José Manuel García Moyano: “Creo que la labor del montador es igual de decisiva en un documental que una película de ficción”

Nominado a dos Goya por el montaje de ‘La Isla Mínima’ y el documental ‘Paco de Lucía, La búsqueda’

José M. G. Moyano es uno de los profesionales que este año opta a dos Goya, en su caso como montador de ‘La isla mínima’ y del documental ‘Paco de Lucía, la búsqueda’. Los otros dos son Bárbara Lennie que compite por el premio a la mejor actriz de reparto por ‘El Niño’ y mejor actriz por ‘Magical Girl’, mientras que Raúl Romanillos ha sido nominado al premio a los mejores efectos especiales también por ‘El Niño’, junto a Guillermo Orbe, y por ‘Open Windows’, junto a David Heras. Se puede decir que Moyano es el montador oficial de Alberto Rodríguez, ya que ha sido responsable de la edición de las seis películas del director andaluz.

MOYANO montador d
José M. G. Moyano, nominado a mejor montaje por ‘La isla mínima’ y ‘Paco de Lucía, la búsqueda’.

‘La isla mínima’, producida por Atípica Films, Sacromonte Films y Atresmedia Cine, ha conseguido 17 nominaciones y se sitúa en la ‘Pole’ de los Goya 2015. Con más de un millón de espectadores, ha superado los 6,2 millones de euros recaudados en taquilla. El trabajo de Álex Catalán en la dirección de fotografía y de los intérpretes Raúl Arévalo, Javier Gutiérrez (que competirán por el mismo premio como actores protagonista), Antonio de la Torre (actor de reparto), Nerea Barros (actriz revelación), Mercedes León (actriz de reparto) ha sido de lo más halagado en el pasado año y se ha reflejado en las nominaciones a los Goya. De hecho Gutiérrez obtuvo ya la Concha de Plata al mejor actor en el pasado Festival de San Sebastián, al igual que Catalán el premio a la mejor fotografía. La película es sin duda la principal favorita para los Goya tras triunfar en el Premio José María Forqué y en los Feroz. Por su parte, ‘Paco de Lucía: la búsqueda’ es favorito al Goya al mejor documental. El filme que relata toda la trayectoria del genial guitarrista, dirigido por su hijo, Curro Sánchez, también está nominado al mejor montaje. ‘Paco de Lucía: la búsqueda’ es una producción de Ziggurat Films, con la colaboración de Telecinco Cinema, con la participación de Mediaset España y de Canal+ y con el apoyo de Acción Cultural Española (AC/E), del ICAA y de Fundación SGAE. El documental participó también en el pasado Festival Internacional de Cine de San Sebastián. José Manuel García Moyano revela los secretos de ambos trabajos.

AV451: Este año optas a dos Goya como montador de ‘La isla mínima’ y el documental sobre ‘Paco de Lucía’, dos títulos muy diferentes ¿Qué diferencias fundamentales hay entre montar un thriller y un documental?

José Manuel García Moyano: “A primera vista puede parecer muy diferente el montaje de una película documental a una película de ficción. En el caso de una ficción, nos solemos encontrar frente a un guión más cerrado en cuanto a estructura, aunque esto no quiere decir que no haya reescritura a la hora de acometer el montaje. Y en el caso de un documental, nos solemos encontrar con muchísimo material que tienes que analizar, seleccionar y descartar, y conforme vas avanzando en el proyecto creas una estructura de montaje y el propio guión, siempre de la mano del director y el guionista. Podemos tener una idea de guión cuando empezamos a rodar pero este irá tomando forma en el montaje según la respuesta que hayan tenido los protagonistas. En este caso al ser Curro Sánchez (el director del documental) hijo de Paco de Lucía, el material era infinito. No obstante, tanto una película de ficción como un documental tienen el mismo objetivo, contar una historia. Como montador, mi preocupación es aprovechar el material al máximo para poder lograr la mejor película posible”.

“Como montador, mi preocupación es aprovechar el material al máximo para poder lograr la mejor película posible”

la isla minima coche web

AV451: Centrémonos en ‘La isla mínima’ ¿Cómo fue la metodología de trabajo en el montaje de ‘La isla mínima? ¿Empezaste ya a montar la película durante el rodaje?

