La transparencia como principal aliada en la adaptación audiovisual de obras literarias

Aunque parezca que casi todas las películas que se estrenan en cines están basadas en libros ya editados, la adaptación de obras literarias es un camino con mucho terreno por explorar. Si en Estados Unidos el 70 por ciento de los largometrajes son adaptaciones de novelas, en España el porcentaje se queda en el 8 por ciento, por detrás de Francia (30 %) y de Latinoamérica (8-10 %).

‘La catedral del mar’. Foto de Javier de Agustín.

Europa Creativa España, ICEX y la Academia de Cine organizaron una jornada en Madrid el pasado 20 de septiembre en la que editores y productores pudieron conocerse y escuchar la voz de varios colegas de profesión. Josep Cister, director de contenidos de ficción de Boomerang TV, Pedro Uriol, productor de cine de Morena Films, Déborah Albardonedo, agente literaria de Albardonedo Agencia Literaria, y Antonio Muñoz Vico, abogado especialista en Propiedad Intelectual de Despacho Garrigues, conformaron la mesa redonda moderada por Peter Andermatt de MEDIA y con Isabelle Fauvel, consultora en adaptaciones literarias al audiovisual de Initiative Film, como experta. La sesión llevaba el título de ‘Del libro a la pantalla: La oportunidad de la adaptación literaria’.

La transparencia es una de las claves de la relación que editor y productor deben establecer para llegar al éxito. Muchos autores son reticentes a la adaptación de sus obras, es el caso público de Carlos Ruiz Zafón, mientras que otros escritores pueden llegar a ser un obstáculo más que una ayuda a la hora de crear un guión para la pantalla. Por eso, se recomienda la transparencia total desde el principio y el pacto de las condiciones bien plasmadas en el contrato desde el minuto cero. Además, hay que ser consciente de que una adaptación es un proceso largo, “hace nueve años que vendí la primera opción de un título y todavía no se ha hecho realidad” reveló Déborah Albardonedo. Otro ejemplo sobre el tiempo que toma una adaptación es ‘Aspasia, amante de Antenas’, la novela de Julio Medem que Morena Films convertirá en serie de televisión. La primera noticia de este proyecto se tuvo a finales de 2013. Meses después Mediapro anunció la adquisición de la trilogía ‘Africanus’ de Santiago Posteguillo, de la que tampoco se tienen noticias recientes. Por su parte, Movistar también aseguró hace más de un año que ‘Dime quién soy’ de Julia Navarro es uno de los proyectos de serie que tiene en desarrollo con DLO Producciones.

Se estima que más del 50 % de los 2.000 filmes más taquilleros de todos los tiempos son adaptaciones.

No cabe duda de que España está espabilando ante esta fusión entre editorial y audiovisual. El próximo mes de octubre dentro del Festival de Sitges se celebrará Taboo’ks, un encuentro para autores y representantes del sector audiovisual estudien la posible adaptación de obras literarias a películas de género fantástico. La iniciativa es fruto de un acuerdo entre la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) y el Festival. Por su parte, la asociación madrileña AMA presentará en breve Rodando páginas, un punto de encuentro internacional para editores y productores audiovisuales. Es importante que jornadas como ‘Del libro a la pantalla’ no queden como una iniciativa aislada y que se cree una dinámica que propicie el seguimiento y las relaciones entre los dos sectores.

En esta línea, ICEX anunció durante la jornada que está trabajando en un evento internacional para impulsar libros españoles con los derechos de adaptación disponibles. De hecho, el Instituto ya cuenta con una página web disponible en seis países en la que se pueden encontrar obras de autores españoles susceptibles de traducción seleccionadas por expertos de cada uno de esos seis países. La iniciativa se llama New Spanish Books y podría tener extensión al campo audiovisual con ese encuentro que ICEX está diseñando.

‘El guardián invisible’.

