Kiko Martínez y Alberto Aranda, productores de ‘Orígenes secretos’: “Hacer cine en este país es ya una aventura de románticos”

Máximos responsables de Nadie es perfecto y La chica de la curva, respectivamente, y productores de ‘Orígenes secretos’

El pasado viernes, 12 de julio, llegó a su fin el rodaje de ‘Orígenes secretos’, largometraje del director David Galán Galindo, que asimismo firma el guión junto a Fernando Navarro. Protagonizada por Javier Rey, Verónica Echegui, Brays Efe, Antonio Resines y Ernesto Alterio, completan el reparto de la película nombres como Carlos Areces, Juanfra Juárez y Álex García, con la colaboración especial de Leonardo Sbaraglia.

-Publicidad-

El productor Kiko Martínez, los actores Ernesto Alterio y Javier Rey, y el director David Galán Galindo.

Bajo la producción de Kiko Martínez (Nadie es perfecto) y Alberto Aranda (La chica de la curva), el rodaje de este thriller ha transcurrido durante siete semanas en diferentes localizaciones de Madrid. ‘Orígenes secretos’ es una coproducción hispano argentina de Nadie es perfecto, La chica de la curva, Orígenes secretos A.I.E. e In post we trust, con producción asociada de Quexito Films, la participación de RTVE y de Netflix, corriendo su distribución cinematográfica a cargo de Filmax. Con un presupuesto de unos 3,5 millones de euros, el filme recibió el año pasado un millón de euros en la convocatoria de ayudas generales del ICAA.

Madrid, 2019. Un asesino en serie está sembrando el caos. Personas anónimas y sin conexión están siendo asesinadas imitando las primeras apariciones de los súper héroes más conocidos.

Cosme es el mejor detective de su comisaría y está a punto de jubilarse contra su voluntad. David es su relevo y es joven e impulsivo. Ambos tendrán la misión de encajar las piezas en un juego, del que desconocen completamente las reglas. En su aventura contarán con la ayuda de Jorge Elías, hijo de Cosme, entrañable friki y dueño de una tienda de cómics y de Norma, jefa de ambos y amante del manga y del cosplay.

Dicen que algunas veces hay que ponerse el traje y salir a hacer de este mundo un lugar mejor. Puede que esta sea una de ellas.

Kiko Martínez y Alberto Aranda atendieron a Audiovisual451 durante nuestra visita al rodaje y desgranaron algunos detalles de la película.

Audiovisual451: ¿Qué motivaciones os han llevado a embarcaros en un proyecto como este?

Alberto Aranda: “Yo soy amigo del director y conozco toda la carrera de David (Galán Galindo) como realizador de cortos. Nos presentó el proyecto, y la verdad es que nos apasionó la mezcla de géneros que hace. Empezamos a trabajar en él hace mucho tiempo y lo cierto es que así ha sido, un poco gracias a David, a su carrera como cortometrajista, y también gracias a Kiko (Martínez), al que conocía desde hace mucho tiempo. Teníamos ganas de reencontrarnos en un nuevo proyecto y apareció esta oportunidad, y la verdad es que se ha dado todo rodado.”

Kiko Martínez: “En un principio, el proyecto fue planteado por Alberto (Aranda), más adelante yo conocí a David y su propuesta me pareció arriesgada, vi en ella algo que se escapaba de la fórmula. Me pareció algo muy atractivo que podía dar resultado en este momento en el que hay que reconquistar al público en las salas, era una propuesta más original y novedosa que la mayoría del cine que se está haciendo, y eso fue lo que nos llevó a adentrarnos en este proyecto tan especial.”

“Conocí a David y su propuesta me pareció arriesgada, vi en ella algo que se escapaba de la fórmula. Me pareció algo muy atractivo que podía dar resultado en este momento en el que hay que reconquistar al público en las salas.”

A451: ¿Cuánto tiempo resta de rodaje y qué localizaciones se han manejado a lo largo del mismo?

Rodaje de ‘Orígenes secretos’.

K. M.: “Han sido siete semanas de rodaje, empezamos el 27 de mayo y terminamos este viernes, 12 de julio. En mi caso, yo creo que ha sido la película con más localizaciones de todas las que hecho, porque hemos estado cambiando cada dos días de localización, con un trabajo de arte y de escenografía muy complicado y a contrarreloj. Esta última parte de rodaje se ha desarrollado un poco más en plató, pero hemos estado en muchas localizaciones naturales en las que necesariamente había que intervenir, en las calles haciendo mucha noche, etc.”

