¿Cuáles serían las características de un buen formato televisivo?

G.S.: “La primera que te diría un ejecutivo de una cadena de televisión es que sea rentable. Ya sea pequeño o grande. Pero rentable.

Sobre todo un buen formato debe tener un elemento que sorprenda, que sea diferente, no puede ser previsible. La escenografía se ha explorado en las últimas temporadas, por ejemplo, ‘Dance Dance Dance’ (Talpa) ha introducido la Realidad Aumentada, hay otro formato de baile en el que según el público vota, el suelo va oscureciéndose y los concursantes tienen la sensación de que tienen cada vez menos espacio para bailar. Esto sí son novedades.”

A451: ¿Está agotada la cocina en televisión como concurso?

G.S.: “La cocina no está agotada porque la cocina no deja de ser un tema, creo que sería lo mismo que plantearse si los cantantes están agotados… Pues, evidentemente, no. Hay un amplio abanico de formatos de cocina, con la hibridación de géneros tenemos de todo. Un formato como ‘Mi madre cocina mejor que la tuya’ introduce las relaciones familiares, es más, las relaciones materno-filiales, un elemento que va más allá del concurso de cocina.

No se agotan los temas, se agotan las formas en que se tratan los temas.”

“Cualquier ejecutivo de televisión adora las novedades, pero tiene la obligación de ser conservador por el presupuesto.”

A451: ¿Crees que es cierto que las televisiones no arriesgan?

G.S.: “Lo que más mira una televisión es el presupuesto, sea pública o privada. Si las televisiones no arriesgan es por una cuestión económica. Cualquier ejecutivo de televisión adora las novedades, pero tiene la obligación de ser conservador por el presupuesto.

Los nórdicos sí arriesgan y apuestan por novedades, en su ADN está la innovación, no lo pueden evitar. Nokia, Rovio, ABBA… a poco que pienses en lo que los países nórdicos han dado al mundo te das cuenta de su espíritu innovador. España nunca ha sido un país que se caracterice por esta vena, por eso estamos más limitados en la creación de formatos televisivos. ‘Operación Triunfo’ o ‘Tu cara me suena’ son creaciones españolas y además han sido exportadas a otros países, pero no podemos olvidar que son formatos que revisan clásicos y muy hábilmente…

‘Tu cara me suena’.

John de Mol adquirió ‘Un, dos tres…’ para Holanda y fue el germen para montar su emporio de formatos. Me lo contó Chicho Ibáñez Serrador durante cuatro horas en su oficina de Madrid cuando yo estaba preparando el libro ‘¿Qué es eso del formato?’. Me contó cómo fue recopilando ideas hasta llegar a la fórmula de éxito que fue ‘Un, dos tres…’ en Televisión Española. John de Mol se lo llevó a Holanda, el programa tuvo mucho éxito sobre todo gracias a una sección de lotería que incluía, John de Mol y su socio acumularon una buena fortuna y adquirieron el antiguo mercado de las flores cerca del aeropuerto de Ámsterdam, donde nacería Endemol.

Las televisiones en España no arriesgan excesivamente, pero tampoco arriesgan las productoras. Además de los nórdicos, pienso en cómo crean formatos y formatos desde Reino Unido u Holanda, ¡John de Mol es una máquina! Además de que debe de tener detrás un equipo buenísimo. Una vez pregunté a una colega holandesa cómo un país tan pequeño podía generar tantos formatos y me dijo: “Por dos motivos, de entrada nuestro mercado es tan reducido que tenemos que pensar en formatos con vocación internacional; y después es cierto que nuestras televisiones arriesgan”. ‘Gran Hermano’ nació en Holanda. ‘Supervivientes’ empezó en la televisión pública sueca. En definitiva, países que han innovado en múltiples ámbitos.”

