Los productores quieren seguir siendo relevantes en el panorama audiovisual actual donde ganan poder las plataformas online

- Publicidad -

Cada año el subprograma MEDIA de Europa Creativa organiza en San Sebastián una nueva edición del European Film Forum donde se tratan temas que afectan directamente a la industria audiovisual en la UE. En su actualidad, la relevancia de los contenidos y el alto nivel de los ponentes reside el éxito de su convocatoria.

Este año en el abarrotado Salón de Actos del Museo San Telmo de San Sebastián se evaluó el nuevo modelo de financiación del cine y la importancia de la cooperación en toda la cadena de valor de la industria audiovisual europea, a todos los niveles, no solo desde el punto de vista de la propia financiación, también en la distribución y la promoción.

La sesión, que estuvo moderada por Rafael Lambea, director general de CREA SGR, tuvo un prólogo en el que intervinieron Emmanuel Joly, en representación del subprograma MEDIA de Europa Creativa, y Laoura Ntziourou, del Fondo Europeo de Inversiones. Lambea aseguró que “pocos sectores pueden transmitir mejor los valores de la Unión Europea que el audiovisual”. En este sentido, Joly instó a la industria audiovisual de cada país a presionar a los ministerios de Hacienda nacionales para que éstos a su vez fuercen a Bruselas a reforzar el programa Europa Creativa.

En el primer panel estuvo dedicado a las nuevas formas de financiación y nuevos modelos de colaboración. Laoura Ntziourou defendió la relevancia de un instrumento financiero para la industria cultural y creativa como es el Fondo Europeo de Inversiones, que ha apoyado a 1,5 millones de pymes europeas. Con un presupuesto de más de 2.000 millones de euros para todos los sectores, la industria audiovisual ha recibido ayudas por valor de 164 millones de euros en 11 países para apoyar más de 400 proyectos europeos. La inversión total ha sido de 598 millones de euros y CREA SGR ha sido la principal entidad gestora ya que a través de esta Sociedad de Garantía Recíproca española se han canalizado 117 millones de euros hasta la fecha.

El programa Europa Creativa de la Unión Europea lanzó en el año 2016 un instrumento financiero para facilitar la financiación a la industria cultural y creativa. La gestión se delegaba al Fondo Europeo de Inversiones (FEI), que a su vez firmó acuerdo con entidades financieras locales que hicieran llegar los préstamos a pymes del sector cultural. España fue el primer país en firmar el acuerdo con el FEI, en el año 2017 y un año y medio después, España es el país que concentra el 80 por ciento de los beneficiarios y el 72 por ciento del importe formalizado, en gran parte gracias al trabajo desarrollado por la Sociedad de Garantía Recíproca del sector cultural Crea SGR, la principal entidad española encargada de canalizar esas inversiones.

El año pasado España gestionó más de 300 operaciones por un importe de 74,7 millones de euros. El siguiente país por importe formalizado es Francia, con 45 operaciones, que representa el 11,7 por ciento del importe, y 14,5 millones de euros. Hasta el próximo año 2020, Crea SGR y las demás entidades españolas encargadas seguirán beneficiándose del Instrumento creado por la FEI, ofreciendo su capacidad de aval al sector cultural dentro de este programa de la UE.

El pasado 23 de enero de 2017, CERSA (Compañía Española de Reafianzamiento) adscrita a la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, y el Fondo Europeo de Inversiones (FEI) firmaban un acuerdo que movilizaba financiación por importe de más de 150 millones de euros en favor de las pequeñas y medianas empresas españolas de los sectores culturales y creativos.

Esta línea de 150 millones de euros solo para España era la primera que se firmaba en Europa dentro del programa de garantías de Europa Creativa, programa de la UE para el período 2014-2020 destinado a impulsar los sectores culturales y creativos. En las operaciones, la Unión Europea, a través del FEI, cubre el 70 por ciento del riesgo de la financiación concedida a las pymes de los sectores culturales y creativos para facilitar su acceso al crédito. Esto significa que si una entidad financiera concede un millón de euros, con la nueva linea CERSA asumiría 700.000 euros de ese riesgo en modo de aval.

