Las telecos piden una revisión de los impuestos específicos del sector

- Publicidad -

El esfuerzo fiscal que soporta el sector de las telecomunicaciones en España es superior al de la mayoría de los principales países de nuestro entorno, tal y como pone de manifiesto el estudio “Análisis comparativo del impacto económico de las cargas fiscales  asociadas al sector de las telecomunicaciones” encargado por Redtel (la asociación de operadores de telecomunicaciones con red propia, es decir, Ono, Orange, Telfónica y Vodafone) a PwC. El informe hace un repaso de los diferentes  tributos específicos y de las principales cargas regulatorias del sector en España, y los compara con la situación en los cuatro principales países de la Unión Europea: Francia, Alemania, Reino Unido e Italia.

Tanto la carga tributaria sobre beneficios, un 43,7 por ciento en España frente al 30,6 por ciento de Reino Unido o al 31,2 por ciento de Alemania, como la presión fiscal (10,8 por ciento) indican que la carga que soporta el sector es mayor en España que en la mayoría de los países analizados (excepto Francia). Si se tiene en cuenta el volumen de mercado, se observa que el esfuerzo fiscal del sector en España es superior al del resto de los países de la comparativa. Desde Redtel se reclama una revisión que conduzca a la reducción de las actuales obligaciones tributarias hasta situarse en una presión fiscal, entendida como el cociente entre las cargas tributarias totales y la cifra de negocio del sector, del 6,9 por ciento en línea con la media de la industria en los principales países de la UE.

Tributos específicos del sector: RTVE, CMT…

Las cargas tributarias específicas del sector son mayores en España que en países como Alemania, Reino Unido o Italia. Los operadores estaban financiando en 2010 un 37,6 por ciento del coste total de RTVE, “sin haberse beneficiado en absoluto de la supresión de la publicidad, mientras que, las televisiones en abierto sufragan únicamente el 5,2 por ciento, cuando son las beneficiarias directas de esa medida”, comenta Redtel en su comunicado. Sólo Francia tiene una tasa similar a la de RTVE y el Gobierno francés ha hecho una provisión de fondos de 1.300 millones de euros en el borrador de presupuestos ante la perspectiva de que, finalmente, la decisión del Tribunal de Justicia de la UE sea favorable a los operadores. También en la tasa por uso del espectro radioeléctrico las diferencias son notables. Los operadores en España pagan la tasa de espectro en relación a MHz por habitante más alta de los países de la comparativa. “En este caso, además, nos encontramos con asimetrías en el acceso al espectro radioeléctrico por parte de los distintos agentes: tipos impositivos, procedimientos de asignación, plazos de licencias, etc. Asimetrías que es necesario eliminar” apunta el presidente ejecutivo de Redtel, Miguel Canalejo.

El análisis de la tasa general de operadores revela que los ingresos han sido de manera continuada superiores al gasto ordinario de funcionamiento de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones. Las reducciones puntuales del tipo de gravamen no han sido suficientes para cumplir con el requisito de las directivas europeas de lograr el equilibrio entre la recaudación y los gastos del regulador. Ante la inminente entrada en funcionamiento de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC), Redtel insiste en la necesidad de establecer una adecuada contabilidad de costes para que el sector financie únicamente la parte correspondiente a las actividades de telecomunicaciones. La CNMC será el resultado de fusionar la Comisión Nacional de la Competencia con diferentes organismos reguladores de telecomunicaciones, energía, postal, audiovisual, ferrovial y aeroportuario.

-Publicidad-

Cargas derivadas de la regulación superiores en España “a la creación de nuevos tributos, como la tasa de RTVE, y el incremento de los ya existentes (sólo el IAE creció un 1.400% entre 2002 y 2010), tenemos que sumar, además, el coste de las cargas derivadas de la regulación”, señala Canalejo. Si bien es cierto que la mayoría de las cargas de obligado cumplimiento tienen su origen en directivas europeas y son, por tanto, comunes a todos los países, la transposición interna y la aplicación práctica llevadas a cabo en España han resultado ser más gravosas para los operadores.

Redtel asegura que el Servicio Universal es un buen ejemplo de ello, el coste por habitante en España (1,83€) en 2010 fue el mayor de todos los países del estudio, 3,5 veces superior al de Francia (0,52€). Además, España es el único país de la UE donde se ha establecido una obligación de velocidad mínima de acceso a Internet (1 Mbps) a cuenta del sector, lo que incrementará su coste en el futuro. Redtel propone financiar esta obligación con cargo a fondos públicos o, en su defecto, establecer deducciones fiscales sobre la tributación del sector equivalentes al coste derivado de dichas obligaciones.

Ineficiencia del actual marco

Redtel subraya también la ineficiencia del actual marco tributario y solicita una recaudación centralizada, que reduzca los gastos de gestión innecesarios tanto para los operadores como para las diferentes administraciones. “El 35 por ciento de las cargas tributarias del sector son exigidas por administraciones territoriales y aunque otros países del estudio como Alemania, cuentan con más niveles administrativos, lo cierto es que disponen de un sistema de gestión de tributos más centralizado y menos gravoso” aclara Miguel Canalejo.

-Publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. […] Aunque Vodafone no ha detallado las cifras, la compañía asegura que el impuesto supera entre cinco y seis veces los ingresos que recibe por la prestación de servicios audiovisuales. La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones no ofrece tampoco el número exacto de abonados a la TV de Pago de Vodafone, aunque sí aparece que la compañía contaba con 64.614 clientes de TV móvil en septiembre de 2012 y era la segunda en este mercado por detrás de Movistar. Según Redtel, la asociación que reúne a Ono, Orange, Telfónica y Vodafone, aseguraba recientemente que en 2010 financiaron el 37,6 por ciento del coste total de RTVE. […]