Madrid presentará oficialmente su Film Office en el próximo Festival de Málaga y confirma su apuesta por el cine documental

En octubre de 2016 el Área de Cultura y Deportes del ayuntamiento de Madrid presentaba los planes para el impulso del sector audiovisual en la ciudad, una estrategia vertebrada sobre cuatro ejes de actuación: ‘Madrid, ciudad de festivales’, ‘Madrid, plató de cine’, ‘Madrid, ciudad de creadores’ y ‘El cine llega a los barrios’.

El presupuesto para llevar a cabo este ambicioso plan se triplicó en 2017, pasando de 400.000 euros a 1,2 millones. Lola Salvador, directora artística de Cineteca y responsable de las políticas audiovisuales del consistorio madrileño, señalaba entonces que: “lo más destacable es la voluntad del Ayuntamiento de Madrid de hacer algo que la ciudad y el cine se merecen. Madrid es un enorme centro de profesionales, el mismo hecho de que no hubiera una Film Office en Madrid era algo incomprensible”.

Aunque los tiempos no siempre son los deseados y adecuados, según ha podido saber Audiovisual451, Madrid Film Office está ultimando sus últimos detalles para poder presentarse oficialmente en el Festival de Málaga 2018. Esto no significa que los servicios a rodajes audiovisuales hayan dejado de ofrecerse durante todo el tiempo en el que la capital ha carecido de la figura oficial de la Film Office. De hecho, la oficina ubicada en la Plaza Mayor ha seguido con todo el cometido burocrático e incluso, en breve, tiene previsto dar servicio a una gran producción internacional. “Tenemos ya una imagen corporativa y estamos ultimando la web, además de los detalles de la figura jurídica de la Madrid Film Office. Nuestra idea es presentarla en el próximo Festival de Málaga”, ha asegurado Lola Salvador a Audiovisual451.

Lola Salvador y el equipo de Cineteca han hecho balance de este último año del emblemático espacio cultural de la capital que se ha convertido en un verdadero templo para el cine de no ficción: “El documental es el cine más interesante que se está haciendo en los últimos 30 años”, ha comentado Salvador.

El 1 de octubre de 2016, Lola Salvador asumió la dirección artística de Cineteca con los siguientes objetivos: potenciar Cineteca como espacio público de exhibición, apoyar a los festivales de cine de la ciudad y facilitar recursos a los creadores. Con este propósito, a lo largo de 2017 Cineteca ha abierto sus puertas los 365 días del año y ha duplicado el número de sesiones con respecto al año anterior, pasando de 660 en 2016 a 1.360 en 2017, lo que se ha traducido en casi el doble de espectadores (de 49.254 en 2016 a 93.291 en 2017), una dinámica que se repite en lo que respecta a los festivales de cine y muestras cinematográficas: en 2017 se han programado 377 sesiones (frente a las 188 de 2016) y han acudido 26.970 espectadores (frente a los 16.935 espectadores de 2016).

También se ha buscado la optimización del uso de los espacios de Cineteca con la apertura en el Archivo de Cineteca de una zona permanente de fondos bibliográficos especializados en cine –en colaboración con El Grifilm Librería–, lugar en el que además se han llevado a cabo diversas exposiciones y por el que han pasado 30.470 visitantes entre mayo y diciembre. Además, el Plató de Cineteca ha pasado a convertirse en una sala de proyección estable con cerca de 200 sesiones entre mayo y diciembre de 2017. Actualmente, este espacio se encuentra en proceso de remodelación con el objetivo de transformarlo en una de las salas más punteras del panorama madrileño y acoger tanto programación de ficción independiente como de nuevos formatos documentales.

Lola Salvador

Entre las novedades incorporadas el pasado año destaca la posibilidad que se ha abierto a los jóvenes de acceder gratis a todas las sesiones de programación propia de Cineteca. Esta iniciativa, que se puso en marcha en octubre de 2017 y funciona también en Naves de Matadero, Teatro Español, Teatro Fernán Gómez, Conde Duque y Teatro Circo Price, está dirigida a los madrileños y madrileñas de entre 16 y 26 años. Los interesados en disfrutar de esta ventaja solo tienen que obtener JOBO (Joven Bono Cultural), a través de la web www.madridcultura.es/jobo  o presencialmente en la Casa de la Panadería de la Plaza Mayor, de 9 a 21 horas.

La nueva dirección artística ha continuado la línea de trabajo de los equipos anteriores apostando por mantener Cineteca como un referente en la exhibición y apoyo al cine documental, con más de cuarenta estrenos de títulos nacionales e internacionales y retrospectivas que han ido desde el cine documental ucraniano más actual a los trabajos más emblemáticos del documental iberoamericano de los últimos sesenta años y el homenaje a escuelas emblemáticas como la EICTV. También por Cineteca han pasado más de una veintena de destacados cineastas como Pamela Yates, Michael Chanan, Arantxa Aguirre o Guillermo García López y grandes figuras como Víctor Erice, Alain Bergala, Luis Ospina, Roberto Perpignani, Asghar Farhadi, Juan Mariné o Volker schlöndorff, entre otros.

Durante el pasado mes de agosto y en las fiestas navideñas, temporadas en las que tradicionalmente Cineteca no ofrecía programación, se han llevado a cabo campañas dirigidas al público familiar con la presentación de clásicos, cine mudo o películas de animación de Studio Ghibli, entre otros, con el propósito de ofrecer una alternativa de ocio de calidad a los madrileños además de la creación de nuevos públicos. Propuestas que han recibido la visita de más de 20.000 espectadores y han cosechado un gran éxito en redes.

