Movimiento Dante y los objetivos de la Agenda 2030: la ficción como herramienta para evitar el fin del mundo

Paloma Andrés Urrutia y Rhoda N. Wainwright, amigas desde la infancia, han apostado por lo verde. Fundadoras de la productora Fiction Changing the World, han ido más allá poniendo en marcha el Movimiento Dante, una corriente audiovisual para dar a luz ficciones con mensaje siguiendo los objetivos de la Agenda 2030.

Porque, aunque suene muy político, la Agenda 2030 tiene mucho que decir y mucho que ver con la vida de las personas. “Hace dos años Paloma me contó que existía la Agenda 2030 y de he reconocer que casi me explota el cerebro porque me estaba hablando de que existen unas metas para que la humanidad, básicamente, no se extinga y yo no me había enterado de nada” comenta Rhoda a Audiovisual451.

Paloma Andres Rhoda N Wainwright
Paloma Andrés Urrutia y Rhoda N. Wainwright.

Licenciada en Comunicación Audiovisual y después de haber trabajado en todos los puestos posibles dentro de una producción, Rhoda encontró el proyecto ideal para trabajar junto a su amiga de la infancia. “Estudié Psicología y me fui a vivir a Nicaragua ocho años” completa Paloma. “Me cambió por completo la percepción del mundo, pensaba en lo que en Nicaragua era un problema y en España no. Empecé a trabajar en el desarrollo sostenible, primero en el sector privado, pero siempre tenía en mente el trabajo de Naciones Unidas” añade.

Y así, se metió de lleno en esos diecisiete objetivos que la friolera de 193 países se marcaron hace ya cinco años, en 2015, al firmar la Agenda 2030, promovida desde Naciones Unidas: “Los objetivos persiguen la igualdad entre las personas, proteger el planeta y asegurar la prosperidad como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Un nuevo contrato social global que no deje a nadie atrás” se puede leer en la web de la Agenda 2030 del gobierno español.

La Agenda 2030 se puede resumir en “un nuevo contrato social global que no deje a nadie atrás”.

Que Rhoda viviera ajena a la existencia de este compromiso mundial no es nada raro, de hecho, en el CIS de 2019, el grado de conocimiento de la Agenda 2030 por parte de los españoles era sólo del 10 %. “Está claro que la ONU y las personas que estamos trabajando en esto no hemos sabido comunicar la existencia de este plan” asegura Paloma.

 

Movimiento Dante Agenda 2030

Movimiento Dante

Y así nace Movimiento Dante, una corriente que pretende hacer llegar al público masivo los mensajes de la Agenda 2030 a través de obras audiovisuales de ficción. “Muchos de los objetivos de la Agenda 2030 se han contado en forma de documental, pero hay buena parte del público que nunca vería un documental sobre el cambio climático. Sin embargo, el consumo de series y largometrajes de ficción está mucho más generalizado y a través de estos formatos podemos hacer llegar el mensaje de una forma masiva, “sin dejar a nadie atrás”” comenta Paloma.

“La ficción es la lengua vulgar del siglo XXI a nivel mundial.”

La elección de “Dante” para nombrar este nuevo movimiento audiovisual viene por el poeta Dante Alighieri, que decidió escribir ‘La divina comedia’ en italiano y no en latín, “porque, según él, la información importante tenía que ser trasladada al público en lengua vulgar. Por eso nosotras elegimos la ficción, porque es la lengua vulgar del siglo XXI a nivel mundial” añade la psicóloga.

“Pensamos que el lenguaje audiovisual es idóneo para dar a conocer estos objetivos al gran público” comenta Rhoda. Por eso, Movimiento Dante ha redactado un decálogo de diez puntos que se deben cumplir para que una obra audiovisual consiga el ‘sello Dante’, junto con los requisitos para clasificar una producción como sostenible. “Nuestro objetivo es que, cuando el espectador vea una “ficción Dante”, sepa que va a extraer ciertos mensajes importantes además de pasar un rato entretenido, no pretendemos hacerlo de manera subliminal, simplemente pretendemos que los proyectos incluyan una variable que le aporta valor añadido. También somos conscientes de que no todas las películas y series del mundo tienen que ser “Dante”, solo pretendemos ofrecer una selección de títulos que el espectador pueda elegir libremente y sabiendo de forma previa qué tipo de mensaje le va a transmitir esa obra” explica Paloma.

“Queremos crear un nuevo movimiento audiovisual para que sea más grande que nosotras.”

Para todo esto, Movimiento Dante cuenta con aliados como Aransay | Vidaurre, el bufete de abogados de Fernando Aransay y Borja Vidaurre, “enseguida les interesó el proyecto porque piensan que la sostenibilidad todavía no ha llegado al sector audiovisual. Creen que hay un nicho de negocio y que es necesario que el sector audiovisual se adapte a la Agenda 2030. Aransay | Vidaurre fue el primer contacto directo que tuvimos con el sector audiovisual desde Movimiento Dante” comenta Paloma.

