La CMT no devuelve a ONO los 8,3 millones de euros que ha aportado a RTVE

El mayor cableoperador de España, ONO, ha recibido una negativa de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones a su petición para recuperar los 8,3 millones de euros que viene aportando a la financiación de RTVE desde el año 2010. La compañía que ofrece servicios de Quadruple Play entiende que los pagos que le obliga a realizar la ley son inconstitucionales y no se ajustan al derecho europeo, pero la CMT no cede. Bruselas sigue aún pendiente de dictar sentencia sobre la demanda presentada por las empresas de telecomunicaciones españolas por el gravamen del 0,9 por ciento de sus ingresos para componer el presupuesto RTVE.

Ono-la-fibra-opticaLa financiación de RTVE está empezando a generar demasiadas noticias, y la mayoría de ellas por el descontento generalizado: Gobierno y Corporación consideran que es un modelo inestable; televisiones privadas y operadoras de telecomunicaciones consideran injusto el impuesto a sus ingresos; los anunciantes quieren una vuelta de la publicidad moderada y controlada; y algunos productores claman por un modelo de gestión que impulse de verdad la industria nacional. Y todo ello gira en torno al dinero.

En el primer año completo de aplicación de la norma, y por tanto el primero en el que TVE dejó de emitir publicidad, 2010, ONO desembolsó para financiar RTVE 2,6 millones de euros, un importe que aumentó el año siguiente, hasta los 3 millones de euros y que en 2012 se cifró en 2,7 millones de euros.

En marzo de este año, ONO envió un escrito a la CMT en el que solicita la rectificación y devolución de estos pagos alegando que “la Ley de Financiación CRTVE no se ajusta a derecho y, por tal motivo, perjudica gravemente sus legítimos intereses”, según la resolución del Consejo de la CMT al que ha tenido acceso Europa Press. Pero la respuesta de la CMT, como viene haciendo en los reiterados recursos que han presentado los operadores desde que entró en vigor la ley, señala que “no puede dejar de aplicar una ley en vigor, por muy razonables que puedan ser las dudas en cuanto a su constitucionalidad o su acomodo al ordenamiento jurídico comunitario”.

Recientemente, la CMT estimó que las telecos y las televisiones privadas habían aportado en 2012 más de 217 millones de euros para financiar RTVE, un 26,8 por ciento que la cantidad aportada en 2011. Sin duda, el difícil entorno económico repercute en las cuentas de estas compañías y, como consecuencia, incide negativamente en el presupuesto de RTVE, que también ha sufrido recortes en la subvención pública. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya parece decidido a estudiar un nuevo modelo de financiación de la Corporación y ha invitado esta semana a los demás partidos políticos a buscar una solución.

-Publicidad-