Este mes de enero comienzan en Cineteca dos nuevos ciclos estables para las sesiones matinales de los fines de semana. Por un lado, Sábados cinéfilos, dedicado a los autores más transgresores del género documental. Se inicia con una retrospectiva del cineasta francés Jean-Gabriel Pèriot (sábados 13, 20 y 27 de enero) quien además estará presente en la sesión del día 20 de enero.

A esta retrospectiva le seguirán dos grandes nombres como Travis Wilkerson (sábados 10, 17 y 24 de febrero), cuya última película, ‘Did you wonder who fired the gun?’, tendrá su estreno en España en Cineteca tras pasar por el Festival de Gijón, y el cineasta belga Johan Grimonprez (sábados 17, 24 y 31 de marzo). Además, estas sesiones cinéfilas irán acompañadas de un aperitivo que los asistentes podrán canjear con su entrada en La Cantina tras la proyección.

‘Mi querida España’

Otra novedad son las Matinés de Cineteca proponen una programación familiar que busca inspirar la pasión por el cine a pequeños y mayores y que arranca el 14 de enero con una selección de cinco cortometrajes y dos largos de animación de Luca & Rita Films. Además, este mes de enero Cineteca trae por primera vez a España una retrospectiva completa del cine de vanguardia colombiano iniciado en los años 70, también conocido como Grupo de Cali (del 10 al 25 de enero), y retoma el exitoso ciclo de sesión doble Los lunes al cine con… que este mes homenajea a la actriz Ingrid Bergman (22 de enero) y al escritor José Luis Sampedro (29 de enero), sesión que incluirá un acto de firma de libros de su compañera y también escritora Olga Lucas.

A partir del 3 de febrero arranca otro ciclo estable para los sábados por la noche. Una programación hecha por jóvenes para jóvenes y que es resultado de la experiencia piloto CineZeta, jóvenes programando. Se trata de un programa que da la oportunidad a menores de 30 años de conocer de cerca el trabajo de los programadores de cine de una manera práctica mediante la programación de un ciclo mensual de películas con coloquios y que en febrero abordará temas de gran calado entre los jóvenes como el sexo, la identidad versus género o el cuerpo como herramienta de expresión con títulos como ‘Crudo’, de Julia Ducournau; ‘Tomboy’, de Cèline Sciamma o el documental ‘Angélica (una tragedia)’, de Manuel Fernández Valdés.

Por otro lado, y con motivo del aniversario del nacimiento de la radio escuela M21 y la celebración del día mundial de la radio, Cineteca ofrecerá un ciclo especial dedicado a la radio en el cine (del martes 13 al 16 de febrero) que incluirá una serie de talleres gratuitos y una clase magistral del periodista de Radio 3 Javier Tolentino.

En cuanto a los estrenos, Cineteca presentará ‘Ghost Hunting’, dirigida por el palestino Raed Andoni y ganadora del premio al mejor documental del Festival de Berlín de 2017, y las producciones españolas ‘Mi querida España’, película de la directora Mercedes Moncada que dibuja una historia de España a través de la voz y el universo del periodista Jesús Quintero, y ‘Los objetos amorosos’ de Adrián Silvestre,ganadora del premio Resistencias del Festival de Cine Europeo de Sevilla y Premio Rizoma 2017.

También en febrero, Los Encuentros Cineteca continuarán con su apuesta por la formación y las clases magistrales con profesionales del cine, una propuesta que desde que se inició en noviembre de 2017 ha contado con nombres como Fernando León de Aranoa, Luis Ospina, Asghar Farhadi e Isaki Lacuesta y que próximamente  traerá al director Alberto Rodríguez.

“Todo esto es posible porque ha habido más recursos para Cineteca y Documenta Madrid, no porque seamos más listos, pero tenemos que tratar que esta línea, que respeten la cultura”, ha señalado la cineasta Lola Salvador. Documenta Madrid, el festival internacional dedicado en exclusiva al cine documental, consiguió en 2017 un 30 por ciento más del presupuesto, que pasó de 228.000 euros a 300.000 euros.

La pasada edición de Documenta Madrid, la decimocuarta, estuvo dirigida por Andrea Guzmán y David Varela. A ella concurrieron 1.700 películas de un total de 112 países, 356 de las cuales eran españolas, récord histórico de participación. El nuevo equipo liderado por la gestora cultural y fundadora de la Asociación DOCMA, Andrea Guzmán, y el director de cine y programador, David Varela, creó además dos nuevas Secciones Competitivas divididas en las categorías de cortometrajes y largometrajes: la Competición Nacional y la Competición Fugas, esta última dedicada al cine más innovador y arriesgado. Otra de las novedades de esta nueva etapa fue la mayor dotación económica para los premios, que alcanzó los 45.000 euros, lo que supuso un aumento de 14.000 euros respecto a la edición de 2016. “La edición de 2018 está ya muy avanzada, llevamos trabajando en ella desde septiembre. Hemos recibido más de 1.500 obras y también está previsto crear este año nuevas secciones, así como aumentar las proyecciones en colegios”, ha declarado Varela, que también manifestó que la semana próxima se anunciaría una nueva actividad de industria que se llevará a cabo en el festival de documentales madrileño.

-Publicidad-