Los productores andaluces defienden la existencia de Canal Sur y apuestan por un diálogo para fortalecer el ente público

Publicado por

La Asociación de Empresas de Producción Audiovisual y Productores Independientes de Andalucía (AEPAA-APRIA) alzó la voz a mediados del mes de diciembre para recordar el papel de Radio Televisión de Andalucía en la región, después de que dirigentes políticos pusieran en duda su continuidad tras las elecciones en la comunidad autónoma.

Joaquín Durán, subdirector general de RTVA.

Ahora, con PP y Ciudadanos a punto de tomar posesión del gobierno andaluz con el apoyo de VOX y después de 40 años de socialismo, se podrían avecinar cambios en la radio televisión pública de Andalucía. Los dos partidos han incluido en su acuerdo la creación de un Grupo de Expertos para estudiar una posible renovación de Canal Sur y de las demás marcas de RTVA, con el fin de redimensionar el ente y de “garantizar su profesionalidad, imparcialidad, pluralidad e independencia del poder político”.

RTVA ha tenido un presupuesto de casi 163 millones de euros en 2018 y una plantilla de 1.462 trabajadores que requieren el 54 % del presupuesto.

Reproducimos a continuación el comunicado de AEPAA-APRIA del 13 de diciembre de 2018:

“La Asociación de Empresas de Producción Audiovisual y Productores Independientes de Andalucía (AEPAA-APRIA) quiere reconocer públicamente el gran avance legislativo que ha supuesto la aprobación unánime de la Ley de Cine de Andalucía y la Ley Audiovisual de Andalucía. El respaldo de todos los partidos políticos con representación parlamentaria debe representar una garantía de futuro para esta industria cultural que reúne tanto talento como satisfacciones nos proporciona, y que genera un nivel de riqueza y empleo nada despreciable.

Para garantizar la eficacia de las leyes aprobadas, queremos insistir en la necesidad de progresar sin demora en el desarrollo de los reglamentos de las mismas y en el urgente incremento de la dotación económica destinada a la producción audiovisual, de acuerdo con el fondo contemplado en la nueva legislación.

Por otra parte, pedimos la misma unanimidad entre nuestros representantes políticos para defender la RTVA, nuestra televisión pública, un instrumento estatutario esencial, recogido en las leyes anteriormente mencionadas, para garantizar, según la ley que la regula, la cohesión social y cultural de nuestra comunidad autónoma y el desarrollo del sector audiovisual. Una defensa que incluye la normalización institucional de acuerdo a la representación democrática, la independencia política de su estructura y su funcionamiento, y la suficiente dotación presupuestaria para atender los fines asignados.

No se comprende el ataque sistemático a la calidad de nuestra televisión, cuando el presupuesto que tiene para la parrilla se ha visto reducido en los últimos años en dos tercios, lo que a todas luces es insuficiente para poder hacer frente a las exigencias de la programación y la competencia en cuanto a calidad y audiencia.

Esa escasez presupuestaria es la que viene frenando, también, la urgente renovación tecnológica que necesita Canal Sur, cuyos equipos están prácticamente obsoletos, muy alejados de la línea de trabajo del sector.

Ante la crisis de la publicidad que afecta peligrosamente a las televisiones autonómicas, agravada por el abuso de posición dominante del duopolio televisivo que existe en nuestro país, la congelación de la cuantía de las aportaciones de la Junta de Andalucía al presupuesto de la RTVA solo puede garantizar más restricciones en calidad tecnológica y de contenidos, llevándose la parte del león los gastos generales, incluidos los de personal.

Por otra parte, pedimos a los representantes sindicales que presenten su perfil más dialogante para evitar que el conflicto se imponga a la negociación, en beneficio de todas las partes, recordando que la televisión pública de Andalucía es de todos los andaluces: trabajadores directos e indirectos, empresas productoras y de servicios, telespectadores y ciudadanos en general. No se trata de ningún club privado, sino de una institución pública que presta un servicio estratégico a nuestra Comunidad Autónoma, que genera empleo público y privado.

Canal Sur Radio y Televisión es una pieza fundamental en la estructura de la producción audiovisual de Andalucía, al igual que el resto de las televisiones autonómicas lo son de sus respectivos sectores. Junto a la Consejería de Cultura, el ICAA, las televisiones nacionales y la patronal audiovisual, representa uno de los pilares clave para el desarrollo de nuestra infraestructura técnica y humana, de nuestro talento creativo, que permite atender con un altísimo nivel todo tipo de producciones audiovisuales, tanto propias como foráneas.

En 2018 Canal Sur TV ha contratado con 52 productoras audiovisuales de Andalucía para realización de programas, documentales y películas de ficción, y con otras 130 empresas de servicios técnicos audiovisuales. Esta actividad, ha permitido la creación y mantenimiento de cientos de puestos de trabajo y ha generado una actividad económica valorada en decenas de millones de euros.

A su actividad productiva, Canal Sur TV aporta la difusión de las obras audiovisuales andaluzas en sus canales en abierto y a través de su canal internacional, internet y televisión a la carta.

Creemos que merece la pena trabajar por una televisión andaluza fuerte, independiente, que garantice sus objetivos fundacionales. Por nuestra parte, estamos dispuestos a colaborar en todo momento para facilitar todo lo que esté a nuestro alcance. Y para ello, ofrecemos y pedimos diálogo a los partidos políticos y sindicatos para abordar la problemática que afecta a la RTVA y estudiar las posibles soluciones que garanticen su futuro y el de la industria audiovisual de Andalucía.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.