Los espectadores cinematográficos en Europa aumentaron un 2,1 por ciento en 2017, hasta 1.329 millones

Publicado por

La cifra anual de espectadores cinematográficos volvió a crecer en 2017 en los 36 países europeos del estudio ‘Cinema-going 2017’ de Media Salles, hasta alcanzar una cifra de 1.329,4 millones, lo que supone un aumento del 2,1 por ciento sobre 2016, cuando acudieron a los cines europeos 1.302,1 espectadores, 27,3 millones de euros menos que el año pasado.

Según explica la UNIC, la asociación que reúne a las asociaciones de exhibidores europeos, la taquilla fue impulsada principalmente por títulos internacionales, incluyendo, entre otros, ‘La bella y la bestia’, ‘Gru 3. Mi villano favorito’, Star Wars: los últimos Jedi’, ‘Fast & Furious 8’  y ‘Piratas del Caribe: la venganza de Salazar’.

Esto no significa que el cine en el continente europeo funcionase de igual forma en todos los territorios del estudio. Mientras que los 18 países de Europa occidental analizados en el estudio registraron un total de 881,9 millones de espectadores, que revelan un descenso del 1,5 por ciento, es decir, 13 millones de espectadores menos, en los 18 territorios restantes los 447,4 millones de entradas vendidas, en comparación con los 406,4 millones de espectadores de 2016, suponen un aumentó el pasado año un 10,1 por ciento..

El descenso de las cifras globales de Europa occidental oculta tendencias desiguales en los diferentes países, con algunos mercados que han registrado incrementos de hasta el 6 por ciento y otros que incluso han registrado pérdidas que superan el 10 por ciento.

Estas diferencias también se aprecian en los cinco principales mercados de Europa Occidental. Por ejemplo, Francia, aunque confirma su posición como el principal mercado de Europa occidental, perdió en 2017 alrededor de 4 millones de espectadores (-1.8 por ciento) y eso que registra su tercer mejor resultado desde 1968. Un descenso más acusado registra el mercado del cine en Italia, donde las estimaciones de MEDIA Salles están en 98,5 millones de espectadores, con una disminución de aproximadamente 12 por ciento respecto a 2016, lo que puede atribuirse en gran parte a la caída en el número de entradas vendidas por las películas italianas. De hecho, según cifras de Cinetel, la cuota de mercado del cine italiano cayó del 28,7 por ciento de 2016 al 18,3 por ciento en 2017.

El estudio de Media Salles ve en España una situación de estabilidad con 101,2 millones de espectadores, frente a los 101,8 millones de 2016 (-0,6 por ciento). Los resultados más positivos se observan en Alemania, donde las estimaciones de Media Salles reflejan 123 millones de espectadores, lo que significa un aumento del 1,6 por ciento, y en Reino Unido, que gana más de 2 millones de espectadores (+1,4 por ciento), una vez más cruzando el umbral de los 170 millones de espectadores.

También registra signo positivo Holanda (+ 5,3 por ciento), con cerca de 36 millones de espectadores y continúa una tendencia que ha llevado a duplicar sus ingresos desde mediados de los años noventa. También aumentó en 2017 el público en los cines de Portugal (+ 4.4 por ciento) e Irlanda (+ 2.1 por ciento), ambos países con cifras que no habían logrado superar desde 2011. Portugal concluye más allá de la marca de 15 millones de espectadores e Irlanda por encima de los 16 millones. Finlandia también registra una tendencia positiva, donde las estimaciones indican un aumento de alrededor del 3,6 por ciento. La estabilidad es la tónica en Suiza donde, según las cifras disponibles hasta la fecha, su resultado el año pasado es similar al de 2016 (13,5 millones de espectadores), también en Bélgica, mientras que Grecia la cifra de espectadores aumentó un 0,7 por ciento.

En el otro extremo, la audiencia cinematográfica disminuyó en Austria (-1,9 por ciento según las estimaciones de Media Salles), también en Suecia (-3 por ciento), Islandia (-3,4 por ciento) y Dinamarca (-3,8 por ciento). En Noruega se produce una caída más pronunciada, lo que significa que no repite el excelente resultado de 2016 (13,1 millones de espectadores), ahora cerró 2017 con aproximadamente 11,8 millones, con una caída del 10,3 por ciento. Por su parte, en el pequeño mercado de Liechtenstein las entradas vendidas se redujeron un 17,6 por ciento.

Por otro lado, los países de Europa Central y del Este, además de la Cuenca Mediterránea logran una tasa de crecimiento global del 10,1 por ciento, lo que quiere decir que el público aumenta en casi todas partes, aunque en diferentes grados. Entre los territorios que aumentaron por encima de la media está Serbia (+ 27.7 por ciento), seguido por el gran mercado de Turquía, cuya cifra de espectadores superó el umbral de los 70 millones por primera vez (concretamente 71,2 millones), con un aumento de un 22,1 por ciento respecto a 2016. Este importante crecimiento está muy relacionado con la apertura de nuevos cines. También registra un crecimiento excepcional la República Eslovaca (+18,1 por ciento), mientras que contabilizan aumentos más cercanos a la media Lituania (+10,7 por ciento) y Rusia, que aumentó su público cinematográfico un 9,8 por ciento, hasta  213,6 millones de espectadores. Rusia se convierte así en el principal mercado cinematográfico del continente, superando a Francia por primera vez.

En  Polonia el crecimiento fue del 8,7 por ciento e incluso mejoró el excepcional resultado obtenido en 2016. También incrementaron su cifra de espectadores Rumanía (+ 7,4 por ciento), un crecimiento ininterrumpido desde 2007, Estonia (+ 6,7 por ciento), Croacia (+ 5.7 por ciento) y Hungría (+ 2.1 por ciento) con 15 millones de espectadores, un resultado que no se había obtenido desde principios de siglo.

Más o menos estables permanecen los mercados cinematográficos de Bulgaria (-0,2 por ciento) y Chipre (+ 0,7 por ciento), mientras que se aprecian leves tendencias negativas en Eslovenia (-1,4 por ciento), Letonia (-1,6 por ciento) y la República Checa (-2,5 por ciento). Este último país, sin embargo, permanece por encima de los 15 millones de espectadores que logró en 2016.

Por primera vez, las estadísticas de MEDIA Salles también presentan cifras de Georgia, Ucrania y Montenegro, todo territorios en los que aumentó la cifra de espectadores en 2017, un 12,4 por ciento, 3,4 por ciento y 2,4 por ciento, respectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*