El Movimiento también se ha dado a conocer entre empresas e instituciones, “sobre todo por la parte de sostenibilidad de los rodajes. Tanto el ICAA como la Academia de Cine y varias film commissions están trabajando en diferentes iniciativas y estamos en contacto permanente, de hecho hemos creado la Alianza para la Producción Audiovisual Sostenible con la participación de varias instituciones y productoras. Rhoda y yo somos las socias fundadoras y creemos que pronto podremos dar más detalles de los miembros y de demás socios fundadores” avanza Paloma. La Universidad Politécnica de Madrid y la Red Española de Desarrollo Sostenible son otras instituciones con las que colabora la iniciativa.

Y como no podía ser de otra manera, Movimiento Dante cuenta con expertos en múltiples materias para analizar cada proyecto. De hecho, propone que científicos y expertos trabajen en conjunto con los guionistas y creadores, “es una forma de que se retroalimenten y de que la comunidad científica haga llegar sus mensajes” comenta Paloma.

En definitiva, tal y como resume Rhoda “queremos crear un nuevo movimiento audiovisual para que sea más grande que nosotras. Hemos creados una metodología que combina entretenimiento con rigor científico y a la que se puedan unir cineastas, creadores, técnicos, productores, actores de todo el mundo para que sea un movimiento la más global posible. De hecho, estamos abiertos a todos aquellos que quieran convertirse en embajadores de Movimiento Dante.” Y Paloma añade: “Buscamos que el sector audiovisual se dé cuenta del potentisimo canal para el cambio que es, el hecho de que el público quiera escuchar tu mensaje que incluso esté dispuesto a pagar por ello no pasa en todos los sectores. Nuestro objetivo es que el sector audiovisual empiece a desarrollar políticas de Responsabilidad Social Corporativa que estén dentro de sus propias producciones, al menos en algunas de ellas.”

Movimiento Dante ha participado en la summit ChangeNOW de París y ha sido seleccionado para el SDG Global Festival of Action de Naciones Unidas, pospuesto por el coronavirus.

FCW en COP25

Hoy en día todavía es imposible hablar de producciones con ‘sello Dante’, “solemos poner como ejemplo la serie ‘Will y Grace’, existen estudios que demuestran cómo muchas personas cambiaron de opinión en torno a la homosexualidad después de verla” comenta Paloma. Las fundadoras de Movimiento Dante también mencionan el largometraje de Bollywood ‘Toilet’ (disponible en Netflix), una comedia romántica que ha conseguido que se hable en la India de la ausencia de cuarto de baño en muchos hogares, “allí tener cuarto de baño se considera estar en contra de los ancestros y esto supone un problema especialmente para las mujeres, que cada vez que quieren ir al baño tienen que adentrarse en un campo donde corren serio peligro de ser violadas. Es decir, hay un gran impedimento a la hora de construir un cuarto de baño a nivel de pura construcción, pero también hay un prejuicio cultural. ‘Toilet’ cuenta todo esto al más puro estilo Bollywood, con sus protagonistas guapos y sus bailes, de hecho, ha conseguido que en la India se hable de este tema.”

Proyectos propios desde FCW
“Nuestro objetivo principal es producir contenidos de buena calidad y que además transmitan este mensaje de valor añadido.”

Fiction Chaging the WorldAdemás de Movimiento Dante, Paloma y Rhoda han fundado Fiction Changing the World (FCW), una productora que ya tiene varios proyectos propios en desarrollo. “Todos ellos están presentados a convocatorias y a cadenas de televisión, creemos que la sostenibilidad ya está calando en la cabeza de los ejecutivos y de los productores y pensamos que ya ha llegado el momento de ir sacando nuestras biblias” comenta Rhoda.

Siguiendo un esquema de productora tradicional, FCW crea proyectos de ficción que cumplen el decálogo de Movimiento Dante. “Nuestro objetivo principal es producir contenidos de buena calidad y que además transmitan este mensaje de valor añadido” comenta Rhoda.

Uno de los proyectos que FCW tiene en desarrollo es la historia de unos ingenieros españoles que trabajan en el extranjero en un programa de alcance mundial contra el cambio climático. Según Paloma, “los personajes están especializados en energías renovables, lo hemos diseñado como una serie de aventuras, acción, romance, drama… con el fin de que se pueda convertir en la serie favorita del espectador y que transmita muchos mensajes sobre energías renovables de una forma orgánica, sin discursos de tres minutos de uno de los personajes sobre las ventajas de las energías renovables. Simplemente la audiencia verá cómo estos ingenieros tienen que ir resolviendo situaciones y obstáculos, como en cualquier otra serie.”