A. A.: “Yo soy de Barcelona y no conocía Madrid, así que este rodaje me ha posibilitado conocer lugares de Madrid en los que no había estado nunca, pero la verdad es que ha sido una película con una logística complicada, porque entrar y salir de cada localización es complejo, y además estamos hablando de realizaciones muy especiales donde teníamos que dar un look muy característico a la película; la noche, sobre todo, ha hecho más difícil todo. Pero bueno, al final ha salido muy bien y estamos contentos.”

A451: ¿Tenéis en mente alguna fecha de estreno?

K. M.: “Realmente todavía no, hoy justo están los distribuidores de Filmax aquí en el rodaje y estamos planteando si habría alguna opción interesante de estrenar en el primer semestre del próximo año, pero bueno, aún es pronto para hablar de fechas concretas.”

A451: ¿Existe alguna secuencia a la que tengáis especial respeto por su mayor complejidad a la hora de rodar?

A. A.: “Particularmente, la recreación de los crímenes en el interior de la casa en la que estuvimos rodando en San Bernardo tenía su complejidad porque era un piso pequeño en el que teníamos que recrear un crimen con fuego, efectos y demás; la verdad es que fueron unos días bastante difíciles pero finalmente salió muy bien. Aquí en plató rodamos otra secuencia en la que tenía que arder un pasillo entero que también fue muy curiosa y complicada de rodar.”

K. M.: “Lo cierto es que la película tiene mucha acción y hay escenas en las que, por no poner en riesgo a los actores, hemos contado con unos especialistas buenísimos, unos chicos de Barcelona de la empresa FX. Todas las secuencias de acción han sido muy complicadas, pero yo recuerdo justamente un momento en el piso de San Bernardo en el que un especialista tenía que arder, y entonces tenía que estar en apnea durante dos minutos mientras se desarrollaba la acción, y claro, yo estaba sufriendo porque no estás acostumbrado a eso. La verdad es que por momentos fue tenso porque, aunque sepas que está todo previsto, siempre te da mucho respeto.”

A451: ¿Cómo fue la confección del reparto?

Los actores Ernesto Alterio, Javier Rey, Verónica Echegui, Brays Efe y Antonio Resines.

K. M.: “Ha sido un auténtico puzle. Aunque se barajaron muchos nombres, siempre tuvimos en mente desde fechas tempranas a Javier (Rey) y a Verónica (Echegui), dos opciones que fueron principales para nosotros desde el principio, junto con Brays (Efe). Antonio (Resines), amigo y maravilloso actor, también entró rápidamente en el proyecto, y el resto se fueron sumando ya como parte de ese puzle: tanto (Ernesto) Alterio, como (Leonardo) Sbaraglia, como Carlos Areces, todos ellos fueron muy complicados de conseguir por temas de fechas, ya que estaban trabajando en diferentes series y era un encaje muy complejo. Lo bueno es que, a nivel de actores, todo el mundo quería hacer esta película tan atractiva y nos dijo siempre que sí, pero el problema ha sido organizar un calendario común entre todos, porque lo que ocurre cuando trabajas con buenos actores es que todos están siempre trabajando.”

“Ha sido un auténtico puzle. Aunque se barajaron muchos nombres, siempre tuvimos en mente desde fechas tempranas a Javier (Rey) y a Verónica (Echegui), dos opciones que fueron principales para nosotros desde el principio, junto con Brays (Efe).”

A451: ¿Cuál ha sido el presupuesto de la película?

K. M.: “Pues estamos hablando de en torno a unos tres millones y medio de euros.”

A451: ¿Cómo de decisivas han sido las ayudas generales concedidas por el ICAA para sacar adelante esta película?

K. M.: “El ICAA siempre tiene una parte de subvención que es decisiva. En este caso, la película salió resuelta en la convocatoria del año pasado, y esto supuso una ayuda muy importante, como también lo fue la participación de Netflix y de Televisión Española. Entre estas tres fuentes conseguimos cubrir el grueso de la financiación.”

A451: ¿Cómo valoráis la situación actual de todo lo relativo a las convocatorias de ayudas generales y selectivas, las órdenes del ministerio al respecto y demás?

A. A.: “Pues está muy complicado. El hecho de que haya una sola convocatoria al año, que es a lo que parece que estamos yendo, y que, como no tenemos un gobierno, esa convocatoria se dilate en el tiempo, provoca que planificar los proyectos sea una quimera. En general, producir en este país es ya lo suficientemente complicado como para que tampoco tengamos facilidades en ese aspecto. Espero que pronto haya gobierno y que todo empiece a moverse, porque ya de por sí es muy difícil; al rompecabezas que supone sacar adelante un proyecto siempre hay que añadir toda esta serie de complicaciones.”

