Los temáticos de pago se ponen en valor frente a la feroz competencia de las OTTs

Los canales temáticos de televisión de pago, al menos los 35 que componen la asociación Conecta, se han puesto en valor en su primera jornada celebrada en Madrid. Carolina Godayol, directora general de The History Channel Iberia y presidenta de Conecta desde hace un mes, inauguró una sesión en la que se registró lleno total y a la que asistieron, además de los socios, múltiples plataformas y anunciantes.

La fragmentación de la audiencia es cada vez más palpable y de eso saben mucho canales como FOX, Odisea o TCM. Desde hace 25 años la televisión de pago está disponible en España con una oferta de nicho y hoy en día, tras ser bien azotada por la última crisis económica, cuenta con más de 6 millones de abonados, un hito que ha impulsado esta I Jornada Conecta. La asociación se puso en marcha en 2007 y reúne las señales producidas por AMC, Discovery, FOX, HEARST Corporation, NBC Universal, Sony, The History Channel Iberia, Disney, Turner y Viacom en España.

La sesión se antoja más que necesaria en el escenario actual de la industria audiovisual española. La entrada de Netflix, HBO y Amazon ha revolucionado el concepto de contenidos premium con nuevos títulos y también nuevas tarifas. Claramente, estas multinacionales representan una seria amenaza para las plataformas de distribución más tradicionales, es decir, para Movistar, Vodafone, Orange, Euskaltel, R e incluso para los cableoperadores locales. Por ello, Conecta destacó en la jornada de ayer la necesidad de un marco regulatorio justo e igualitario, que llegaría con la revisión de la directiva europea a finales de este 2018: “Todos confiamos en que esa nueva ordenación, nos facilite bases seguras, desde un escenario sólido, de libre y justa concurrencia, en el que nuestros productos compitan, en igualdad de condiciones para todos” aseguró Godayol en nombre de todos los socios. Entre los detalles que se preparan desde Bruselas destaca el hecho de que estos nuevos agentes estén obligados a contar con un 30 % de obras europeas en sus catálogos y de que, incluso, tengan que destinar un porcentaje de sus ingresos a producción de obras europeas, tal y como deben cumplir los socios de Conecta.

El informe prevé que en 2021 se alcance el 41 % de penetración en los hogares españoles, a partir del 33 % registrado en 2016.

Conecta y Deloitte presentaron un informe elaborado por la consultora y presentado por Concha Iglesias, socia responsable de los sectores Media & Entertainment y Tecnología de Deloitte España. En él se pone de relieve la curva ascendente que los canales de pago están viviendo en España, tanto en audiencia, como en penetración y en ingresos. Se trata de un sector que, entre empleos directos e indirectos, da trabajo a unas 1.200 personas, que ha contribuido con 48 millones de euros a la producción de obras europeas en 2015 y que invertido en 3.000 horas de contenidos propios.

Informe Conecta 2018 – La televisión de pago en España

Extracto del informe de Deloitte.

Según el informe, nutrido con datos de CNMC, Kantar, Barlovento Comunicación o IAB, la televisión de pago representa más de un tercio de los ingresos del sector televisivo en España y los millennials son uno de los pilares de audiencia. Ese grupo demográfico que tanto preocupa a todo aquél que esté en la creación de contenidos audiovisuales, dado que, si bien son capaces de pasarse el día pegados a una pantalla, los millennials traen gustos muy distintos a los que la televisión viene saciando en sus más de 90 años de historia.

‘The Good Doctor’ en AXN, serie con mucho público joven.

Deloitte destaca que el 14 % del consumo total televisión viene de los millennials, que el 63 % de este grupo demográfico ve la televisión diariamente y que se pasa hasta 2 horas y 40 minutos al día frente a la pequeña pantalla. Afortunadamente para los canales que componen Conecta, los temáticos de pago son la tercera opción para los millennials, sólo por detrás de Telecinco y Antena 3.

Los retos a los que se enfrentan los temáticos de pago no son menores: aumentar la penetración, la cuota de pantalla, luchar por una regulación justa y mejorar la medición de la audiencia, más ahora que el consumo bajo demanda está a la orden del día. Sin olvidar la lacra de la piratería, que sigue haciendo de las suyas, a pesar de que se observa una mayor propensión entre los españoles a pagar por contenidos audiovisuales.

A estos retos, habría que sumar la adquisición de derechos de producciones ajenas, un terreno cada vez más feroz y disputado, así como la producción propia más ambiciosa, al estilo de la tercera temporada de ‘Vis a vis’ que estrena FOX el próximo 23 de abril. Y en este campo tiene mucho que ver la nueva medida puesta en marcha el pasado 1 de abril por la que los usuarios de plataformas nacionales pueden disfrutar del acceso en los demás países de la Unión Europea, sin estar sujetos nunca más al geobloqueo de los contenidos y siempre que sea de manera temporal, por ejemplo, por viaje de negocios o de vacaciones. Habrá que esperar a ver cómo afecta este logro para los ciudadanos a las negociaciones entre distribuidores y proveedores de contenidos.

Durante la I Jornada Conecta, se celebraron varias mesas redondas en las que se destacó la calidad y la variedad de los contenidos que ofrecen los canales temáticos de pago. Las series y el cine siguen siendo los géneros preferidos por la audiencia española, sin perder de vista el éxito de las emisiones deportivas, principalmente el fútbol. Precisamente en torno al deporte rey está una de las principales cuestiones de la televisión de pago: la adquisición de los derechos de la Liga Española y de la Champions, en manos de Mediapro y con un elevado precio que ninguna plataforma está dispuesta a pagar.

 

La secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez, clausuró las jornadas destacando el crecimiento de televisión de pago en España y el cambio de hábito del espectador. “El consumo se está diversificando y adaptando a las tecnologías, nuevos formatos y nuevos actores. Asistimos a una revolución imparable que aún no somos capaces de vislumbrar en toda su extensión”.

-Publicidad-