J.M.G.M: “El primer paso consistió en recibir el guión por parte de Alberto Rodríguez. A partir de ese momento, empecé a analizar y desglosar inmediatamente la película. También, el director me dio referencias de algunas obras, como ‘El cebo’, ‘Memories of Murder’ y ‘Conspiración de silencio’. Una vez iniciado el rodaje, pusimos en marcha la fase de premontaje, en la que personalmente trato de ir al día de lo rodado, para contarle al director cómo están los actores, cómo van funcionando las secuencias y ver si tenemos todo lo necesario para contarlas, y a su vez tener tiempo de reacción frente a algún problema. En esa etapa, procuro ofrecer mi opinión, pues considero importante que se tenga en cuenta mi perspectiva, que no está viciada por las circunstancias del rodaje, al ser este un momento delicado, duro y de cierta tensión. Habría que aclarar que este premontaje sólo sirve de guía para controlar y comprobar que todo va bien. Más adelante, una vez que acaba el rodaje, el director se incorpora al proceso definitivo de montaje. Ahí es cuando intercambiamos ideas y concretamos por dónde queremos que respire la película”.

‘El cebo’, ‘Memories of Murder’ y ‘Conspiración de silencio’ han sido referencias de ‘La isla mínima’.

AV451: ¿Cuántos planos tiene el filme de Alberto Rodríguez? ¿Cuánto tiempo te llevó el montaje?

 J.M.G.M: “Tiene 1.157 planos. Dedicamos ocho semanas al premontaje durante el rodaje y 16 semanas de montaje, aunque estas no fueron continuadas. Como hubo cambios en la estructura de la película, reservamos un tiempo para madurar los posibles cambios que le vendrían bien a la película”

AV451: En mi opinión el montaje de la película con las tomas cenitales de las marismas ayuda mucho a que el paisaje se convierta en otro personaje, ¿es algo premeditado?

J.M.G.M: “Sí, fue totalmente premeditado. Es más, al ser un thriller, seguir la trama se convertía en algo fundamental y nos daba miedo no encontrar un equilibrio entre los tiempos contemplativos que demandaba la marisma en contraposición con la trama, que exige que el ritmo se acelere y no se detenga la continuidad narrativa de la película. Nos parecía que emocionalmente era una forma de dejar al espectador que reflexionara sobre lo que estaba viendo, de ahí que el paisaje esté estratégicamente utilizado en varios puntos de la película. Y al mismo tiempo, nos servía de forma metafórica para explicar qué le pasa al personaje de Javier Gutiérrez. A mi parecer, no sólo los planos cenitales han ayudado a que las marismas sean otro personaje. Ha tenido mucho que ver tanto el trabajo de La Bocina y el de Julio de la Rosa, que han logrado fusionar una banda sonora donde no sabes cuándo termina la música y empieza el sonido de la naturaleza, haciendo que estos tres elementos enlazados hagan que se respire en la película una atmosfera con un ambiente opresivo, turbio y oscuro”.

“La persecución de Raúl Arévalo al Dyane 6 de Sebastián no se rodó, ni se montó desde la espectacularidad, sino desde la credibilidad, con el objetivo de que el espectador se sintiera partícipe de la acción.”

Rodaje de la pelicula Isla Minima de Alberto Rodriguez Produccion Atipica Films
Alberto Rodríguez durante el rodaje de ‘La isla mínima’.

AV451: ¿Fue sencillo trabajar con las indicaciones de Alberto Rodríguez? ¿En qué hizo especial hincapié el director durante el montaje?