Otros mercados llevan ventaja a España, como el caso del francés. En Lyon se celebra cada año una feria de novela negra a la que acuden múltiples productores de cine y televisión. Se llama Quais du Polar y reúne a más de 70.000 cada año. El Festival de Cannes celebra Shoot the Book, una especie de feria con diez libros seleccionados por su predisposición a ser adaptados. Cada título iba acompañado de una ficha informativa muy útil para los productores y la jornada se cerró con una pequeña sesión de pitching para productores alemanes tradicionalmente expertos en el terreno. También se mencionó durante la jornada en la Academia de Cine el éxito de los países nórdicos detectando novelas con vocación audiovisual. A la mente se viene enseguida la saga ‘Millenium’ de Stieg Larsson, son versión sueca y versión estadounidense, en formato de trilogía de películas y de serie de televisión. Veremos si finalmente Atresmedia decide continuar con la trilogía del Baztán firmada por Dolores Redondo, después de que ‘El guardián invisible’ no haya funcionado en taquilla tan bien como se esperaba.

Por su parte, Josep Cister de Boomerang TV aseguró que desde su productora están en continuo contacto con las editoriales, de hecho están revisando las opciones de ‘Fortunata y Jacinta’ de Benito Pérez-Galdós. La adaptación televisiva de ‘El tiempo entre costuras’ de María Dueñas ha sido uno de los grandes éxitos de Boomerang TV, compañía participada por la francesa Lagardere. La serie protagonizada por Adriana Ugarte llegó incluso a la televisión japonesa y fue uno de los títulos que abrió el camino internacional para la ficción producida en España. “Para mí es muy motivador adaptar una obra literaria a televisión. Es importante observar el mercado, con sólo pensar un poco te das cuenta de que se editan muchos más libros que series se emiten. Nuestro departamento de I+D analiza continuamente las tendencias y los gustos del público” comentó Cister, inmerso en la preproducción de ‘Presunto culpable’ para Antena 3. El productor aseguró que es necesario ser proactivo, “sentado en el despacho esperando a que lleguen los libros no vas a conseguir nada, hay que reunirse e intentar adelantarse a las tendencias”.

En la televisión española se verán próximamente las adaptaciones de ‘No soy un monstruo’ de Carme Chaparro, y ‘Después del amor’ de Sonsoles Ónega. Mediaset España ha adquirido los derechos audiovisuales de ambas obras, al igual que ha hecho con ‘La infiel’ de Reyes Monforte, cuyo desarrollo para televisión está en manos de MOD Producciones. Además, el grupo de Paolo Vasile estrenó con éxito en 2016 la miniserie ‘Lo que escondían sus ojos’, basada en la novela de Nieves Herrero. Por su parte, Antena 3 prepara el estreno de ‘La catedral del mar’, series de ocho capítulos basada en el best-seller de Ildefonso Falcones. Netflix estrenará la miniserie ‘Apaches’, basada en la novela de Miguel Sáez Carral y con producción de Grupo Secuoya y Atresmedia, mientras que HBO España se ha embarcado en la adaptación televisiva de ‘Patria’, la súper-premiada novela de Fernando Aramburu sobre el conflicto etarra. Alea Media, compañía del showrunner Aitor Gabilondo y Mediaset España, está inmersa en el guion. Pronto también llegará a Antena 3 ‘Fariña’, basada en el relato periodístico de Nacho Carretero sobre el narcotráfico en Galicia y con producción de Bambú. Y así hasta una infinita enumeración de próximos proyectos televisivos que todavía podría prolongarse más.

Andermatt, máximo responsable de MEDIA en España, recordó que además de en novelas, las obras audiovisuales pueden estar basadas en obras de teatro, cortometrajes, videojuegos, cuentos infantiles, novelas gráficas, hechos reales, muñecas, óperas… De hecho este otoño llegan a la cartelera dos adaptaciones de obras de teatro: ‘La llamada’ y ‘Toc Toc’. En animación, es fácil encontrar series o largometrajes basados en las figuras de Lego, de Pin y Pon, en la muñeca Barbie, incluso en el juego de mesa ‘Monopoly’. De hecho, Fauvel señaló la animación como una de las vías más idóneas para la adaptación de ideas por su versatilidad y su capacidad para viajar internacionalmente.

-Publicidad-

2 COMENTARIOS