Juan Gordon: “‘Yuli’ es la otra cara de ‘Billy Elliot'”

Productor de ‘Yuli’, que compite por la Concha de Oro

Iciar Bollain compite por tercera ocasión por la Concha de Oro de San Sebastián con la coproducción internacional ‘Yuli’, tras presentar en 2003 en la Sección Oficial del certamen ‘Te doy mis ojos’ (2003), que se saldó con sendas Conchas de Plata para sus protagonistas, Laia Marull y Luis Tosar, y en 2007 ‘Mataharis’. También regresa a San Sebastián el productor Juan Gordon, presente sin ir más lejos en la Sección Oficial de San Sebastián con otra coproducción internacional como ‘Inmersión’, aunque en este caso el proyecto no germinó en Morena Films.

Juan Gordon

Con guion de Paul Laverty, en ‘Yuli’, Bollain aborda el relato autobiográfico de Carlos Acosta: “No Way Home”, la historia del bailarín cubano  que se convirtió en primera figura del Royal Ballet de Londres. El rodaje transcurrió durante ocho semanas de las cuales seis se llevaron a cabo en la isla de Cuba, una en España y otra en Londres. Con un presupuesto oficial de 2,6 millones de euros, la película obtuvo algo más de un millón de euros en el primer procedimiento de ayudas generales del ICAA del pasado año. Producen el filme el mencioando Juan Gordon (Morena Films) junto a Andrea Calderwood (Potboiler Productions), en coproducción con Galápagos Media, Hijo de Ogún A.I.E. (España), Producciones de la 5TA Avenida e ICAIC (Cuba), Match Factory Productions (Alemania) y Mandarin Production (Francia). ‘Yuli’ cuenta además con la participación de BBC Films, Movistar +, y con el apoyo de Eurimages, ICAA, FFA y Berlin Medienfund. The Match Factory se encarga de las ventas internacionales de la película y eOne Films la estrenará en los cines de toda España el 14 de diciembre.

Cabe destacar que se trata de la primera película de Iciar Bollain que cuenta desde la fase de guión con la total participación de BBC Films. En el apartado técnico, Alberto Iglesias se ha encargado de componer la banda y Álex Catalán es el director de fotografía de la película.

En el reparto están Carlos Acosta, Edilson Manuel Olbera, Keyvin Martínez, Santiago Alfonso, Laura de la Uz y Yerlin Pérez. ‘Yuli’ es un viaje temporal a través de la vida de Carlos Acosta, desde su dura infancia hasta su madurez, etapa que está protagonizada por el propio bailarín que, pese a su éxito y reconocimiento internacional, nunca olvidó sus orígenes. ‘Yuli’ es el apodo de Carlos Acosta. Su padre Pedro le llama así porque le considera el hijo de Ogún, un dios africano, un luchador. Sin embargo, desde pequeño, Yuli siempre ha huido de cualquier tipo de disciplina y educación. Las calles de una Habana empobrecida y abandonada son su aula particular. Su padre en cambio no piensa lo mismo, sabe que su hijo tiene un talento natural para la danza y por eso le obliga a asistir a la Escuela Nacional de Cuba. Pese a sus repetidas escapadas y su indisciplina inicial, Yuli acaba siendo cautivado por el mundo del baile, y así, desde pequeño comenzará a forjar su leyenda, llegando a ser el primer bailarín negro que logrará interpretar algunos de los papeles más famosos del ballet, originariamente escritos para blancos, en compañías como el Houston Ballet o Royal Ballet de Londres. El productor Juan Gordon habla sobre la producción de la película.

Iciar Bollain durante el rodaje de ‘Yuli’

Audiovisual451: Un año después vuelve a competir por la Concha de Oro ¿que diferencias observa entre ambas participaciones?

Juan Gordon: “’Yuli’ es una producción de Morena Films y hemos logrado también involucrar dinero de fuera. La película con la que estuvimos el año pasado en San Sebastián, ‘Inmersión’, era una coproducción internacional donde nosotros participábamos, pero no era una iniciativa nuestra”.

A451: De nuevo una coproducción y ahora con el nuevo modelo de ayudas al cine en España ¿cómo fue la búsqueda de coproductores?