J.M.G.M: “Alberto (Rodríguez) y yo nos conocimos trabajando en la televisión a principios de 1998. A finales de aquel año, me propone montar su primera película, desde entonces y hasta la fecha llevo montados sus seis largometrajes de ficción. Por ello, el entendimiento entre los dos es fácil y fluido. En todo este tiempo, hemos labrado no solo un ambiente cordial de trabajo y comprensión, sino de amistad y admiración mutuas. A Alberto le gusta trabajarlo todo desde la verdad, que los personajes y las situaciones sean creíbles. Por eso hacía mucho hincapié en conseguir que los protagonistas y los más de 50 actores secundarios fuesen creíbles y que todas las situaciones en las que se encontraban estos personajes también lo fueran. Por ejemplo, la persecución de Raúl Arévalo al Dyane 6 de Sebastián no se rodó, ni se montó desde la espectacularidad, sino desde la credibilidad, con el objetivo de que el espectador se sintiera partícipe de la acción. Cada vez que comenzábamos una secuencia nos hacíamos dos preguntas: qué queremos contar o a dónde queremos ir; y sobre qué personaje nos interesa volcarla. Esto nos llevaba a tener grandes charlas y probar diferentes formas de enfocar la secuencia, para más tarde enfocar de diferentes formas la estructura de la película. A modo de anécdota, podría señalar que les poníamos notas a las secuencias y las que no aprobaban las dejábamos en cuarentena”.

AV451: ¿Cuáles fueron los principales retos a los que te enfrentaste a la hora de acometer el montaje?

J.M.G.M: “El montaje de ‘La isla mínima’ planteaba un gran reto: había que conseguir que el espectador no se separase ni un instante de la historia, para lo cual hubo que destilar y desechar todo lo que hacía que la trama no avanzara, pero sin dejar de contar nada, ni caer en la reiteración de información. Había que tener presente también que la película funcionara a dos niveles: uno superficial, que era la trama o la investigación policial; y por debajo, había que mostrar un nivel subterráneo, que era claramente la situación de España en la época de la transición. Fue un proceso de montaje muy largo. En un principio contábamos con un metraje de 125 minutos, que fuimos destilando y quitando todo lo que hacía que parara la trama. Había que pensar bien todos los cambios y meditarlos antes de dar el corte final, que fue de 105 minutos de metraje”.

“Había que tener presente también que la película funcionara a dos niveles: uno superficial, que era la trama o la investigación policial; y por debajo, había que mostrar un nivel subterráneo, que era claramente la situación de España en la época de la transición.”

AV451: ¿Qué equipamiento técnico utilizaste en el montaje de ‘La isla mínima’ y cuántas personas formaron el equipo humano en esta fase?

J.M.G.M: “El equipo humano lo formamos mi ayudante Manu Terceño, que es mis pies y mis manos, y yo mismo. Los dos llevamos varias películas juntos. En cuanto al equipamiento técnico, utilizamos dos equipos con Final Cut Pro conectados por red, donde Manu organiza diariamente el material, mientras que yo me puedo centrarme en el montaje. De esta forma, Manu puede ir actualizando mi proyecto en paralelo, sin que se produzcan desviaciones de información. Por otro lado, habría que especificar que el formato con el que se rodó la película fue Arri Raw. La peculiaridad de este formato es que es de gran calidad, pero tiene mucho peso. Cada día de rodaje recibíamos en torno a 800 gigas o un terabyte de material. Consecuentemente, al ser tan pesado el material, se realiza una compresión de trabajo en Apple ProRes para montaje. El Arri Raw se almacena como backup para el posterior conformado para el etalonaje”.

Paco de Lucía- La búsqueda Moyano
‘Paco de Lucía, la búsqueda’ opta al Goya al mejor documental.

AV451: En el caso del documental sobre Paco de Lucía trabajaste además con imágenes de archivo ¿cómo estructuraste el montaje con diferentes materiales y formatos y qué metodología aplicaste?

 J.M.G.M: “Contábamos con un material de archivo infinito para el documental, al tener como director a Curro Sánchez Varela, hijo de Paco de Lucía. No sólo en cuanto a cantidad, sino también en lo que se refiere a la calidad, porque conservaba auténticas joyas. Parecía como si Paco hubiera vivido diez vidas. Al estar trabajando en los escenarios desde que era un niño, el material gráfico y sonoro era inmenso. Esto lo hace todo mucho más interesante y enriquecedor, pero muy laborioso. Además, Paco era muy aficionado al vídeo, y teníamos mucho material casero de su vida cotidiana. Como curiosidad, encontramos varios cortometrajes hechos con sus amigos muy divertidos. Para trabajar, empezábamos haciendo un esqueleto vertebrado con las entrevistas y las grabaciones que Curro había estado realizando durante una gira de Paco de Lucía desde el año 2011. Luego jugamos con el archivo y buscamos la “dinámica”, como diría el maestro. El trabajo se convirtió en un gran puzzle, que no terminaba nunca de mutar”.

