‘La gran apuesta’: una dirección de fotografía que resalta los diálogos

Publicado por

Cuando cuatro individuos ajenos al sistema ven lo que los grandes bancos, los medios de comunicación y las agencias gubernamentales de regulación se niegan a admitir —el inminente desplome de la economía mundial—, se les ocurre una idea: ‘La gran apuesta’. Su arriesgada inversión los lleva hasta los oscuros entresijos del sistema bancario actual, donde habrán de cuestionarlo todo y a todos. La Gran Apuesta está basada en la historia real recogida en el libro superventas escrito por Michael Lewis (‘The Blind Side (Un sueño posible)’, ‘Moneyball: Rompiendo las reglas’), dirigida por Adam McKay (‘El reportero: la leyenda de Ron Burgundy’, ‘Hermanos por pelotas’) y protagonizada por Christian Bale, Steve Carell, Ryan Gosling y Brad Pitt.

Para el director de fotografía Barry Ackroyd, el drama centrado en los diálogos de McKay le ofrecía la oportunidad de cambiar de ritmo tras filmar thrillers de acción alabados como ‘En tierra hostil (The Hurt Locker)’, ‘Capitán Phillips’ o ‘United 93’. “Cuando Adam me ofreció hacer ‘La Gran Apuesta’, hizo referencia a ‘United 93’ porque es una película cargada de acción pero a la vez es muy contenida”, opina el director de fotografía nominado al Óscar. “Hablamos de cómo dotar de más energía a las escenas de gente hablando en despachos, para que los espectadores se sintieran metidos en la conversación. Queremos que te sientas como si estuvieras en la habitación con el sujeto, de modo que prestes más atención a lo que se está diciendo”.

McKay elogia la capacidad de Ackroyd de crear esa sensación valiéndose de una inteligente colocación y movimiento de la cámara. “Barry utiliza una especie de técnica neo-vérité de filmación, que crea una sensación de intimidad y urgencia en el encuadre. En contraste, si filmas con el encuadre tradicional de proscenio y luces de tres capas, hace que todo tenga un aspecto mucho más pulido y resulta más intimidatorio para los espectadores”.

Jeremy Strong, Steve Carell, Hamish Linklater  y Rafe Spall.

Jeremy Strong, Steve Carell, Hamish Linklater y Rafe Spall.

Ackroyd colaboró estrechamente con el director de producción Clayton Hartley y la diseñadora de vestuario Matheson, los cuales habían colaborado ambos anteriormente con McKay en ‘Pasado de vueltas’, ‘Hermanos por pelotas’ y ‘Los amos de la noticia’. “Barry tiene un don para captar la humanidad de esos personajes, que se extendió al resto de nuestros jefes de departamento”, opina McKay. “Uno de los mayores retos a lo largo de toda la película tenía que ver con asegurarnos de que nuestros entornos y localizaciones tuvieran cierta vida en la forma en que se filmaban y diseñaban, y lo mismo podría decirse del vestuario, peluquería y maquillaje. Todo tenía que parecer vivo, con un toque irregular en la forma de presentar las escenas”.

Ackroyd y McKay propiciaron una dinámica tranquila y relajada durante el rodaje que dejó a los actores un gran margen de maniobra para explorar sus personajes. “Barry ha trabajado mucho con Ken Loach, que es tan receptivo a los actores como el que más”, observa Gosling. “Situaba las cámaras en la esquina de las habitaciones, con lentes de enfoque largo, para que los actores pudieran moverse libremente por el espacio e interactuar entre ellos de una forma muy natural. Creo que un entorno de ese tipo permite a todos dar lo mejor de sí mismos”.

John Magaro y Finn Wittrock.

John Magaro y Finn Wittrock.

Una experiencia cinematográfica apasionante

Con su visión irreverente y novedosa de una de las historias sobre las que más se ha escrito este siglo, ‘La Gran Apuesta’ transforma un oscuro capítulo de la historia americana en una fascinante fábula aleccionadora impregnada de humor negro y personajes extravagantes.

Christian Bale plays Michael Burry in The Big Short from Paramount Pictures and Regency Enterprises

Christian Bale.

Carell espera que la película despierte la indignación de más de uno. “Si me encontrara en un cóctel y alguien me preguntara de qué va esta película, diría: ‘¿Recuerdas cuando las hipotecas de alto riesgo se fueron a la ruina y todas esas compañías quebraron y ni una sola persona fue a la cárcel? ¿Lo recuerdas? ¿Recuerdas cómo estalló todo? ¿Y que luego llegó el gobierno y los rescató a todos y todo pareció estar bien? Pues sobre esto trata este filme. Es una película de miedo y es mucho más aterradora de lo que acabo de contar’”.

McKay ve ‘La Gran Apuesta’ como una llamada a la acción para los espectadores que estén hartos de las prácticas empresariales abusivas. “Esta película explora cómo toda una cultura puede verse atrapada en la obsesión de un sistema corrupto”, explica. “En mi caricaturesco sueño fantástico, espero que esta película consiga disgustar y enfadar a la gente, que salga del cine y le pregunte a su congresista qué ha votado últimamente en cuestión de reformas del sistema bancario. Ese sería mi sueño, que todo el mundo le dijera a su congresista: ‘Si no estás a favor de desmantelar los grandes bancos, no me importa que seas de izquierdas o de derechas, no tendrás mi voto’”.

Activismos aparte, McKay espera que ‘La Gran Apuesta’ ofrezca a los espectadores una experiencia estimulante y edificante en el increíble mundo de los trapicheos financieros turbios de Wall Street. “Es extraño, dado lo serio del tema, pero, si hemos hecho bien nuestro trabajo, ‘La Gran Apuesta’ debería resultar entretenida a la vez que reveladora. Michael Lewis escribe libros muy entretenidos sobre materias importantes y resultan apasionantes. Espero que ‘La Gran Apuesta’ resulte igualmente amena”.

Ryan Gosling.

Ryan Gosling.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.