Navegando por el campo de minas del vídeo en el móvil

Por Steve Rotter, vicepresidente de Soluciones de Marketing Digital de Brightcove

A medida que  nuestras vidas digitales se vuelven más activas, ofrecer a los usuarios contenido relevante en el momento justo se convierte cada vez más en todo un arte. El 91% de los adultos afirma que mantiene sus smartphone al alcance de la mano, lo que quiere decir que el usuario de hoy en día está siempre conectado, esté donde esté e independientemente del dispositivo que esté usando. Esto hace que atraer y fidelizar clientes sea infinitamente más difícil. Entonces, ¿cómo pueden eliminar las marcas el ruido y obtener un verdadero retorno de sus inversiones?

smartphoneEs un secreto a voces que consumimos más información que nunca. El vídeo representará el 66% del tráfico de datos móvil en 2017, y el 40% del tráfico de YouTube proviene de dispositivos móviles, comparado con el 6% de hace tan solo dos años.

Además, crece el apetito por contenidos de vídeo de alta calidad e interesantes, que informan, enganchan y superan las limitaciones de las pequeñas pantallas. El 52% de los consumidores afirman que tras ver un vídeo de producto se reafirman en sus decisiones de compra, por lo que está claro que el vídeo se ha convertido en un componente esencial del marketing mix.

Convertir el vídeo en parte integral de la estrategia móvil sitúa a la marca en el centro de las dos mayores tendencias actuales: el vídeo digital y la movilidad

Convertir el vídeo en parte integral de la estrategia móvil sitúa a la marca en el centro de las dos mayores tendencias actuales: el vídeo digital y la movilidad. Sin embargo, incorporar el vídeo en la estrategia de marketing no es una garantía de éxito automática. La clave es dejar de pensar en el vídeo únicamente como herramienta de contenido y conocer cómo usarlo para acelerar los programas de marketing.

¿Por qué? Porque el marketing de vídeo inteligente genera atracción y, en última instancia, conversiones:

El video educa. No hay nada que presente el producto como lo hace el vídeo. Su capacidad para contar historias e informar sigue siendo inigualable, ayudando al usuario a conocer mejor un producto y a entender du atractivo. De hecho, el 66% de los consumidores vería un vídeo altamente informativo dos o más veces, lo que reafirma el valor que le dan al vídeo como recurso. A la hora de decidir si invertir en una estrategia de marketing en vídeo, hay que considerar que el consumidor de hoy en día es un comprador independiente que es 1,8 veces más proclive a comprar tras haber visto un vídeo de producto. Es algo muy potente.

  • El video reafirma. El marketing con vídeo da compradores más confiados, que saben que están tomando decisiones de compra adecuadas. Naturalmente, un cliente mejor informado se supone que hará la elección correcta. ¿Y cuál es el resultado? La capacidad de ofrecer una mejor experiencia al cliente, aumentar su satisfacción, ayudar a reducir los costes de gestión de devolución de productos y, en última instancia, aumentar la repetición de compra y la lealtad a la marca.
  • El video impulsa el gasto. La tasa media de clics de las campañas de vídeo móvil aumentó más de un 265% entre el cuarto trimestre de 2012 y el tercer trimestre de 2013, alcanzando el 13,64%. Estos datos son una buena prueba de que una estrategia eficaz de marketing de vídeo genera conversiones. Casi el 40% de los consumidores afirman que el vídeo aumenta las posibilidades de que hagan una compra desde su dispositivo móvil.
  • El video aumenta el alcance. El vídeo es especialmente eficaz para llegar a dos audiencias por las que pelean duramente las marcas: los usuarios móviles y los millenialls. Aquellos que tienen entre 18 y 34 años son dos veces más propensos que otros grupos de edad a confiar en que el vídeo les ayude a elegir entre marcas y la ventaja del móvil es que puede llegar a esas audiencias al momento, particularmente en los momentos del día en los que el móvil se convierte en su dispositivo principal y centra su atención. Más de la mitad de los usuarios de transporte público de Reino Unido, por ejemplo, ven vídeos a través de sus dispositivos móviles, y el 79% de la gente utiliza su móvil para ver vídeos cuando está fuera de casa.

El vídeo móvil ofrece algo más que entretenimiento. Para las marcas, genera un interés real por parte de los clientes que les ayuda a mantenerlos informados y satisfechos, generando además conversiones. Los datos hablan por sí mismos. Los negocios minoristas que sacan partido al vídeo han aumentado sus ventas un 40%. Y el éxito reside en pensar en todas las distintas vías que puede utilizar el vídeo durante el proceso de compra.

Las marcas son cada vez más conscientes de que el marketing de vídeo no consiste en genera visualizaciones porque sí. El verdadero valor estratégico del vídeo está en poner el ojo en los indicadores que importan realmente.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.