“Curro Sánchez Varela, hijo de Paco de Lucía, conservaba auténticas joyas. Parecía como si Paco hubiera vivido diez vidas.”

AV451: ¿Cuántas personas trabajaron en el equipo de montaje?

paco de lucia la busqueda bynJ.M.G.M: “En el montaje empezamos trabajando dos personas, mi compañero de nominación Dario García García y yo. Durante casi un año montamos de forma esporádica, conforme nos llegaba el material. Al final del proceso, cuando retomamos tras un parón de unos meses por la muerte de Paco, se nos presentó la ocasión de participar en el Festival de San Sebastián y tuvimos que darle un acelerón, para lo cual contamos con la ayuda de dos personas más, en la labor de ayudantes, sobre todo para ir haciendo todo el conformado y la sustitución del material de archivo definitivo”

AV451: ¿Crees que en un documental la labor del montador es mucho más decisiva que en una película de ficción?

 J.M.G.M: “Yo creo que la labor del montador es igual de decisiva en un documental como en una película de ficción. También depende del modo de trabajo que tiene cada director. Hay directores de ficción, como pueden ser Cassavettes o Harmony Corine, que juegan en la frontera de lo impredecible, al mismo nivel que otros autores de documentales. Del mismo modo que existen películas documentales más centradas en entrevistas y con un material más controlado, también te encuentras ejemplos como ‘Edificio España’, nominado a los Goya de este año, en el que su director Víctor Moreno estuvo grabando continuamente las obras del edificio durante varios años… Imagínate con el material que te encuentras cuando te sientas en la sala de montaje”.

AV451: ¿Cuántos planos tiene el filme en este caso?  

 paco de lucia la busqueda manosJ.M.G.M: “En el caso del documental de Paco de Lucía no sabría decir cuántos planos tenía. Calculo que serían entre 700 y 800”.

AV451: ¿Cuánto tiempo te llevó el montaje de ‘Paco de Lucía: La búsqueda’? ¿Utilizaste el mismo equipamiento que en ‘La isla mínima? 

 J.M.G.M: “Nos llevó un año de trabajo, pero no de forma continuada. Teníamos reuniones periódicas con Curro, donde nos proporcionaba material nuevo y hablábamos mucho sobre el documental, para quedarnos solos después e intentar plasmar todo lo que se había acordado. Para este proyecto se utilizó diferente equipamiento, aunque con unas características muy parecidas al de ‘La isla mínima’.

AV451: En este caso la música es una parte esencial de la película ¿afectó este hecho de algún modo al montaje?

 J.M.G.M: “Estamos hablando de un documental musical protagonizado por Paco de Lucía, su vida rodaba entorno a la música, por lo tanto la música era premisa fundamental en toda la fase de montaje. En definitiva, hacemos un viaje por la vida de Paco vertebrado por su música. El documental evoluciona en el tiempo a la vez que vemos cómo va evolucionando su música. Al mismo tiempo, se convierte en el dinamizador rítmico del documental. Ha sido un lujo poder contar con toda su discografía, más todo el material de archivo inédito para hacer la película. A veces cuando montas algún proyecto, ya sea por presupuesto o por otras circunstancias, te ves muy limitado a la hora de utilizar una banda sonora. En esta ocasión, ha sido un honor y un placer contar con la música del maestro”.

-Publicidad-

3 COMENTARIOS

  1. […] José Manuel García Moyano también estaba exultante con su primer Goya al mejor montaje: “Es mi primer Goya después de tres nominaciones, todas con películas de Alberto (Rodríguez) excepto la del documental ‘Paco de Lucía, La búsqueda’, de Curro Sánchez, por la que también estaba nominado este mismo año. Estoy muy contento, pero creo que Mapa Pastor, montador de ‘El Niño’, tenía también muchas posibilidades de ganar, porque su trabajo es excepcional”, manifestó. […]