La campaña de crowfunding “Salvem CineCiutat!”, para un cine de Palma de Mallorca alcanza su segunda fase

-Publicidad-

CineCiutat presenta la segunda fase de su campaña de micromecenazgo, “Salvem CineCiutat!”, que finaliza el 26 de junio. Hasta el momento, más de 1.120 personas han aportado más de 68.800 euros, lo que que ha permitido cubrir necesidades básicas y plantear esta segunda fase para procurar la reapertura tras el Estado de Alarma de este cine de Palma de Mallorca, autogestionado por sus socios.

La fecha de reapertura de CineCiutat dependerá del éxito de la campaña, las reformas a realizar y las decisiones institucionales en materia de apoyo a las empresas tras el levantamiento del estado de alarma. CineCiutat plantea un futuro post-COVID19 con un papel crucial de las salas de cine que apuesten por la multidisciplinaridad, la tecnología y el tejido ciudadano, sin olvidar la labor de curaduría y el valor de la experiencia física.

Después de un comienzo en el que entró en el top-3 histórico de proyectos con mayor recaudación en menos tiempo de la plataforma de crowdfunding Goteo, con la declaración del Estado de Alarma, continuaron las aportaciones a una media de 700 euros por semana, convertido en uno de los dos únicos proyectos que consiguieron seguir activos a pesar de la crisis.

Ahora, gracias a la colaboración de la Fundación Goteo, se amplía la campaña hasta el 26 de junio. Para dar la oportunidad de invertir en la capacidad de las instalaciones para ponerse al servicio de la comunidad. La mejor experiencia de visionado a la capacidad multifuncional en todas las salas para poder realizar el tipo de actos y eventos; mejoras tecnológicas que permitan explorar modelos de negocio en el ámbito digital y sirvan para seguir avanzando en la accesibilidad y participación de colectivos en riesgo de exclusión.

CineCiutat está trabajando mano a mano con otros agentes de la industria y las  instituciones públicas para que esta industria se valore como tal, un tejido industrial, empresarial y que aporta PIB y empleo además de muchos otros beneficios indirectos y valores intangibles.

Se barajan varias opciones de apertura que pueden oscilar entre la de finales de junio -como apuntan desde FECE- o mediados de julio, hasta tener que esperar a después del verano. En cualquier caso, dependerá de la evolución de la campaña de crowdfunding y de las medidas institucionales. Siempre cumpliendo tres factores: la seguridad y sanidad de los usuarios y trabajadores, la existencia de contenido de estreno regular proporcionado por las distribuidoras y en fecha y forma que ponga en el menor peligro posible la continuidad del proyecto.

“Como proyecto nacido del público y con vocación innovadora, entendemos y compartimos la necesidad de aceptar y explorar la realidad digital que vivimos y los cambios en los hábitos de consumo (y así lo demuestran nuestras colaboraciones habituales con plataformas como Filmin, MUBI o Netflix), pero sin abandonar nuestra firme creencia en el valor innegable de la experiencia cine: por un lado, desde el punto de vista industrial, el impacto y valor añadido de púbico y reconocimiento a una película que aporta su paso por salas; por otro, desde una visión humanista y social, la importancia de la experiencia física y tangible y, sobre todo, el valor de experiencia en comunidad”, explican desde CineCiutat.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.