“Una vez pregunté a una colega holandesa cómo un país tan pequeño podía generar tantos formatos y me dijo: “Por dos motivos, de entrada nuestro mercado es tan reducido que tenemos que pensar en formatos con vocación internacional; y después es cierto que nuestras televisiones arriesgan”.”

A451: Israel también se ha colocado a nivel internacional en los últimos años…

G.S.: “Sí, el país ha hecho una apuesta por la innovación tecnológica, Israel dedica mucho dinero a la investigación militar, también ha aumentado el número de canales. Es un conjunto de circunstancias. También de presupuesto disponible, por ejemplo, los nórdicos en ese aspecto se apoyan mucho, un país crea un formato y enseguida sus vecinos lo van a adaptar. En Reino Unido, BBC está obligada a destinar un determinado número de horas de programación a producción externa, eso obliga a los productores a estar constantemente pensando, probando.”

A451: Esto de que las series sean también formatos, ¿es un invento de ahora o siempre ha sido así y pasaba más desapercibido?

‘Bron (El puente)’.

G.S.: “Las series han sido formatos toda la vida. Hasta hace unos años era impensable que se pudiera replicar en Europa una serie estadounidense. Pero ahora se produce ficción en todos o casi todos los mercados del mundo. Creo que los formatos, ya sea de entretenimiento o de ficción, han vivido un proceso de maduración hasta el momento actual.

‘The Killing’ o ‘The Bridge’… ¿quién podía imaginarse que una serie nórdica iba a ser adquirida por Estados Unidos para producir su propia versión? A esos niveles hemos llegado.

En los años 90 el responsable de ficción de la televisión danesa pública estaba fascinado por ‘Canción triste de Hill Street’ y envió a un miembro de su equipo a Estados Unidos para que viera cómo hacían la serie. Y cuando hubo recopilado suficiente información, regresó y produjeron su propia serie de policías: ‘Unit One’, que terminó ganando un Emmy internacional. A partir de ahí aprendieron cómo se hacía la ficción y el éxito actual de las series nórdicas viene de ahí, no es algo casual, simplemente estudiaron cómo se hacían las series, ha habido un proceso, los nórdicos supieron ver las posibilidades. Además del hecho de que hoy en día la demanda de ficción es muy elevada, hay más canales, más plataformas.

Hoy en día los dramas turcos se adaptan en países como el nuestro (‘El accidente’) o tenemos el ejemplo de ‘Homeland’, que es, en origen, una serie israelí.”

“En los años 90 el responsable de ficción de la televisión danesa pública estaba fascinado por ‘Canción triste de Hill Street’ y envió a un miembro de su equipo a Estados Unidos para que viera cómo hacían la serie. Y cuando hubo recopilado suficiente información, regresó y produjeron su propia serie de policías: ‘Unit One’, que terminó ganando un Emmy internacional.”

A451: Como consultora, te reclaman para múltiples pleitos y parece ser que hay más de los que parece… ¿Está el creador de formatos desprotegido?

‘Dance Dance Dance’.

G.S.: “Tener la titularidad de un formato es una garantía de ingresos económicos. Cada pleito tiene sus propios motivos, los hay porque una productora considera que una televisión se ha apropiado de una idea, cuando hay conceptos genéricos y cuando hay títulos similares en el mercado, o porque una cadena considera que otra le ha plagiado… Hay de todo.

El creador de formatos que trabaja dentro de una televisión o de una productora tiene que saber que lo que escribe es para esa empresa que le tiene contratado. Si eres un creativo independiente que presenta ideas a productoras o televisiones, seguramente te estés reservando los derechos sobre el formato. El negocio de los formatos tiene una estructura que está muy generalizada a nivel internacional.

El creador independiente es una figura muy complicada, estamos en un mundo globalizado, con multinacionales, y los creadores independientes apenas tienen cabida y si no han tenido un gran éxito, lo tienen muy crudo para acceder a las televisiones. Lo mejor es tener detrás un respaldo, coger la maleta, irte a un mercado como MIPCOM y pretender que te reciban en esos súper stands es una idea algo romántica.”

