La franquicia de peluquerías Spejo´s sale vencedora en los tribunales contra ‘El jefe infiltrado’

- Publicidad -

La franquicia de peluquerías Spejo’s y el programa de laSexta ‘El jefe infiltrado’ mantenían un contencioso en los tribunales desde que en el verano de 2014 la producción del programa se suspendiera a petición unilateral del local.

Según anuncia Visualiza Legal, despacho que ha representado a Spejo’s, la Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por Warner Bros. International Television Production España, S.A. (Eyeworks España, S.A.), frente a la sentencia de junio de 2017, dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 18 de Madrid.

En esta sentencia, el Juzgado de Primera Instancia nº 18 de Madrid desestimaba íntegramente la demanda interpuesta por Eyeworks España contra Franquicias de Peluquería Spejo´s y Dª D.M.V., y decía: “debo absolver y absuelvo a los demandados de todos los pedimentos de condena interesados, con imposición de las costas a la actora”, es decir, a la productora de Warner Bros.

el jefe infiltrado

-Publicidad-

Los hechos se iniciaron el 24 de junio del 2014, cuando la productora, la cadena de peluquerías y Dª D.M.V. firmaron un contrato de colaboración por el que Spejo’s y la participante, en calidad de “jefa infiltrada”, acordaron con la productora actora en colaborar en las labores de casting y grabación de la vida cotidiana de la empresa y de sus empleados. El contrato incluía la promoción del programa. En dicho contrato se pactó entre las partes que “sin perjuicio de las sugerencias que puedan realizar, el participante y la empresa se comprometen a respetar los criterios editoriales de la productora, quien ostentará el control de la grabación y la producción del programa, determinando el plan de grabación, así como las decisiones relativas a la producción, edición, promoción, explotación y difusión.”

Así, los días 21 y 22 de julio del 2014 se iniciaron las labores de casting por la productora para buscar la peluquería franquiciada más adecuada al estilo del programa. Eyeworks España visitó el establecimiento de peluquería Spejo’s del Centro Comercial Los Ángeles, en la localidad de Villaverde de Madrid, y preguntó a los empleados por sus funciones, lo que podían mejorar o no de la peluquería.

El día 23 de julio del 2014 se inició la grabación del programa en el local, per a mediodía, por instrucciones de la empresa Spejo’s, la grabación se suspendió, debido a que la producción perjudicaba la imagen de la peluquería y de la franquicia Spejo’s.

Eyeworks España interpuso demanda de juicio ordinario contra Franquicias de Peluquería Spejo’s y Dª D. M.V., y reclamó 53.366,07 euros por incumplimiento contractual. La productora alegó que la parte demandada había abandonado de forma inexplicable la grabación del programa, lo que generó unos daños y perjuicios debido al coste de la preproducción, de producción, así como al coste del cambio de programación de la grabación del resto de los capítulos del programa.

“Sostenía Eyeworks España que la grabación no podía ser espontánea, que no se trataba de grabar un día ordinario de trabajo, sino de grabar un conjunto de situaciones preparadas por la productora en ejercicio de su control editorial. Eran situaciones ficticias, en efecto, pero nacidas del estudio previo de la empresa, de la información obtenida de los castings, que se desarrollan sin guion, sin embargo, en el que estuviera escrito el texto de cuantos intervinientes hubiesen de participar en la grabación. Las situaciones eran ficticias, porque los propios equipos de grabación impiden el decurso normal de una jornada de trabajo en la peluquería” cuenta Visualiza Legal.

Spejo’s se opuso a la demanda porque “con la grabación del programa no pretendía transmitir la vida real de la franquicia, sino que teatralizaron o guionizaron las intervenciones de los trabajadores, incidiendo sólo en puntos negativos para la franquicia, por lo que esta actitud de la productora supuso un incumplimiento del contrato firmado y fundamentó el abandono de la grabación.”

Tanto el Juzgado de Primera Instancia como la Audiencia Provincial de Madrid fundamentaron tras la práctica de los distintos medios de prueba propuestos por las partes “que esas situaciones ficticias, en cuanto que no respondían a la realidad del desenvolvimiento de un día de trabajo real de la peluquería, perjudicaban la imagen comercial y profesional de la demandada Spejo’s”.

La Audiencia Provincial, confirmando este razonamiento, estimó en su reciente sentencia que “la productora firmó con la empresa y participante un contrato de colaboración para la grabación de un programa de telerrealidad, basado en la vida real y cotidiana de la empresa. Sin embargo, la guionización y existencia de escenas ficticias por la productora, que han quedado plenamente acreditadas, perjudiciales para la demandada [Spejo’s] y su imagen, excede de la línea editorial de la actora/productora a la que el contrato no le autorizaba, y que dieron lugar al incumplimiento contractual de la productora y justificó plenamente el abandono por parte de la demandada la grabación.”

Según añade Visualiza Legal, el contrato firmado no incluía ninguna transacción económica a favor de Spejo’s y el único motivo por el que la franquicia de peluquerías aceptó participar en ‘El jefe infiltrado’ fue “fomentar y promocionar el valor de su marca empresarial a través del programa de TV.”

El despacho de abogados lamenta: “Es realmente cuestionable la operatividad que en ocasiones existe en este tipo de formatos de televisión, cuando a la productora de TV no le preocupa – más bien lo contrario – perjudicar los intereses de las empresas que ceden su imagen corporativa e instalaciones para realizar el programa, y se propone crear situaciones ficticias y lesivas, inventando una realidad paralela y distorsionada con la única finalidad de captar público”

La sentencia es firme y contra la misma no cabe recurso alguno.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.