La productora también está trabajando en el desarrollo de otros proyectos relacionados con temas de la salud, uno de ellos centrado en el presente y otro que habla sobre los problemas de salud que pueden tener los seres humanos en el futuro si no empezamos a cambiar ya nuestra conducta, por ejemplo, en torno a los medicamentos.

Otro de los proyectos que tenemos en desarrollo habla de la sostenibilidad en general y de los objetivos de la Agenda 2030 en general.

Formación y asesoría para empresas audiovisuales

Una de las líneas de negocio de Fiction Chaging the World es la formación y la asesoría para empresas del audiovisual que quieran abordar esa transformación verde tan necesaria. “Estamos muy contentas con nuestra línea de formación, estamos teniendo una gran demanda de cursos” comenta Paloma.

La compañía intensificará su oferta formativa a partir del próximo otoño, “tendremos cursos sobre producción sostenible destinados sobre todo a directores de producción, así como otros cursos para formar a técnicos del audiovisual con el fin de que aprendan a hacer su día a día en los rodajes más sostenible” comenta Rhoda.

Además, dentro del Another Way Film Festival, FCW ofrecerá un taller de producción sostenible, “será a finales de octubre y todavía no sabemos si se celebrará en formato físico o por internet. No cabe duda de que hemos tenido que adaptar todos nuestros cursos para impartirlos online, contamos con webinars que cada usuario puede seguir de manera individual y también con cursos que se impartirán online pero con un mayor seguimiento entre alumno y profesor. El formato online nos ha permitido pensar en que nuestros cursos trasciendan la frontera española, de hecho durante el mes de junio hemos participado en un festival de Argentina” asegura Rhoda.

rodaje de la boda de rosa
Rodaje de ‘La boda de Rosa’.

FCW celebra también el cambio de mentalidad que empieza a cundir en la industria audiovisual, también española, “hemos asesorado a Tandem Films de Cristina Zumárraga para que el rodaje de ‘La boda de Rosa’ de Iciar Bollain redujera la huella de carbono. Por ejemplo, Fresco Films, la productora de ‘Juego de Tronos’, se ha preocupado también de ello cuando ha rodado en España” anuncia Paloma. “Creemos que el rodaje sostenible es una transformación que tiene que acometer el sector audiovisual de la misma manera que otras industrias se están adaptando al cambio” añade.

Lo siguiente será la introducción de la figura del eco-manager o eco-asistente, “se trata de una persona que está presente en el rodaje y que tiene la responsabilidad de que se tengan todas las medidas para la sostenibilidad, como por ejemplo, que haya todos los cubos necesarios para reciclar residuos” asegura Rhoda. Un nuevo perfil laboral que seguro atraerá especialmente a las generaciones más jóvenes.


El decálogo Dante
  1. Obras con vocación comercial y sostenibilidad económica. Obras con vocación de alcanzar al mayor número de espectadores posibles basándose en criterios de entretenimiento y divulgación.
  2. Público objetivo que abarque a toda la humanidad. Son obras para el gran público, aunque se podrá seleccionar una población objetivo específica para cada pieza si la temática lo exige o es mejor para elaborar el mensaje.
  3. Guiones estarán escritos con criterios de sensibilización social. Estos criterios han de estar directamente relacionados con los grandes retos de la humanidad definidos por las metas globales de Naciones Unidas y firmas de tratados internacionales mundiales. (En la actualidad, Objetivos de Desarrollo Sostenible de Agenda 2030, ODS)
  4. El mensaje último de las obras audiovisuales será constructivo e inspirador.
  5. Las piezas Dante tratarán sobre problemas humanos. La idoneidad de las fuentes documentales y los objetivos de sensibilización serán evaluados para garantizar un abordaje riguroso y que incluya a todos los grupos de interés.
  6. El género de las obras audiovisuales será el que mejor se adapte a las necesidades del objetivo a cubrir, siempre teniendo en cuenta el carácter de entretenimiento y divulgativo de la obra.
  7. Las obras audiovisuales pertenecientes al movimiento, llevarán asociado al proceso fílmico, en paralelo, un proceso de análisis del público alcanzado, en el que se medirá el impacto sensibilizador de la obra en cuestión.
  8. Las creadoras del Movimiento Dante coordinarán al Comité Científico que facilitará los indicadores y un plan de seguimiento marco que todos los proyectos que se sumen al movimiento deberán implementar.
  9. Las producciones de las obras Dante buscarán maximizar su impacto positivo y minimizar su impacto negativo en lo medioambiental, económico y social.
  10. De los beneficios de la obra audiovisual se destinará un mínimo del 0,7 % a proyectos relacionados con el sector en el que la pieza audiovisual busca tener un impacto positivo.
-Publicidad-