A451: Últimamente ha habido muchos problemas con la venta de formatos a mercados asiáticos, ¿no es así?

G.S.: “Sí, pero el mercado asiático ha entendido que para entrar con buen pie en el negocio internacional de los formatos tiene que respetar las normas, si ellos adquieren ideas, también podrán vender las suyas. Respetar los derechos audiovisuales es fundamental para formar parte de la industria. A partir de que China ha adoptado esta actitud, el resto de países asiáticos ha decidido tomar el mismo camino.”

A451: Eres profesora en varias escuelas. ¿Qué consejos les puedes dar a esas personas que se quieren dedicar al mundo del formato?

G.S.: “Tenéis que ser mujeres y hombres del Renacimiento. Hay que saber de producción, de realización, de edición, de marketing, de audiencias, de administración… hoy en día no hay perfiles puros, el papel lo aguanta todo pero si no puedes calcular la dimensión que necesita la producción, no irás a ninguna parte. Después se pueden especializar en lo que quieran, pero hay que tener nociones de todo.”

“Cualquier problemática es susceptible de convertirse en un factual, por eso este género es una fuente inagotable y seguirá muy presente en las parrillas televisivas de todo el mundo.”

A451: ¿Qué tendencias vemos próximamente en formatos?

‘Top Gear’.

G.S.: “Si pienso en el último MIPCOM, veo que hay un poco de todo. Sigue habiendo talents shows, hay más novedades en los de baile que en los de cantantes, ‘Pop Idol’ o ‘La Voz’ siguen fuertes, quizá es por eso. ‘La Pista’ de Caracol Televisión ha sido una revelación, creo que en general están haciendo propuestas muy interesantes desde Caracol. El game show nunca se ha ido porque es un valor seguro, sobre todo en época de presupuestos ajustados, una vez que tienes montado el plató todo suele ir bastante rodado, si funciona en audiencia, claro.

Hay tal variedad de canales y plataformas que hay muchísimas propuestas de programación. Por ejemplo, siguen saliendo novedades en torno a la cocina. La Realidad Virtual quizá haya bajado un poco en el último año porque se necesita un buen presupuesto, aunque los resultados pueden ser espectaculares.

Y tenemos el factual, que es barato de producir y muy amplio en cuanto a temáticas, cualquier problemática es susceptible de convertirse en un factual, por eso este género es una fuente inagotable y seguirá muy presente en las parrillas televisivas de todo el mundo.”

Según un informe de Barlovento Comunicación sobre datos de Kantar Media publicado en octubre de 2017, los concursos más exitosos de España desde 1992 son: ‘Un, dos, tres’, ‘Qué apostamos’, ‘Lluvia de estrellas’, ‘Saber y Ganar’, ‘El juego del euromillón’, ‘Furor’, ‘Alta tensión’, ‘Waku Waku’, ‘Audacia’, ‘Operación Triunfo’, ‘Un, dos, tres… a leer esta vez’, ‘Quién quiere ser millonario’, ‘Pasapalabra’, ‘Más que baile’, ‘La Voz’, ‘MasterChef’, ‘Boom’ y ‘Ninja Warrior’.
-Publicidad-

1 COMENTARIO

  1. Es curioso que no se comente nada del formato del reportaje o documental, que está totalmente denostado en España. El hábito al consumo de formatos televisivos es cultural y eso se puede educar. En España las TV’s y productoras han educado al espectador a ver telebasura.
    Por suerte hay una esperanza en Catalunya, los programas más vistos no son ni Realities, ni Debates de prensa del corazón, ni Informativos espectáculo, ni Telebasura en general. Casualmente algunos de los programas más vistos son de Documentales y Reportajes, y todo gracias a TV3. http://www.ccma.cat/publicitat/tv3-mantiene-el-liderato-absoluto-por-sexto-ano-consecutivo/noticia/2707108/

    Salut!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.