Mabel Klimt: “La nueva Orden ministerial de ayudas al cine debe publicarse ya sin dilaciones, para dar seguridad al sector”

Publicado por
Mabel Klimt, socia del área de Cultura, Deporte y Entretenimiento de Andersen Tax & Legal

La nueva Oden de ayudas al cine está cerca de ver la luz, pero mientras tanto el sector está inquieto porque las convocatorias de ayudas se están retrasando. El pasado martes 12 de junio se celebró la jornada ‘Ayudas a la  producción audiovisual: financiación pública y capital privado’.

Durante la jornada, Patricia Motilla y Mabel Klimt, socias del área de Cultura, Deporte y Entretenimiento de Andersen Tax & Legal, explicaron los requisitos para acceder a las ayudas públicas del ICAA, pendientes de aprobación y sujetas a los Presupuestos Generales del Estado (PGE). También participaron en el acto Munesh Melwani, socio director de Cross Capital, Pedro Martín, director de Audiovisual y Cultura de Crea SGR, Gregorio Herrera, director de área Dunas Real Assets, e Ignacio Roig, CFO de Inverseguros, junto a más de 80 representantes del sector audiovisual.

La jornada ‘Ayudas a la  producción audiovisual: financiación pública y capital privado’.

Klimt explicó las novedades en los requisitos para acceder a las ayudas del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), tanto generales como selectivas. También comentó que se espera que, tras el cambio del Gobierno, la Orden por la que se establecen las bases reguladoras de las ayudas previstas en el Capítulo III de la Ley 55/2007, de 28 de diciembre, del Cine, continúen su tramitación hasta su aprobación.

Por su parte, Patricia Motilla se refirió a las Agrupaciones de Interés Económico (AIEs) como estructura para la financiación de un rodaje y ha apuntado que se trata de un instrumento financiero que otorga seguridad jurídica tanto a los inversores como a los productores. Finalmente, los representantes de Cross Capital, Crea SGR, Dunas Capital e Inverseguros explicaron los beneficios otorga al capital privado la financiación de producciones audiovisuales, al tratarse de una inversión segura y rentable que cada vez cobra mayor fuerza. Mabel Klimt explicó a Audiovisual451 las novedades que introduce la Orden de ayudas al cine y valoró el alcance de la demora de su publicación.

Audiovisual451: ¿Cuáles son los principales cambios introducidos?

Mabel Klimt: “El borrador disponible ha sido fruto de una larga negociación, iniciada a instancias de la administración por la experiencia previa de las convocatorias de 2016 y 2017 y con el necesario balance de la industria, que necesita que la convocatoria sea un instrumento claro, de cara a la planificación de su actividad futura. Esperamos que los responsables del nuevo gobierno rematen ya la tarea, publicando la normativa cuanto antes. Los cambios principales afectan a múltiples aspectos, desde los requisitos para la obtención del certificado cultural (que se vuelve más restrictivo) hasta los esquemas de puntuación (que han sido de los temas más debatidos) pasando por el método de valoración de la experiencia previa del productor”.

A451: ¿Cómo afecta la nueva orden a las coproducciones internacionales con Iberoamérica y el resto del mundo?

M.K: Las coproducciones con Iberoamérica fueron las grandes perjudicadas en la redacción anterior (aún vigente) de la normativa. Se trata normalmente de coproducciones mayoritarias para España y con un presupuesto reducido, así que es normal que esta nueva normativa reconsidere este tema. Es posible que aún así sea complicado que puedan resultar beneficiaris de ayudas públicas en el contexto actual, pero sin duda merecen esa reconsideración”.

“En cuanto a las coproducciones con otros países, las más interesantes en este momento son las coproducciones con europeos, dado que esa circunstancia incrementa el porcentaje de ayudas de Estado que pueden utilizarse en la financiación del proyecto, lo que facilita la conciliación entre las ayudas públicas directas y los incentivos fiscales disponibles. Tema a seguir muy de cerca será el ‘Brexit’ y la coproducciones con Reino Unido, que de momento presentan incógnitas”.

A451: ¿Cómo quedará reflejado el papel de nuevos agentes como Netflix o HBO en la nueva normativa?

M.K: “La normativa ahora vigente no era clara sobre la puntuación a aplicar en caso de que un proyecto contase con estos operadores. La normativa en proyecto lo aclara, de manera que ahora la puntuación a aplicar a esos proyectos puede llegar a ser decisiva”

Finalmente, el hecho de que todavía no se haya dado luz verde a la nueva orden está retrasando la salida de las convocatorias de ayuda ¿cómo está afectando esto al sector y qué medidas habría que tomar para que esta situación no se alargue más de la cuenta y acabe afectando directamente a los planes de producción de los productores?

M.K: “Entiendo que la administración haya demorado la salida de la normativa, porque se trata de temas muy complejos, muy de detalle, que cuanto más tiempo se tenga para valorarlos y consensuarlos con el sector, mejor será el resultado final. Dicho esto, por más que la administración hubiera publicado ya la orden ministerial, existe un problema coyuntural que es la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, que sigue en tramitación parlamentaria y sin cuya aprobación las ayudas generales del ICAA no pueden publicarse (faltaría dotación presupuestaria). Pero la realidad de la producción no entiende de calendarios de publicación de ayudas y hay algunas producciones que se encuentran en momentos críticos y que, si no se atajan los problemas y se planifica adecuadamente, considerando todas las posibles opciones, pueden pasarlo mal. Pensemos en películas con rodajes en marcha, o con inversores interesados en entrar con los que no es posible cerrar negociaciones porque las cifras no están cerradas o aquellos bloqueados en el cierre de fechas de estreno… se tiraron a la piscina y ahora no saben si cuando terminen de caer va a haber agua o no”.

Patricia Motilla y Mabel Klimt.

“La nueva administración tiene un gran desafío por delante a este nivel. La nueva orden ministerial debe publicarse ya sin dilaciones, para dar seguridad al sector y permitir que aborden con normalidad el segundo semestre del año. Para las producciones de autor y con pequeño presupuesto, porque la publicación de la nueva orden puede y debe venir acompañada de la convocatoria de las ayudas selectivas (que aún en prórroga de presupuestos si contarían con dotación económica para convocarse, al menos según la información de que dispongo). Estas ayudas llevan un proceso de valoración muy largo, que luego se complementa con un período adicional de presentación de proyectos definitivos y sería importante que dicho proceso se abordarse cuanto antes, para que puedan formalizarse los primeros pagos antes del final del ejercicio.

“Para las grandes producciones, aún sin dotación presupuestaria, también es importante la publicación de la nueva orden ministerial. La seguridad jurídica que da la publicación de la normativa permitirá dar tranquilidad a muchos inversores, que decidirán su inversión en ese segundo semestre del año. Eso sin perjuicio de que, evidentemente, sea más que deseable que termine el trámite de presupuestos y las ayudas generales también se convoquen”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.