Mar Targarona regresa a dirección de largometrajes con ‘Secuestro’, la nueva producción de Rodar y Rodar

- Publicidad -

El pasado 2 de mayo comenzó el rodaje de ‘Secuestro’, la nueva película de la productora, actriz y directora Mar Targarona. Se trata de un thriller protagonizado por Blanca Portillo, Jose Coronado, Marc Domenech, Antonio Dechent, Vicente Romero, Andrés Herrera, Macarena Gómez, Nausicaa Bonnín, Daniel El Rojo, Paco Manzanedo, Raquel Pérez, Miguel Ángel Jenner, Ramon Fonstsere, Lluïsa Castell, Mercè Montalà, y la colaboración de José María Pou.
rodaryrodar-logoLa película, escrita por Oriol Paulo (‘El cuerpo’, ‘Los ojos de Julia’) y producida por Rodar y Rodar Cine, se rodará en distintas localizaciones de Barcelona y alrededores. La producción contará, además, con la fotografía de Sergi Bartroli, la dirección artística de Rosa Ros, el vestuario de Anna Güell  y la música de Marc Vaillo.

Mar Targarona vuelve a la dirección de largometrajes tras ‘Muere mi vida’ y el éxito de series como ‘Abuela de Verano y ‘Ojo por ojo’ y su faceta como realizadora de publicidad. Además, Mar es fundadora de la compañía Dagoll Dagom, directora de la Fundación Taller de Guionistas y productora ejecutiva de Rodar y Rodar, junto a Joaquín Padró.

Rodar y Rodar Cine (‘El orfanato’, ‘Los ojos de Julia’, ‘El cuerpo’) regresa al thriller tras su última producción, la comedia de Alfonso Albacete, ‘Solo química’, que llegará a las salas el próximo 24 de julio. ‘Secuestro’ cuenta con la participación de TVE y Televisión de Cataluña.

En la nueva película de Targarona, Patricia Lucas (Blanca Portillo) es una prestigiosa abogada, ve como su vida se convierte en una pesadilla cuando su hijo Víctor (Marc Domenech) desaparece del colegio sin dejar ningún rastro. Horas más tarde, el niño reaparece magullado y perlado en sudor, confesando que un hombre le ha intentado secuestrar, pero que ha logrado escapar. La policía se moviliza y tras una rueda de identificación con Víctor logran dar con el aparente responsable. Sin embargo, las pruebas no son suficientes, y el presunto secuestrador queda en libertad. Es entonces cuando Patricia, asustada y temiendo por su hijo, decide hacer lo que no ha hecho nunca: tomarse la justicia por su cuenta. Pero la situación se le escapará de las manos y las consecuencias de sus actos serán imprevisibles…

-Publicidad-

-Publicidad-