La distribuidora Surtsey Films inaugurará a finales de marzo un cine de tres salas y 200 butacas en el centro de Madrid

Por primera vez en mucho tiempo, la capital se prepara para la inauguración de un recinto cinematográfico. Siempre es una gran noticia que se abra un nuevo cine cuando lo normal ahora es justo lo contrario. Es cierto que se han remodelado algunos cines, pero la tónica general en los últimos años en el centro de Madrid era reconvertir los cines en superficies comerciales para franquicias o en el mejor de los casos en teatros para programar musicales.

Si las obras avanzan al ritmo normal, está previsto que el nuevo Cine Embajadores abra sus puertas al público el 20 de marzo próximo, en la glorieta de Santa María de la Cabeza de la capital. Será un complejo de tres salas, con algo más de 300 metros cuadrados de superficie, que contará con un aforo total de unas 200 butacas y aforos parciales de 100 localidades, para la sala más grande, y dos salas más con medio centenar de localidades cada una.

Películas como ‘Todo pasa en Tel-Aviv’, que distribuye Surtsey, podrán verse en el Cine Embajadores de Madrid.

La distribuidora independiente Surtsey Films es la impulsora del proyecto en el que se ha invertido en torno a medio millón de euros. Se trata de la remodelación de una antigua oficina bancaria para construir un cine desde cero, adquiriendo por ejemplo las butacas a la compañía Ezcaray y con nuevos equipos de proyección y sonido, pantallas… “La primera vez que vi el local no era capaz de imaginar un cine ahí. Cuando derrumbamos el interior ya sí se veían sus posibilidades”, comenta a Audiovisual451 Fernando Lobo, responsable de prensa de Surtsey Films.

“La idea de iniciar nuestra incursión en el mundo de la exhibición viene de lejos. Quizá comenzamos a plantearlo hace un par de años. Antes del local del barrio de Embajadores dimos con otro local que se ajustaba a las necesidades, porque es un proyecto sencillo, básicamente es construir un cine de barrio pero entendido como un lugar de encuentro“, confiesa Lobo. “Este es un barrio -continúa- con un buen poder adquisitivo y una gran actividad cultural, con el Museo Reina Sofía, La Casa Encendida, El Centro cultural La Caixa, El Matadero, El Museo del Ferrocarril… pero carecía de un cine de estreno como tal, tipo Verdi o Renoir”.

La política de precios de las entradas todavía no está decidida: “Habrá que valorarlo, vamos a intentar que los precios sean lo más competitivos posibles, que se adapten a las posibilidades de todo el mundo”, asegura el interlocutor de Surtsey.

La programación se gestionará desde Surtsey Films principalmente con cine de autor, independiente europeo y asiático, junto al mejor cine español, sin olvidar, claro está el catálogo de estrenos de la distribuidora que impulsa el proyecto. “La programación se hará como es habitual, semana a semana, con las películas que se adaptan a nuestra idea. Por ejemplo, si el cine hubiera estado abierto en octubre pasado podrían verse en sus salas películas como ‘Joker’, ‘Parásitos’, ‘Dolor y gloria’, ‘Mientras dure la guerra’, ‘La trinchera infinita’, ‘Retrato de una mujer en llamas’… ‘Señor’, que la estrenamos nosotros. Ahora Podrían proyectarse ‘Jojo Rabbit’, ‘1917’, ‘Mujercitas’… No vamos a dar la espalda a casi nada. Lo que no proyectaremos en nuestras salas serán títulos como ‘Bad Boys for Life’, por poner un ejemplo, consideramos que este es un cine más comercial que se aleja de nuestra idea y ya tiene sus espacios. En definitiva, queremos crear sinergias con el público y vamos a tratar de ofrecer lo mejor que haya a nuestro público potencial”, explica Lobo.

Surtsey Films quiere ir un poco más allá para recuperar entre las nuevas audiencias la liturgia de la sala oscura de cine: “Nosotros amamos el cine, sobre todo el concepto de ver las películas en una sala de cine, que creo que se está perdiendo entre las nuevas generaciones de espectadores que prefieren otras ventanas. A pesar de que las cifras de espectadores han crecido últimamente en las salas comerciales, se está perdiendo esa idea de ir al cine y después comentar la película con los amigos. Queremos recuperar eso”, apunta.

‘Para Sama’, otro título Surtsey Films.

Otra de las apuestas del Cine Embajadores será apoyar el cine en versión original: “Los vecinos de Embajadores-Arganzuela-Atocha tienen cines pero no un cine de estreno en Versión Original, ahora para ir a ver ciertos títulos tienen que salir fuera del barrio. Nosotros vamos a potenciar el cine en V.O. porque entendemos además que muchas de las distribuidoras amigas de nuestro tamaño también apuestan por ello”, afirma el responsable de prensa de Surtsey.

El mes de septiembre pasado, Yelmo, compañía del grupo mexicano Cinépolis desde el verano de 2015, abrió el primer multicine de lujo del centro de Madrid, pero se trataba de la remodelación de lo que fue durante décadas el legendario cine Palafox de la zona de Bilbao. Cine Yelmo Luxury Palafox cuenta con siete salas, con las butacas reclinables, con cabezal ajustable y reposapiés, puerto USB y mesita. También Yelmo reabrió en diciembre de 2017 los cines Ideal del centro  de la capital, tras una importante remodelación.

Hasta abril de 2019, el número de cines en España se situaba en 723, aumentando 25 complejos cinematográficos (+3,7%) con respecto al último censo de abril de 2018 (697). También se incrementó el número de pantallas respecto al año anterior, concretamente un 2,1 por ciento, pasando de 3.518 a 3.593 (con 128 altas y 53 bajas). Esto se desprende del estudio anual de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), que toma como base el censo anterior (con fecha 1 de abril de 2018). En toda la Comunidad de Madrid hay actualmente cerca de 500 pantallas de cine activas.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.