Las televisiones privadas se sienten el motor de la industria audiovisual española: 350 millones de euros anuales para cine, RTVE y entidades de gestión

- Publicidad -

El estudio que UTECA ha encargado a la consultora Arthur D. Little sigue dando que hablar, y eso que aún no está del todo completado. Las televisiones privadas ponen ahora el foco en la inversión obligatoria que deben hacer cada año en el cine y en la gestión de derechos. El capital que le cuesta a las televisiones comerciales españolas esas dos facturas más el gravamen para RTVE asciende al 13,3 por ciento de sus ingresos anuales, es decir, 350 millones de euros cada año para negocios paralelos.

Las televisiones privadas como motor de la industria audiovisual española
Naomi Watts en 'Lo-imposible'
Naomi Watts en ‘Lo imposible’

Así, la primera parte del estudio pretende poner de relieve la importancia cada vez mayor que las televisiones privadas tienen como motor de la industria audiovisual, algo que normalmente es visto de otra manera por parte de los productores españoles: muchos señalan a TVE como el principal impulsor de la industria audiovisual y consideran que las privadas se suben al carro de lo que triunfa en la pública. Pero en los últimos tiempos, RTVE ha dejado de ser fiable para muchos productores, después del bache de 2011 y 2012, cuando el vacío de poder llevó al retraso y a la cancelación de muchas producciones para La 1, y después de las reducciones de presupuesto para la programación.

El estudio asegura que las televisiones privadas emplean directa e indirectamente a 77.000 personas y alcanzaron en 2012 un volumen de más de 10.000 millones de euros, equivalentes al 1 por ciento del PIB nacional, lo que “contrasta con las obligaciones cada vez más exigentes y discriminatorias que sufren respecto a otros sectores y otros países”.

UTECA habla de nuevo de la financiación del cine, y asegura que en 2010 aportaron 117 millones de euros a títulos cinematográficos, una tercera parte de los 345,7 millones aportados en total ese año, computando las subvenciones y aportaciones de las cadenas públicas. Arthur D. Little estima que, entre 1999 y 2012, el conjunto de las televisiones ha contribuido a la financiación de películas con unos 1.800 millones de euros.

-Publicidad-

Tras conseguir la supresión de la publicidad de RTVE, la otra batalla de UTECA es librarse de la financiación obligatoria del cine, que es del 5 por ciento de sus ingresos anuales, dentro del cual un 3 por ciento debe destinarse a obras en lengua española o en otra lengua cooficial. Actualmente, y desde hace varios meses, el Gobierno, a través de los ministerios de Cultura, Industria, Economía y Hacienda, y el ICAA se están reuniendo de manera regular con todos los agentes del audiovisual para rediseñar las ayudas al cine. La industria pide desgravaciones fiscales más atractivas para atraer capital privado, pero el ministerio de Hacienda no parece estar por la labor.

Mientras tanto, las televisiones privadas y públicas siguen apostando por títulos con más o menos suerte, cabe recordar el año 2012 como dorado para el cine nacional con títulos como ‘Lo Imposible’ y ‘Las aventuras de Tadeo Jones’, ambas participadas por Telecinco Cinema. Sin embargo, en años anteriores el ambiente en los despachos de las privadas con la marcha de sus producciones cinematográficas no ha sido tan positivo.

UTECA corrobora las palabras del estudio, que tilda de “rígido” el actual sistema de financiación obligatoria y critica el hecho de tener que invertir en películas que jamás recuperan la inversión en taquilla o que nunca terminan estrenándose. El informe asegura que entre 2007 y 2011 la exportación de cine español ha descendido, mientras que la de televisión ha presentado una tendencia ascendente, aunque no indica que las dos grandes televisiones nacionales apuestan en buena parte por formatos internacionales en lugar de dar entrada a producciones made in Spain que puedan saltar después al mercado internacional con mayor credibilidad y respaldo.

Cada vez más dinero para las entidades de gestión de derechos
Santiago Campos Calvo Sotelo UTECA
Santiago Campos Calvo-Sotelo es el actual presidente de UTECA

Respecto a la relación con las entidades de gestión colectiva de derechos, el estudio cifra en 190 millones de euros los ingresos que estas entidades obtuvieron de las televisiones privadas en 2012 y señala la “paradoja” de que esta contribución aumentara un 19 por ciento entre 2007 y 2011 cuando en ese mismo periodo los ingresos publicitarios de las cadenas se habían reducido un 36 por ciento. “Se identifica situaciones tan singulares como que las televisiones deben pagar a las entidades de gestión por emitir sus propias producciones, o que los autores y artistas norteamericanos recaudan derechos de sus fonogramas en España y no en su propio país”, señala UTECA.

En el capítulo de “cargas singulares” que soportan las cadenas privadas, el informe de la consultora incluye también los más de 180 millones de euros con los que estas televisiones han contribuido al sostenimiento de RTVE desde el año 2009. Además, en ese periodo, Arthur D. Little apunta que las privadas debieron abonar más de 310 millones de euros en impuestos de sociedades, mientras “las grandes plataformas internacionales de Internet aún no han pagado ni un sólo euro, a pesar de que obtienen importantes ingresos publicitarios relacionados con su actividad en España”. UTECA insiste en que el problema de RTVE es su estructura y no la supresión de la publicidad.

Las privadas están actualmente en negociaciones con el Gobierno para evitar el cierre de nueve canales de TDT por la mudanza de banda de emisión en el espectro radioelétrico, después de que se decidiera ejecutar la sentencia del Tribunal Supremo y a la vez mantiene el recurso contra la misma y critica que el sector esté en vilo.

-Publicidad-

1 COMENTARIO