J.G: “Sí, hemos producido la película siguiendo el nuevo modelo de financiación del cine español y en coproducción con varios países. El bailarín Carlos Acosta tiene muchos seguidores en todo el mundo y en particular en Inglaterra, porque fue durante más de una década el primer bailarín del Royal Ballet y ahora tiene su propia compañía. El libro en el que se ha basado Paul Laverty para escribir el guión de la película es una autobiografía que se publicó en Reino Unido. Por lo tanto, tenía mucho sentido buscar socios en los diferentes lugares donde su figura podía tener interés, como en Inglaterra o Cuba, donde nació. En el caso de Alemania, ya participaron como coproductores en el anterior filme de Iciar Bolláin, ‘El olivo’, y querían seguir colaborando con ella, aunque a priori era más complicado de encajar en la coproducción. En el caso de Inglaterra era sencillo, porque parte de la historia transcurre allí y se ha rodado allí. Al final, decidimos hacer algo de la postproducción en Alemania. Cuba no es coproductor oficial, pero es muy importante porque se ha rodado allí el 70 por ciento de la película”.

A451: No debe ser sencillo manejar medios en tantos lugares tan diferentes…

J.G: “Estamos muy habituados a rodar coproducciones internacionales, todas nuestras películas las hacemos así. No es un reto, aquí el verdadero reto fue conseguir todo lo que queríamos hacer en La Habana, con un diseño de iluminación muy complicado, con unas coreografías, varias épocas…”

A451: ¿Cuáles fueron los problemas en Cuba?

J.G: “La complicación del rodaje en Cuba fue por una limitación de medios y por la propia ambición de la película, porque hay partes que ocurren en teatros con un diseño de coreografías y de luz espectacular, y eso no era fácil de rodar allí. Se puede pensar que, en cuanto a la época, Cuba está anclada en los años 60, eso es muy fácil de decir, pero a la hora de rodar la realidad es bien distinta”.

“Estamos muy habituados a rodar coproducciones internacionales, todas nuestras películas las hacemos así. No es un reto, aquí el verdadero reto fue conseguir todo lo que queríamos hacer en La Habana, con un diseño de iluminación muy complicado, con unas coreografías, varias épocas…”

A451: La producción se apoyo en un equipo mayoritariamente español ¿no es así?

J.G: “Sí, el equipo es mayoritariamente español, también los actores. Intentamos que los actores fueran de nacionalidad española aunque fueran de origen cubano. Todos los jefes de departamentos y muchos segundos viajaron a las localizaciones. La presencia de españoles en el rodaje en Cuba y Reino Unido era muy importante”.

A451: El baile es esencial en la historia ¿cómo se buscan bailarines que sepan interpretar delante de una cámara?

J.G: “Para buscar bailarines, como Carlos Acosta tiene su propia compañía de danza en La Habana, lo que hicimos fue tirar de ahí. El personaje de Carlos con 20 años es un bailarín de su compañía, otros miembros también aparecen en el filme. Fue casi más complicado encontrar los actores que encarnarían a la familia de Carlos: su padre, Carlos de niño…”

A451: Carlos Acosta es el protagonista absoluto de la historia y además aparece como actor ¿se tuvo en cuenta su opinión durante la producción?

J.G: “Con Carlos Acosta pactamos que, a pesar que él iba a ser un actor en la película y que contábamos su vida, no podría opinar directamente sobre lo que se hacía. Acordamos que él se pondría en manos de Iciar como actor y ha sido muy respetuoso. Hay licencias dramáticas en la película y ha estado de acuerdo con todo, Carlos está enamorado de la película”.

A451: Uno de los datos llamativos de la producción es la presencia de BBC Films…

J.G: “No, realmente no es muy normal contar con BBC Films, pero en este caso desde el principio se interesaron en el proyecto, les gustaba mucho la idea. Iciar se reunió varias veces con ellos para explicar su enfoque y acabaron por convencerse”.

“Con Carlos Acosta pactamos que, a pesar que él iba a ser un actor en la película y que contábamos su vida, no podría opinar directamente sobre lo que se hacía. Acordamos que él se pondría en manos de Iciar como actor y ha sido muy respetuoso. Hay licencias dramáticas en la película y ha estado de acuerdo con todo, Carlos está enamorado de la película”.

A451: ¿Cómo llegó Morena Films al proyecto?

