Los festivales de San Sebastián, Sevilla y Sitges apuestan por el dramanagement

José Luís Rebordinos, José Luís Cienfuegos y Àngel Sala, directores de los Festivales de Cine de San Sebastián, Sevilla y Sitges respectivamente, acaban de anunciar la nueva sección de cine y empresa que este año incorporarán en sus ediciones.

José Luis Cienfuegos, Ángel Sala, José Luis Rebordinos y Corbeta
José Luis Cienfuegos, Ángel Sala, José Luis Rebordinos y Sergi Corbeto.

El cine para empresas o dramanagement es un nuevo formato audiovisual en el que se utiliza toda la potencia narrativa del cine para ayudar a las empresas a transmitir mensajes de manera más emocional y memorable. Se trata de una nueva herramienta al servicio de la comunicación interna de las empresas, con clara vocación pedagógica, y sea para desarrollar talentos, reforzar mensajes corporativos, o transmitir la sensibilidad social y valores de las organizaciones.

“No somos una agencia de publicidad y el dramanagement no persigue potenciar marcas, sino que se trata de potenciar personas y transmitir valores internos de las empresas”, explicó Sergi Corbeto, socio fundador de Cookie Box, la consultora impulsora de la iniciativa que ya tuvo presencia en la pasada edición del Festival de San Sebastián.

Los directores de los festivales señalaron la absoluta necesidad, casi obligación que tienen como responsables, de apostar por la innovación, buscar nuevos tipos de cine, nuevos públicos, y por supuesto, nuevas vías de financiación. De ahí su apoyo a la iniciativa de Cookie Box y de ahí a expresar su apuesta por el cine de empresas abriendo una nueva sección en sus programaciones, abierta a cualquier empresa que realice este tipo de cine.

Concretamente, José Luís Rebordinos expresó que “buscamos nuevas fórmulas, y si hallamos una idea que acerca a las empresas al mundo del cine, bienvenida sea. Este tipo de cine tiene un largo recorrido y desde San Sebastián queremos estar ahí”.

José Luís Cienfuegos explicó como “cuando me hablaron del dramanagement, al inicio me pregunté cómo encajaba en el cine el lenguaje de las empresas; luego entendí que estamos obligados a reinvertarnos y a estar abiertos a nuevas disciplinas y nuevas formas de emprender. Con Cookie Box me interesó su ambición creativa, y finalmente, por supuesto apoyar la iniciativa”.

Àngel Sala terminó de concluir: “estamos obligados a crear vías de comunicación con las empresas; tradicionalmente desde el cine se ha dado la espalda a la industria y quizá si eso hubiera cambiado antes, el cine (y la cultura en general), no estaría ahora en apuros. Hay que revisar constantemente el Festival para no quedarnos encasillados. Si queremos que el cine tenga futuro, y queremos dar salida a jóvenes talentos, hay que apostar por la aplicación del cine a otros entendimientos; en este caso al lenguaje empresarial”.

Con dramanagement las empresas disponen de una nueva herramienta de comunicación más efectiva gracias al potencial del cine; el cine se nutre de nuevas experiencias, se dan oportunidades a jóvenes talentos y encuentran una nueva vía de financiación.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.