La Academia de Cine convocará elecciones a la presidencia en un plazo máximo de tres meses

- Publicidad -

Según se ha anunciado en una multitudinaria rueda de prensa para clarificar la marcha de Enrique González Macho como presidente, antes de que se cumpla el año de su reelección, la Academia de Cine deberá convocar elecciones a la presidencia, junto a la Junta Directiva, en un plazo máximo de tres meses. Mientras tanto, Antonio Resines y Judith Colell ocuparán los cargos de presidente y vicepresidenta primera en funciones.

resines,-macho-y-collet-d
Antonio Resines, Enrique González Macho y Judith Collet

“La Academia está bien. Juro y perjuro que si esta casa estuviese mal no me iría y, además, el motivo es única y exclusivamente porque tengo una actividad profesional, he pasado momentos difíciles, y ahora me toca dedicarme un poco a ella. La palabra dimisión no se entiende mucho en nuestro país, pero yo he creído siempre en la renovación y en que venga gente nueva y buena: siempre hay personas más válidas que uno mismo. Uno se debe marchar cuando debe, eso es muy positivo”, explicó González Macho.

El ya expresidente de la institución cinematográfica se mostró orgulloso de que en su etapa al frente no haya habido malas noticias sobre la entidad, “sí sobre la industria o el cine. En estos tiempos en los que no se ha salvado nadie, hemos salido airosos de escándalos, no hay nada grave que se nos pueda achacar. La Academia está más viva y más fuerte que nunca, somos ejemplo para los franceses por ser la única entidad europea que está activa a lo largo de todo el año”. También sacó pecho por que la Academia no dependiese del poder público:“Las subvenciones sólo representan el 9% del presupuesto anual de esta institución. En épocas de crisis, el dinero privado escasea, pero nos da una independencia que otros colectivos no tienen”.

El máximo responsable de los cines Renoir aseguró que su gran fracaso no fue el no haber conseguido: “la bajada del IVA. La Academia, que no es un órgano ejecutivo, debe ofrecer planteamientos y alternativas, dar soluciones para que te las escuchen, pero hay veces que sólo te las oyen. De lo que sí estoy convencido es que la Academia tendrá un desarrollo serio, armónico, bien estructurado y con unos fines que ya conocemos”. En opinión de González Macho, desde 2011 le tocó bregar con “un poder político que no nos ha sido de ayuda. No creo que la situación pueda ir a peor después de las elecciones”.

González Macho concluyó dando las gracias a todo el equipo que ha trabajado a su lado y con la idear de dejar paso ahora a nuevos profesionales con nuevas intenciones: “en una institución como ésta, en la que siempre estamos en el ojo del huracán, las ideas también se acaban y hacen falta nuevos propósitos para hacer cosas diferentes”.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.