‘Invasor’, la última película producida con el sistema tradicional y el mejor ejemplo del nuevo cine español

-Publicidad-

Después de la conclusión de ‘Invasor’ la pregunta que me asalta es ¿por qué Daniel Calparsoro no está dirigiendo películas en Estados Unidos? Muchos otros directores españoles, con mucho menos ya lo hacen e incluso repiten. El ritmo vertiginoso de su cine, su desenvoltura con la cámara en mano, su montaje cortado, entre otras muchas virtudes (sí, virtudes en el cine de género en el que se mueve el filme), están a la altura (sin exagerar) de las grandes secuencias de acción Olivier Stone o Michael Mann, por poner dos ejemplos. Tampoco se puede menospreciar el trabajo con los actores, con un reparto que funciona como un reloj, pero como el reloj de un temporizador de una bomba a punto de explotar.

La respuesta hay que buscarla en la propia pregunta: Calparsoro no se va Estados Unidos a rodar porque no lo necesita, como tampoco lo necesitó Juan Antonio Bayona para hacer una película como ‘Lo imposible’, cien por cien española (excepto el idioma y el reparto). Mientras que en España trabajen productores como Juan Gordon, Emma Lustres, Borja Pena, Enrique López Lavigne, Paco Ramos o Fernando Bovaira, estos autores no tendrán que salir de España, porque los responsables de Vaca Films, Morena Films, Apaches Entertainment  o Mod Producciones son capaces de producir con 3 millones de euros una película que parece hecha con 20 millones y con 10 millones d euros, un filme con el ‘look’ de 50 millones, claro sin olvidar el indispensable apoyo de las televisiones, principalmente TVE, Antena 3 y Telecinco, y sus empresas productoras subsidiarias en el caso de las privadas, Antena 3 Films y Telecinco Cinema. Así es el nuevo cine español y Audiovisual451 ha tenido la oportunidad de conocer de primera mano como se gesta una película como ‘Invasor’.

Basada en la obra homónima de Fernando Marías, ‘Invasor’ se estrena el próximo viernes 30 de noviembre en las salas españolas de la mano de The Walt Disney Company, con un total de 250 copias. “La película es fiel en contenidos y espíritu a la novela en la que se basa, pero muy  infiel en la forma. La novela es mucho más reflexiva”, reconoce Daniel Calparsoro. El director describe los dos elementos que le atrajeron del proyecto: “la historia tenía dos cosas fundamentales, en primer lugar un contenido importante sobre la responsabilidad del ser humano y el tema de la corrupción moral y el segundo elemento que me sedujo fue la posibilidad que ofrecía para ser transformada en un thriller de acción, una idea que también atrajo a los productores”.

La película está protagonizada por Alberto Ammann, Antonio de la Torre, Karra Elejalde, Inma Cuesta y Luis Zahera, entre otros. ‘Invasor’ cuenta la historia de Pablo, un hombre dispuesto a arriesgarlo todo por descubrir la verdad y sacarla a la luz pública, enfrentándose a situaciones de máximo peligro. Estamos ante una película que habla sobre la conciencia del ser humano y del no conformismo ante las injusticias.

Rodaje en Canarias, recreación de Irak.

“Me parecía importante no hacer un panfleto, que ‘Invasor’ no fuera una película que solo denunciase la guerra de Irak, nuestro objetivo era hablar de un dilema humano universal: si somos capaces de asumir responsabilidad o no”, explica el director. En este sentido el productor Juan Gordon (Morena Films), matiza: “queríamos que la película fuera un rencuentro  con el público español, que no se sintiese enajenado ni herido. Por eso se critica a la guerra pero no a las instituciones”.

El ‘look’ define a la perfección los dos mundos por los que camina el filme, dos mundos que al final se convierten en uno solo. “Nuestra meta era que hubiera un gran contraste entre la parte que transcurre en Oriente Medio y la de España. En Irak tratamos de trasladar sensaciones de una película de aventuras, rodamos con cámara en mano y con colores muy cálidos, con una paleta amplia. En La Coruña, al principio, el ritmo es mucho más tranquilo, con travellings suaves. La paleta en Coruña es mucho más limitada, con tonos grises y oscuros. Sin embargo, al final del filme se mezclan esos dos mundos, se vuelve a abrir la paleta de colores, los movimientos de cámara son más parecidos a los de la parte de Irak, mucho más violentos y hay más acción. Estaba todo muy pensado, queríamos transmitir que lo que hacen los personajes en Irak se lo llevan a La Coruña, no se puede quedar allí”, comenta Calparasoro.