No se trata, por tanto, de una línea de financiación directa o implementada través de una ayuda, sino que se instrumenta mediante avales con el objetivo de facilitar la financiación de las industrias culturales, para que las pymes culturales tengan más sencillo el acceso al capital que pueden ofrecer las entidades financieras, reacias muchas veces a conceder crédito a las industrias creativas, y que con esta medida, limitan mucho su riesgo.

Esta línea de financiación se implementa a través de las 19 Sociedades de Garantía Recíproca (18 de ellas multisectoriales) y sus 60 oficinas en toda España y en especial de CREA SGR, que canaliza el 80 por ciento de dicha línea. Para poner en valor el trabajo de las SGR que operan en España, el importe formalizado por todas ellas en 2016 fue de más de 1.000 millones de euros, con más de 18.000 proyectos financiados y 123.000 socios.

Una de las intervenciones más celebradas del primer panel fue la del productor y director español Álvaro Longoria, en calidad de presidente del Club de Productores Europeos. Logoria señaló que una de las principales preocupaciones de los productores ante el nuevo modelo de financiación del cine es que su papel siga siendo fundamental como lo ha sido hasta ahora: “no queremos ser irrelevantes en el panorama actual de producción en el que hay una integración vertical por parte de las plataformas que quiere minimizar nuestra figura”. El socio de Morena Films explicó que hasta ahora los productores han venido desarrollando, financiando y ejecutando las obras audiovisuales y que para seguir siendo relevantes e indispensables deben centrarse sobre todo en desarrollar y ejecutar, porque a su juicio a las plataformas solo les interesa tener el producto. “Tenemos que centrarnos en hacer buenos productos porque lo que no se puede sustituir es el buen gusto, el algoritmo de los nuevos agentes no tiene gusto”, apuntó Longoria.

La intervención de Denis Février de Polkatulk y Scenso.tv giró en las herramientas basadas en Blockchain para productos culturales. Février explicó que en su caso se trata de un libro de cuentas transparente y encriptado que no puede falsificarse y es accesible a todos. Permite hacer seguimiento de ingresos, propiedad intelectual, coproducciones… “En la misma plataforma Blockchain podemos estar con nuestra competencia pero eso no quiere decir que todos nuestros datos estén a su disposición”, afirmó.

‘O que arde’

El primer panel del European Film Forum lo cerró el productor español Xavier Font de Miramemira, que contó todo el proceso de financiación del filme ‘O que arde’ de Oliver Laxe. Partiendo de 210.000 euros aportados por AGADIC y otros 60.000 euros de la Televisión de Galicia se llegó a un presupuesto de 1,2 millones de euros. Se lograron aportaciones del Concello de Navia, la Diputación de Lugo, Gobierno de Asturias, 60.000 euros entre las tres instituciones, una coproducción con Francia que sumaron cantidades de 90.000 y 120.000 euros, una ayuda de 200.000 euros del fondo Eurimages, aportaciones de una empresa de Luxemburgo coproductora, también 100.000 euros de la distribuidora Pyramid, otros 60.000 euros de la televisión vasca, 100.000 euros de las ayudas generales del ICAA y la compra derechos de antena de por parte de TVE, entre otras fuentes de financiación.

‘O que arde’  del cineasta gallego nacido en París Oliver Laxe (1982) obtuvo el Premio del Jurado en Un Certain Regard y el Premio a la Mejor creación sonora. Es una coproducción de Miramemira (España), 4A4 Productions (Francia), Kowalski Films (España) y Tarantula (Luxemburgo). La película recibió 103.654 euros en las ayudas selectivas del ICAA del pasado año. Cuenta también con el apoyo de AGADIC – Xunta de Galicia, CNC, Cineworld por Film Fund Luxembourg, Eurimages, TVG, ETB y Diputación de Lugo. Su estreno en salas está previsto para finales de 2019, con distribución de Numax.

El segundo panel estuvo centrado en la codistribución y la coproducción como un entorno de colaboración más competitivo que puede ayudar notablemente a los proyectos europeos a incrementar sus audiencias internacionalmente, a través del apoyo de los fondos de coproducción. Intervineron Roberto Olla del fondo Eurimages, Mathieu Fournet del CNC – Aide aux Cinemas du Monde y Paula Gastaud de Sofa Digital. Finalmente, Thimothée Prudhomme de la productora francesa Playtime, analizó la producción del filme ‘Grâce à Dieu’ de François Ozon.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.