K. M.: “Hacer cine en este país es ya una aventura de románticos porque realmente ahora mismo estamos en medio de una huída masiva de gente hacia las series de televisión y a veces nos da la sensación de que los que seguimos haciendo cine estamos locos, que un poco sí que lo estamos. Es muy complicado porque se ve más cine que nunca, se ve mucho cine en las plataformas digitales, pero realmente a la gente le cuesta ir a las salas, lo cual, unido a que siempre estamos cambiando de gobierno y en situación de elecciones permanentes, da lugar a un sistema endeble de ayudas que, si ya de por sí son escasas, porque son treinta millones, además salen tan tarde y dependen en exceso de los presupuestos, lo que explica que mucha gente ya no esté haciendo cine. Gran parte de las compañías amigas, gente históricamente ligada al cine, se ha trasladado a las series porque cada día es más difícil plantearse una película y más fácil hacer lo propio con una serie. Esperemos que en algún momento la tendencia se invierta, porque si es verdad que se ve mucho cine, pero las taquillas han notado bastante esta migración del público.”

“El hecho de que haya una sola convocatoria al año, que es a lo que parece que estamos yendo, y que, como no tenemos un gobierno, esa convocatoria se dilate en el tiempo, provoca que planificar los proyectos sea una quimera. En general, producir en este país es ya lo suficientemente complicado como para que tampoco tengamos facilidades en ese aspecto.”

A451: ¿Cómo de importante ha sido el papel de Netflix en la financiación del proyecto? ¿Su entrada cierra todas las ventas internacionales de la película?

K. M.: “La entrada de Netflix es muy importante porque al final permite cerrar esa parte internacional de ventas que siempre es la tercera pata de una película y también deja algunas puertas abiertas, ya que la película tiene visibilidad en todo el mundo, y eso es muy importante para un proyecto. Realmente, en el modelo tradicional, la película llega a los territorios y a las ventas que llega, pero con la ayuda de Netflix, al hablar de una película como esta, que en el fondo es una película muy de Netflix porque es una película de tendencia, muy especial, que encaja muy bien en su línea editorial, confiamos en que va a ir muy bien y para nosotros es un apoyo muy importante.”

Hacer cine en este país es ya una aventura de románticos porque realmente ahora mismo estamos en medio de una huída masiva de gente hacia las series de televisión y a veces nos da la sensación de que los que seguimos haciendo cine estamos locos.”

A451: Como productores y desde un punto de vista más integral, ¿Qué implicaciones tiene estrenar a día de hoy un thriller en España?

A.A.: “La sensación que yo tengo es que el thriller es un género que, si funciona, funciona muy bien. Yo tengo muchas esperanzas puestas en este thriller que además cuenta con un mundo tan especial detrás, así que vamos a ver si somos capaces de que la peli quede bonita y de darle el empuje necesario. En cualquier caso, como la taquilla está tan mal, tampoco sabes si acertarás o no acertarás; a veces haces una comedia y tampoco consigues acertar. Lo importante es que la película quede bien, que sea un peliculón, que nosotros estamos convencidos de que lo será, y a partir de ahí, solo queda confiar en ello.”

K.M.: “Yo creo que hay que arriesgar, hay que hacer cosas que se salgan de la fórmula en la que todos estamos metidos muchas veces; tenemos que salir de ella para encontrar otros lugares de riesgo donde encontrarnos con el espectador, que también necesita consumir otras fórmulas distintas a la fórmula oficial, la de las comedias que funcionan de una forma más clásica. La gente que ve cine lo ve en muchas plataformas y esto ha cambiado la tendencia, hoy la tendencia es arriesgar, hacer cosas modernas que se salgan de la fórmula, y eso nos lo ha contagiado la opinión del público.”

“La entrada de Netflix es muy importante porque al final permite cerrar esa parte internacional de ventas que siempre es la tercera pata de una película y también deja algunas puertas abiertas, ya que la película tiene visibilidad en todo el mundo, y eso es muy importante para un proyecto.”

A451: ¿Tenéis nuevos proyectos en mente o ya en pleno desarrollo que se puedan contar en este momento?

K.M.: “En ‘Nadie es perfecto’ sí que tenemos en mente un par de proyectos, pero están todavía en desarrollo, organizándose de cara al año que viene. También estamos rodando un documental que vamos a hacer este año, pero todavía no hay nada cerrado, no puedo contar nada en concreto.”

A.A.: “Nosotros, con ‘La chica de la curva’, somos más pequeñitos, aunque también hay muchas cosas que están flotando por ahí, pero el caso es que prefiero no hablar demasiado porque soy bastante gafe en ese aspecto.”

“La gente que ve cine lo ve en muchas plataformas y esto ha cambiado la tendencia, hoy la tendencia es arriesgar, hacer cosas modernas que se salgan de la fórmula, y eso nos lo ha contagiado la opinión del público.”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.