J.G: “El proyecto nos llega porque una productora inglesa había comprado los derechos de la autobiografía de Carlos Acosta, conocía a los productores porque habíamos trabajado juntos hace diez años y me ofrecieron la oportunidad de levantar el proyecto, porque ellos eran incapaces en Reino Unido. Ellos pensaban que tenía que dirigirla un director español, empezamos a hablar, Paul Laverty se animó a escribir el guión y se fue completando el equipo. Por ejemplo, Alex Catalán ya había hecho la fotografía de ‘También la lluvia’ de Iciar Bollain, al igual que Alberto Iglesias, también la directora de arte… Nacho Ruiz Capillas ha montado también varias películas de Iciar. La idea fue mantener el equipo de confianza de Iciar aunque fuera una película que se rodaría fuera de España”.

A451: ¿Cómo se dividió el rodaje?

J.G: “Se rodaron ocho semanas de rodaje en Cuba, España e Inglaterra. Creo que fueron tres semanas en España, una en Londres y el resto en Cuba. En España se han recreado cosas que ocurrieron en Londres o en Cuba, sobre todo interiores o localizaciones que no era necesario rodar en esos países”.

A451: ¿Y la postproducción?

J.G: “Parte de la postproducción se hizo en Alemania y la otra en España. No ha sido muy complejo, lo más complicado quizá haya sido el montaje, porque es una historia que se centra en muchos años, desde la infancia de Carlos hasta la actualidad. La estructura es compleja, pero el resultado ha sido muy bueno”.

A451: La película se estrena en España a mediados de diciembre ¿no temen al cine que llegará en Navidad?

J.G: “La película se estrenará el 14 de diciembre, será un estreno importante con no pocas pantallas. A pesar de ser una historia ambientada en un mundo como el ballet, no deja de ser una historia que cuenta la relación entre un padre y un hijo, de una familia que se enfrenta a las adversidades que les toca vivir en La Habana. Es el convencimiento de un padre de que su hijo tiene un talento especial para el baile. En ese sentido es un ‘anti Billy Elliot’, porque en este caso es el padre el que quiere que el niño baile y el niño no quiere saber nadie, sí, es la otra cara de ‘Billy Elliot’. Sobre todo es una película muy emotiva, estrenamos en una fecha de cine familiar y para nada pienso que estemos fuera de lugar, creo que es una película para todos los públicos, para que entiendan lo que es ser un bailarín en un entorno muy poco propicio como son los años 80 en La Habana”.

A451: ¿Llegará entonces a cualquier audiencia?

J.G: “Creo que ‘Yuli’ es una película sorprendente por inusual, muy agradecida de ver, que emociona, entusiasma y además es visualmente espectacular. No es una película de ballet, es una película de mucha emoción sobre las relaciones entre un padre y un hijo. Esperamos que en San Sebastián guste mucho”

A451. ¿Irán a otros festivales?

J.G: “En principio no tenemos previsto ir a ningún otro festival, la idea es apostar todo por San Sebastián”

A451: Por cierto, ¿el retraso en la publicación de la convocatoria de ayudas generales ha afectado a los planes de producción de otros títulos?

J.G: “Hay que vivir con ello, hay alguna película que hemos retrasando el rodaje por culpa de la convocatoria de ayudas generales y otra como ‘Intemperie’ de Benito Zambrano que decidimos rodar”.

A451: Hay proyectos que no pueden esperar y hay que hacerlos como sea ¿no es así?

J.G: “Bueno, no creas, se puede esperar, si no tienes dinero no te queda otra, puedes esperar incluso hasta que ya no tenga sentido rodar. Eso está pasando, habrá proyectos que ya no se rodarán nunca. Las ayudas son una parte importante de la financiación y si no tienes esa seguridad, pues no ruedas. En el caso de ‘Intemperie’ la película estaba muy avanzada y no podíamos esperar más por fechas de actores, creo que es una película con todos los elementos necesarios para optar a las ayudas generales y espero que no haya sorpresas. Es una coproducción, con director con prestigio, distribuidora, agentes de ventas, basada en una novela…”

J.G: “Creo que ‘Yuli’ es una película sorprendente por inusual, muy agradecida de ver, que emociona, entusiasma y además es visualmente espectacular. No es una película de ballet, es una película de mucha emoción sobre las relaciones entre un padre y un hijo. Esperamos que en San Sebastián guste mucho”
-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.