Con un presupuesto de más de 3,6 millones de euros, el filme es una producción de Vaca Films y Morena Films en coproducción con Mandarin (Francia) y la participación de Televisión Española, Canal +, TVG, ONO, AXN, R, Xunta de Galicia y Ayuntamiento de La Coruña. Esos 3,6 millones de euros (según Gordon: “un 20 por ciento más que una producción media en España), lucen en pantalla como 10 millones de euros. El filme se rodó cámara de cine digital Red Epic, durante 8 semanas y tres días entre Canarias y La Coruña y en total el montaje tiene 4.200 cortes, lo que da la medida del material rodado.  “Nuestra voluntad, desde el principio, era que la película fuera muy grande”, apunta Gordon, y Emma Lustres, también productora, añade: “una de las cosas que como productora he aprendido de Juan Gordon es a tener una miras muy altas y que el director las tenga aún más altas”.

En cuanto a la metodología de rodaje el director explica su irrenunciable intención de meter al espectador en la historia y el ansia de realismo: “Quiero llevar al espectador a la acción y que todo sea verosímil. En mi opinión, la cámara queda en un segundo plano para retratar la verdad de los actores, por eso doy tanta importancia a las interpretaciones”, dice Calparsoro. También el director señala como fundamental la labor en la sala de montaje: “la película tiene 4.200 cortes pero creo que no da esa sensación, con cada corte trato de sacar lo mejor de cada actor y te puedo asegurar que lo que se ha rodado se ha montado”, afirma.

La secuencia de la persecución por el centro de La Coruña, la más complicada.

Y es que para contextualizar mejor el filme hay que recordar que se trata la nueva película de los productores de ‘Celda 211′, el binomio Vaca-Morena, un thriller político con elevadas dosis de acción, tensión y suspense, definición que pueden perfectamente compartir ambos títulos. De hecho la promoción de la película saca partido de manida frase: “De los productores…”, que si no parece la idea más original del mundo en ‘Invasor’ se antoja indispensable, porque Vaca Films y Morena Films han creado su propia identidad cinematográfica, su sello dentro del cine español. Audiovisual451 ha entrevistado a los tres productores del filme: Juan Gordon de Morena Films, Emma Lustres y Borja Pena de Vaca Films. “A los tres nos gusta el thriller, el cine de acción y tenemos una manera de trabajar muy parecida. Estas colaboraciones pueden dar problemas, pero nosotros hemos dado con una fórmula en la que nos entendemos muy bien y el trabajo cada vez sale más fluido y cada uno suma esfuerzos”, explica Gordon.

Para Emma Lustres lo fundamental de un proyecto es tener la intuición de que le va a gustar al público “cuando leo un guión tengo que tener la sensación que va a ser comercial, que al público le va a gustar, es humano que te guíes por gustos personales, pero creo que los tres combinamos esos objetivos película comercial y de calidad, es decir, que tenga poso, alma, que vaya más allá del puro entretenimiento”.

Sin embargo, contra lo que se pueda pensar los productores de ‘Invasor’ no tienen como prioridad la vocación internacional porque en su opinión eso depende siempre de la calidad de la película: “Que una película funcione bien en el mercado internacional es consecuencia de la calidad de la película. Es cierto que si haces una comedia es más difícil venderla en el exterior que un thriller pero el éxito de ‘Celda 211’ e ‘Invasor’ a nivel internacional viene dado por su calidad y que el público responde. No creo que una historia carcelaria, rodada en español en una cárcel de Zamora, sea precisamente un proyecto diseñado para el mercado internacional, tampoco ‘Invasor’. Insisto, su atractivo internacional creo que es por el hecho de que son buenas películas”, argumenta Gordon.

Quizá en el momento actual, una película como ‘Invasor’ hubiera tenidos más problemas de financiación o seguramente su armazón financiero hubiera sido diferente. “Cada día que pasa las cosas en España parecen que están peor, pero ‘Invasor’ se financió hace ya 15 meses y creo que es la última película producida con el sistema tradicional. ‘Invasor’ se benefició de una exención fiscal, conseguimos que, además del importante apoyo TVE, entrase una televisión de pago como Canal+ y dos plataformas de cable como ONO y R, también Filmax International adelantó un mínimo garantizado para quedarse con las ventas internacionales”, comenta el responsable de Morena Films.

El presupuesto real de producción se acerca a los 3,7 millones de euros, mientras que en el lanzamiento del filme, que se estrena el próximo viernes, 30 de noviembre, con 250 copias, se invertirán otros 700.000 euros. “Estaba previsto inicialmente estrenar el 5 de diciembre, pero lo adelantamos al 30 de noviembre porque pensamos que era una buena oportunidad de calentar el lanzamiento de cara al puente de diciembre. Hemos trabajado mano a mano con Disney para elegir la mejor fecha de estreno”, reconoce Gordon.

Cuando los tres productores hablan sobre los retos a los que han tenido que enfrentarse en esta película discrepan sobre la secuencia más complicada. Borja Pena lo tiene claro: “lo más difícil fue sin duda la escena de la persecución de coches por el centro de La Coruña. Fue muy dura la semana de ensayos porque los especialistas españoles no están acostumbrados a rodar secuencias como esta, tan complejas, incluso tuvimos que contar con algún especialista extranjero. De hecho cuando pasamos esa semana respiré y pensé que habíamos pasado lo peor”.

Sin embargo para Juan Gordon fue realmente complicada la recreación de Irak en Canarias: “La persecución implica un riesgo inherente, pero desde el momento en que conseguimos que el Ayuntamiento de Coruña nos habilitase esas calles del centro de la ciudad, el riesgo era medido”, aclara Gordon. Emma Lustres coincide con Borja Pena a la hora de valorar la persecución de coches como la secuencia más problemática de un rodaje de por si muy complicado: “Fue lo más difícil y además también se añadió el problema del clima, porque solo podíamos rodar los festivos y teníamos un problema de raccord y era invierno en La Coruña, con lo que eso conlleva”.

El rodaje de esa secuencia se efectúo con tres cámaras y durante 4 días y 200 planos. Toda la película ha sido filmada con cámaras digitales Red Epic, que han aportado una gran flexibilidad a la producción. “Utilizar cámaras digitales nos dio la posibilidad de rodar el equivalente  a 160.000 metros  de negativo de 35mm. Si se rueda en 35mm. se utilizan unos 40.000 metros aproximadamente por película, por lo que hemos rodado cuatro veces más material que lo que hubiéramos hecho con negativo”, asegura Borja Pena.

Ocho fueron las semanas de rodaje, distribuidas en 2 semanas y tres días en Canarias, recreando  interiores y exteriores de Irak, y 6 semanas de interiores y exteriores en La Coruña. “La historia transcurre en Irak y La Coruña, de hecho nos parecía muy interesante para la película que la acción se situase en una capital de la periferia”, dice Gordon. Otro de los aspectos fundamentales de ‘Invasor’ es la posproducción, una labor que llevó al equipo de Telson más de 5 meses. Junto a los efectos digitales de Telson cabe destacar los efectos especiales físicos de Reyes Abades, así como la labor del equipo de especialistas coordinado por Jordi Casares y los efectos de maquillaje de Pedro de Diego, entre otros.

Aunque la película aún no se ha estrenado en España, se ha podido ver con éxito en Festivales como Toronto, Sitges y ya se ha vendido a países como Alemania, India, China, Japón, México, América del Sur, en total unos 40 países. “Creo que es una película que va funcionar muy bien el boca a boca, por eso salimos con 250 copias, porque queremos estar bastante tiempo en cartel. Ya estamos preparando futuros proyectos en común”, concluye Emma Lustres.

También se estrenan en España, el 30 de noviembre: ‘Díaz, no limpiéis esta sangre’; ‘Amigos para siempre’; ‘La vida de Pi’; ‘El origen de los guardianes’; ‘El capital’ y ‘Astérix y Obélix. al servicio de su majestad’

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.